La Ciudad

Vecinos de calle 12 de Octubre al 600 piden una respuesta del Municipio por la falta de servicios

web_reclamo

Vecinos de la calle 12 de Octubre al 600, entre O’Higgins y Paraguay, del barrio Villa Cordobita, alzaron su voz para reclamar al Municipio las obras de cordón cuneta, cloacas, luz y gas, sobre todo, teniendo en cuenta que justo enfrente de sus casas se encuentra el barrio del Procrear, cuyos adjudicatarios ya cuentan con todos los servicios. “Nos sentimos totalmente discriminados”, expresaron.

Se trata de seis familias que hace 12 años que viven en esa zona y que, cansadas por la falta de respuestas, decidieron contactarse con El Eco de Tandil para dar a conocer su situación.

Viven justo enfrente a las manzanas donde se levantan 60 viviendas de los beneficiarios de la línea compra de terreno más construcción del programa nacional.

Rocío Montoya, una de las vecinas, explicó que puntualmente están reclamando al Municipio que realice las obras de cordón cuneta, cloacas, luz y gas. “Todos los servicios que cualquier ciudadano se merece tener”, afirmó.

Advirtió que hace tiempo ya que vienen pidiéndolos, “molestando” a través de distintas cartas que entregaron en mesa de entrada del palacio municipal, y que aún no han tenido respuesta.

Volvió a reclamar entonces por una solución, sobre todo, teniendo en cuenta que “hace ya dos años que se empezó a armar el barrio del Procrear y ellos tienen todo. Si ven de mi casa hacia enfrente, las familias tienen cordón cuneta, gas, cloacas, todo, y nosotros nada”, planteó.

Por su parte, su vecino Claudio Wander detalló que cuentan solo con agua en sus domicilios. “Sobre la luz, nos trajeron palos y los pusieron mal. Cuando tiene que haber cuatro por media cuadra, hay dos solamente. Tenemos tendidos de cables de 50 metros de largo. El resto nada”, aseguró.

web_reclamo 1

Reconoció que, cuando se comenzó a alzar el barrio del programa nacional, pensaron que iban a ser incluidos, al menos en el cordón cuneta y las cloacas, pero no fue así. “Lo más importante son las cloacas porque vivimos en sierras. Pensamos que íbamos a tener conexión con el barrio, pero fueron hechas en ramales en líneas que no pasan por nuestras casas”, describió.

A ello se le suma que tampoco tienen gas, que “llega hasta la esquina solamente”, dijeron, y las obras –aclararon- se realizaron de una manera en la cual ellos no pueden conectarse a la red instalada.

Sin respuestas

Concretamente, confirmaron que son seis familias las que se encuentran en esta situación y que ya fueron varias veces a reclamar al Municipio. “La última vez fue hace quince días. Me acerqué para pedir el cordón cuneta y me dijeron que todavía no había planes para hacerlo”, relató Montoya.

Consultó entonces en cuánto tiempo podía volver a pedirlo y le dijeron que recién el año próximo. “No tengo problema en seguir insistiendo hasta que lo hagan, pero no es una respuesta la que me dio. Podría haberme dicho: `hacemos una nota, vemos qué se puede hacer, quedate tranquila´”, expresó.

Mientras tanto, la vecina advirtió que “el agua baja como nada, rompe la calle, no se puede entrar con el auto, a todos nos pasa lo mismo”.

“Nos sentimos
discriminados”

Seguidamente, Miriam Leonardi agregó que reclamaron además el tema de las cloacas, desde que comenzó a alzarse el barrio que tienen enfrente, pedido que también les fue rechazado por “falta de presupuesto”, dijo.

“Nosotros lo pagamos, no queremos que nos regalen nada. Somos toda gente trabajadora y no tenemos ningún problema en pagarlo, pero me dijeron que no, que era mucho lío contratar a una empresa particular y demás, y que directamente no se podía”, detalló.

Reconocieron entonces que se sienten “totalmente discriminados” porque -señaló Wander- “si uno se para en la esquina y mira, puede ver cómo está el tendido completo de cables, cordón cuneta, agua, gas y cloacas, y nosotros hace 12 años que estamos acá y no tenemos ni siquiera ni uno”.

Los trastornos

Y arremetió que “Lunghi (Miguel) se ha reunido en la esquina de mi casa y no nos ha dado ni cabida. Pedimos hablar y nada. La mirada siempre está hacia el otro lado. De hecho, el barrio nos ha traído millones de trastornos y nunca nos quejamos”.

Puntualmente, el vecino contó que “la esquina de O’Higgins y 12 de Octubre, que es la única entrada que tenemos nosotros y todo Villa Cordobita, ésa y la de Paraguay que es doble mano desde Chaco, estuvo tapada meses, de hecho, entre los vecinos la hemos sacado porque traían los camiones, los descargaban y la dejaban tapada”.

Remarcó luego que “el gran problema del terreno de enfrente fue que para hacer la limpieza y el terraplenado para poder construir las viviendas se encontraron con que había piedras gigantes. Eso nos acarreó muchos problemas, inclusive cerrándonos el acceso a nuestras propias casas”.

Por todo ello, los vecinos volvieron a reclamar a las autoridades municipales una respuesta. “No pedimos nada más que se nos brinden los servicios y pagarlos, que nos den a pagarlos en cuotas. No queremos que nos los regalen, sino que se acuerden que nosotros también tenemos derechos”, finalizaron.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil