La Ciudad

Tandil, Ayacucho y Rauch inauguraron el nuevo destacamento policial rural

En la mañana de ayer, los intendentes de Tandil, Rauch y Ayacucho inauguraron el destacamento policial Delegación Oeste Paraje El Cuco, ubicado en la Ruta Provincial 30, a la altura del kilómetro 171. Con esta nueva dependencia provincial, los tres municipios apuestan a reforzar el trabajo conjunto en la prevención de los delitos rurales. En la oportunidad, la Provincia entregó además dos nuevos patrulleros al gobierno comunal de Ayacucho.

El nuevo puesto de seguridad fue construido y acondicionado con el objetivo de ser un espacio de atención permanente que pueda brindar una mejor cobertura de seguridad a la región que abarca a los tres partidos.

El acto comenzó alrededor de las 11.30 y estuvo encabezado por los intendentes de Ayacucho, Pablo Zubiaurre; de Rauch, Maximiliano Suescun; y de nuestra ciudad, Miguel Lunghi. Participó además el presidente de la junta vecinal del Paraje El Cuco, Héctor Tumini, uno de los principales impulsores de las gestiones tendientes a la puesta en marcha del destacamento.

Si bien estaba prevista la presencia del ministro de Seguridad de la Provincia, Cristian Ritondo, finalmente el funcionario bonaerense no pudo asistir por cuestiones de agenda.

Estuvieron presentes también el coordinador de Patrulla Rural con asiento en Dolores, comisario inspector Marcelo Palumbo; el jefe del Comando de Prevención Rural de Ayacucho, subcomisario Esteban Alvarez -quien tendrá a su cargo el nuevo destacamento policial-; demás autoridades policiales y comunales, concejales de los tres municipios, y vecinos.

La satisfacción
de los vecinos

Tras recibir a la bandera de ceremonias y entonarse las estrofas del Himno Nacional Argentino, el primero en brindar unas palabras alusivas fue el productor agropecuario Tumini, quien expresó su satisfacción por la puesta en marcha de la nueva dependencia policial, “ubicada estratégicamente en la unión de los tres partidos”, destacó.

Seguidamente, recordó el camino emprendido desde la junta vecinal para que avanzaran las gestiones tendientes a su puesta en funcionamiento. “Hace un par de años, en este mismo lugar, logramos un puesto policial provisorio que permitió rápidamente contener los delitos rurales. Pasado el tiempo, nuestra asociación de vecinos volvió a reunirse y obtuvimos la promesa de un destacamento policial definitivo. Por eso, para nosotros, hoy es un día que nos colma de entusiasmo por haber sido escuchados”, expresó.

Logrado ese objetivo, Tumini deseó que “el personal policial pueda ser aportado por los tres municipios, con los beneficios que ello implicaría. Esto es protección y prevención de los pobladores, control del transporte de carga y del período de caza, combatir el abigeato y todo tipo de delitos que se presenten en el ámbito rural”.
Agradeció por último a los intendentes de Tandil y de Rauch por sus donaciones para el puesto policial y, especialmente, al jefe comunal de Ayacucho por su permanente colaboración.

“La concreción
de un sueño”

Seguidamente, el intendente Zubiaurre manifestó que la puesta en marcha del nuevo destacamento policial es “la concreción de un sueño buscado durante mucho tiempo y un paso más en uno de los trabajos más difíciles e ingratos que tenemos los intendentes de partidos con extensiones muy grandes y una gran extensión rural, que es el de tratar de llevar seguridad a una zona muy amplia”.

Si bien destacó que “la existencia de destacamentos ha dado buenos resultados”, reconoció que “con el de la Delegación Oeste estábamos en deuda porque lo que se había hecho era algo provisorio”.

Resaltó así el gran trabajo llevado adelante por la junta vecinal del paraje El Cuco, que no desistió en ningún momento del objetivo fijado, al que finalmente -a través del Fondo de Seguridad- pudieron dar una respuesta definitiva desde el Municipio de Ayacucho.

En consecuencia, Zubiaurre se dijo muy contento por “el trabajo mancomunado, porque el destacamento servirá a una zona amplia y que involucra a ciudadanos de distintos partidos y por poder trabajar con los intendentes y demás autoridades de ciudades vecinas. Esto enriquece el trabajo y la función pública”.

Agradeció por último al Ministerio de Seguridad bonaerense por el apoyo en la concreción de la nueva dependencia y felicitó a los vecinos y demás autoridades del lugar.

El trabajo
conjunto

Por su parte, el intendente Miguel Lunghi destacó las ventajas que traerá aparejada la puesta en marcha del nuevo destacamento y si bien resaltó que el puesto provisorio dio buenos resultados, subrayó que las nuevas instalaciones darán “más ganas de trabajar, de controlar y de seguir avanzando contra todo el delito”.

Apuntó a trabajar en conjunto con los intendentes de Rauch y Ayacucho, como lo hicieron los vecinos del lugar en pos de materializar su reclamo. “Ellos son una demostración de que se puede porque no se quedaron llorando en sus campos, sino que hablaron con los intendentes, buscaron y finalmente lo lograron”, valoró Lunghi.

Los felicitó entonces y deseó “poder seguir trabajando así y avanzar porque hay muchas cosas por hacer”.

Los aportes de
la Provincia

Por último, el jefe comunal de Rauch, Maximiliano Suescun, celebró por su parte las gestiones conjuntas llevadas adelante entre los tres municipios y también la decisión del Gobierno provincial de descentralizar fondos y confiar en los intendentes para poder ejecutarlos.

“El nivel municipal es el más cercano a los problemas de la gente, el que tiene mayor control social, en el que la gente puede ver claramente qué se hace con los recursos y pasan estas cosas: el dinero va adonde tiene que ir y las cosas se hacen como se tienen que hacer”, destacó.

Consideró así que “ésta es la forma de gestionar, todos juntos, municipios con los vecinos, y en conjunto con el Gobierno provincial”.

El cierre

Culminados los discursos, el jefe del Comando de Prevención Rural (CPR) de Ayacucho, subcomisario Esteban Alvarez y el intendente Zubiaurre firmaron el comodato de cesión del nuevo destacamento.

Finalmente, los tres jefes comunales realizaron junto a las autoridades policiales presentes el tradicional corte de cintas, dejando así inaugurada la nueva dependencia provincial.

“El objetivo es trabajar más en conjunto”,
afirmó el subcomisario Esteban Alvarez

Por su parte, el jefe del Comando de Prevención Rural (CPR) de Ayacucho, subcomisario Esteban Alvarez, quien tendrá a su cargo el nuevo destacamento policial, resaltó en diálogo con El Eco de Tandil la importancia de su puesta en marcha, sobre todo, para mayor comodidad del personal, como así también para poder brindar un servicio más eficiente a la comunidad.

Explicó que “si bien ya estaba cubriéndose el paraje El Cuco con efectivos del CPR Ayacucho, de ahora en más se va a incrementar. Y la idea también es comprometer a las patrullas rurales de Rauch y Tandil, que si bien pertenecen a otra coordinación, todos dependemos de la Superintendencia de la Seguridad Rural. Por lo tanto, el objetivo es trabajar más en conjunto para aumentar la prevención en la zona, en la que tenemos varios delitos de abigeato que, por lo general, por la inteligencia que hemos hecho nos entran -sobre todo- de Tandil y de Rauch”.

En cuanto al funcionamiento del nuevo destacamento, el subcomisario Alvarez detalló que hasta el momento el personal afectado está compuesto por dos efectivos por servicio con un móvil y si bien aclaró que no está en condiciones de aumentarlo, apuntó a recibir la colaboración de los CPR de Tandil y de Rauch para poder aumentar el trabajo preventivo.

Respecto a los dos patrulleros que la Provincia entregó ayer al Municipio de Ayacucho, aclaró que “todavía se está analizando si van a ser provistos para el CPR o para la estación de la policía comunal de Ayacucho. En caso de que sean para la comunal, por ahí recibiremos alguna unidad que haya estado asignada, es decir, ya usada, pero que a nosotros igualmente nos sería de mucha utilidad”.

Por último, el titular del nuevo destacamento El Cuco precisó que el objetivo será “incrementar las horas de recorridos, patrullajes, interceptación vehicular, hacer operativos sorpresa, mantener también un contacto directo con los productores, quienes también se habían comprometido en la tarea preventiva dándonos aviso ante cualquier circunstancia sospechosa”.

En ese sentido, reconoció que “ellos, incluso más que nosotros, conocen el movimiento de la zona y nos ayuda mucho que nos llamen. Mi idea es hacer visitas a establecimientos, intercambiar teléfonos, estar en contacto directo con ellos que terminan siendo víctimas directas de los hechos que a mí me competen para que ante cualquier situación de sospecha nos llamen y nosotros concurramos al lugar. Pueden comunicarse directamente a mi teléfono particular: 2494-313300”.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil