La Ciudad

Un guía de turismo reclamó por la falta de planificación en paseos turísticos clásicos

web_8loc1

El guía de turismo Carlos “Conejo” Olmedo celebró que comenzaron los trabajos para reabrir la confitería ubicada en la cima del Parque Independencia, en el edificio del Castillo Morisco, que permanece cerrado desde octubre. Además, marcó una falta de planificación para brindar servicios básicos a los turistas, como la ausencia de sanitarios o de las personas encargadas de abrirlos en paseos tradicionales como El Calvario, La Movediza o el Jardín de la Paz.

En diálogo con “Clásico sábado” (104.1 Tandil FM de El Eco Multimedios) se dijo “más que contento con ver que ya empezaron los trabajos de remodelación en la cima del Parque Independencia, mirador de la ciudad, emblema de la ciudad y uno de los primeros paseos creados por el hombre en un marco paisajístico natural, a favor del turismo, cuando Tandil cumplió cien años de vida”.

Y recordó que “por 1923 los tanos ponen esa portada en estilo románico o renacentista, con el Jardín de la Paz y obviamente, como símbolo de la entrada a la nueva era de más prosperidad. Y los gallegos, para no ser menos, también hacen su donación como gratitud a esta tierra que, cuando ellos llegaron como inmigrantes con una mano atrás y otra adelante, les dio crecimiento y prosperidad. En esta gratitud, la colectividad española dona el Castillo Morisco, que después se lo adorna con los cañones, algunos que formaban parte del fortín, y el monumento ecuestre al fundador de la ciudad que desde ahí está mirando cómo su sueño se hizo realidad”.

Contextualizó que cuando Martín Rodríguez recaló en Tandil, en esta zona no había ni un árbol, solo naturaleza agreste, pero se animó a decir que algún día habría una ciudad populosa y rica que con sus aportes contribuiría al crecimiento de la región. “No le erró”, dijo el guía.

Buena noticia

El “Conejo” Olmedo sostuvo que la confitería ubicada en el “mirador de la ciudad”, la cima del Parque Independencia, permanece cerrada desde octubre, debido a que terminó la concesión y se llamó a una nueva licitación. “Ya hay una familia que está haciendo, en poco tiempo, muchísimo por Tandil en cuanto a la difusión de los productos que ellos elaboran, que ya todo el mundo conoce”, dijo en referencia a la marca de alfajores 1823.

Carlos “Conejo” Olmedo, guía de turismo, reclamó resolver la falta de baños en los paseos turísticos.

Carlos “Conejo” Olmedo, guía de turismo, reclamó resolver la falta de baños en los paseos turísticos.

Describió que el nuevo concesionario está arreglando el Castillo Morisco, los baños públicos y el kiosco. Olmedo destacó que “están haciendo una tremenda inversión” y evaluó que “agarraron un lugar emblemático de Tandil, que habla de nuestras raíces como ciudad y obviamente, están apostando a esta industria sin chimeneas y tenemos que ir a la par desde la función nuestra como guías de turismo y todo lo demás, y por eso lo difundimos y apoyamos”.

En este sentido, explicó que además del restaurante y confitería, se demolió lo que era el kiosco y la vieja casa del guardaparque y se realizará una nueva estructura con propuestas para que los turistas tengan opción de adquirir productores regionales.

Garantizar
los servicios

Con respecto al cierre temporal del lugar, el guía indicó que “falta un poco de planificación. En una ciudad que es turística no se puede dormir en los servicios básicos”. En ese sentido, agregó que le habló del problema en los paseos a concejales de distintos bloques, “para que entiendan que está industria que tiene 8 mil puestos de laburo necesita tener atención todos los días del año con servicios sanitarios”.

Y cuestionó que “no puede ser que la gente subía al Morisco y porque no arregló fulanito con menganito, los baños estaban cerrados, y van al Calvario y porque la señora hoy no vino, no los pueden abrir. Vamos a La Movediza y no sabemos si la señora que abre los baños va a venir. No nos podemos dar ese lujo, porque el turista es el inversor primario que trae sus divisas, sus capitales a Tandil, y hace que la ciudad siga desarrollándose y creando fuentes de trabajo”.

Agregó que “es plata que viene a Tandil y es lo que tenemos que tener en cuenta como industria sin chimenea”.
Y en referencia al Parque, indicó que “agradezco a la gente que se ha hecho eco y han puesto aunque sea baños químicos. Eso es lógico”.

Por otra parte, explicó que “falta que me den un poquito de bolilla” con la Portada, porque ya Carlos González, el casero del Jardín de la Paz, no está más y “tenemos los baños cerrados y no toda la gente puede subir a la cima del Morisco. Entonces, esa Portada habría que recuperarla también porque el puente es un mirador bellísimo”.

Evaluó que “esto tiene que ver con desarrollo” y deseó que “alguien se haga eco de esto y le sirvan nuestras sugerencias que hago con mucho amor porque amo Tandil, vivo de Tandil y creo que esta tierra tapará mis restos el día que me toque partir”.

Para cerrar, el guía de turismo advirtió que “no pueden crearse en Tandil nuevos paseos turísticos sin los esenciales servicios sanitarios”.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil