La Ciudad

Sin acuerdo en otra audiencia entre Sindicato y Municipio, podrían retornar los paros

web_MARCONI

En la jornada de ayer en las instalaciones del Ministerio de Trabajo se llevó a cabo una nueva reunión con el objetivo de encontrar una solución al conflicto desatado con los enfermeros del Sistema Integrado de Salud Pública cuya conciliación obligatoria culmina hoy.

Del mencionado encuentro participaron por parte del Sindicato de Trabajadores Municipales Cecilia Soto, David Marconi y Lisandro Martínez Mendieta. Del Municipio estuvieron presentes Gastón Morando, Juan Martín Pisani, Mauricio Baldovino, quienes se encontraron con Blas Pugliese perteneciente al Ministerio de Trabajo. Una vez más las partes no lograron ponerse de acuerdo, por lo que mañana cuando retornen a sus tareas (NdR: hoy se celebrara el Día del Trabajador Municipal), mediante una asamblea se determinará los pasos a seguir.

Consultado David Marconi, secretario de organización, sostuvo que “concurrimos a nueva reunión de conciliación pero fue lo mismo que este último mes, nada”. Sostuvo que “de parte del Gobierno tuvieron una reunión el lunes con dos compañeras jefes lo cual constituye una práctica desleal y así lo denunciamos en el Ministerio. Quien representa a los trabajadores en el Sindicato de Trabajadores, estamos en medio de una conciliación y quebrantarla por eso lo denunciamos como una práctica desleal ya que el que se sienta a la mesa de negociaciones es el Sindicato. Y también es una violación a la ley 14656 que es la ley de negociaciones colectivas para el sector público municipal de la provincia de Buenos Aires”.

Explicó que “esto es querer negociar por afuera, es más de lo mismo e incluso en la reunión hubo algún cruce entre quienes participamos porque se daba a entender que no trasmitíamos lo que se hablaba. Nosotros somos serios, hace mucho que Martínez Lastra u otros dirigentes estamos en el Sindicato y no necesitamos mentirle a un compañero para vaya a un lado u otro. Vamos con la verdad de frente y es la que nos ha llevado a donde estamos ahora a lograr cosas junto a los compañeros”.

Aseveró que “no hay necesidad de cambiarle algo al trabajador, cuando está convencido de cuál es el objetivo y que es lo que quiere”.

Ofrecimiento

Remarcó que “el ofrecimiento es el mismo que nos hicieron anteriormente, y giró en lo expresado por el presidente del Sistema Integrado de Salud, Gastón Morando, que fue el tema del manual de funciones. Se hizo una presentación general de esa herramienta por demás importante que vamos a tener que discutir pero que estamos lejos de habernos sentado a analizarlo. En el medio de estos reclamos y de este conflicto gremial son dos puntos los que estamos pidiendo. Primero la reducción horaria para los compañeros por el tipo de tareas que realizan mientras avanzan los expedientes que estamos llevando adelante desde el Sindicato, desde hace muchos años, para que se declare insalubridad. Y segundo el 35 por ciento en reconocimiento a la tarea”.

Detalló que “no es que estamos cerrados, Roberto (Martínez Lastra) lo señaló en la anterior reunión dentro de la conciliación, lo hemos hablado con los compañeros en las asambleas y previo a que se llegue a la medida de fuerza hubo contrapropuesta por parte nuestra. Buscábamos que se llegara a una solución, hacer un stand by, y continuar trabajando. En el medio nos meten el manual de funciones que es muy importante y se tiene que trabajar con mucha seriedad y que tiene que ver con el futuro de todos los trabajadores, con el futuro al momento de jubilarse y con los jubilados. Son modificaciones muy centrales que hay que ser muy cuidadosos en cómo se hagan para no afectar negativamente a los trabajadores hoy y a futuro”.

Sin salida

Al ser consultado cómo se destrababa esta situación que consumió días sin que el ofrecimiento desde el Ejecutivo se modificara en lo más mínimo, el dirigente gremial precisó que “la mejora que se deslizó en la mesa se había presentado por parte nuestra antes de la primer medida de acción directa. No se puede dejar pasar tantas reuniones y que siempre sea lo mismo, por lo que a nosotros nos obliga a mantenernos en la postura porque ya hubo posibilidades de negociación”.

Señaló que “incluso en el manual de funciones que ellos presentan como la solución de todo, tiene muchos huecos. Cuando profundizamos la discusión vemos que hay muchas cosas para trabajar, que llevará un tiempo y no podemos en medio del conflicto que es de hoy querer solucionarlo con una herramienta a futuro, donde no son los enfermeros sino todos los trabajadores municipales”.

Indicó que “el Gobierno sigue parado en el 10 y 5 por ciento”.

Sobre cómo seguirá el conflicto manifestó que “la conciliación termina este miércoles y el día jueves nos juntaremos con los compañeros en asamblea a realizarse a las 10 en el Hospital de Niños. Llevaremos lo que nosotros entendemos que debería ser para continuar con el reclamo y se decidirá cómo seguir junto a los trabajadores”.

Lo que viene

Fin de año está cada vez más cerca y como ya es toda una costumbre desde el Sindicato surgirá un nuevo planteo al Ejecutivo que será el bono de fin de año y el pedido de aumento para el 2018. Marconi dijo que “el pedido lo vamos a hacer, ya lo hemos hablado en el seno de la comisión y los compañeros saben que esto será como siempre lo hemos realizado. Este mes cobramos la última parte del acuerdo salarial que era del 5 por ciento de incremento.
Seguramente se va a sumar el pedido del bono y lo que será el aumento salarial para el año próximo”.

Especificó que “el panorama no viene alentador para los trabajadores en general y para los municipales en particular. Hay muchas discusiones pendientes, nada se cierra, por lo que será difícil cualquier negociación”.

Sobre la suma que pedirán para el bono expresó que “nosotros lo sabemos pero como no lo hemos hecho formal aún no podemos expresarlo. Pero no es un monto caprichoso, tiene un análisis y como viene la realidad del bolsillo del trabajador. Lo mismo para el porcentaje de aumento, pero este tema se estará planteando en la primera quincena de diciembre”.

“Ofrecemos el 15 por ciento y
constituir una mesa de trabajo”

Gastón Morando fue uno de los presentes en la reunión mantenida con el gremio en el Ministerio de Trabajo por el conflicto vigente con los enfermeros. Al ser consultado sobre la nueva reunión, refirió que “desde el Gobierno se propuso mantener la propuesta inicial de 10 y 5 por ciento como piso. Inicialmente se hablaba del 35 por ciento y luego del 30 por ciento de aumento. Nuestra propuesta se basa en sostener ese 15 por ciento total, constituir una mesa de trabajo inmediatamente con representantes de los distintos sectores del agrupamiento de enfermería incluso el Sindicato, y tratar de cerrar la evaluación de todos los puestos al 31 de diciembre con esta garantía del 15 por ciento y la metodología del manual de funciones para evaluación de los puestos. La propuesta que hacemos estamos dispuestos a explicarla antes o después de la asamblea de esta jueves”.

Detalló que “definiendo cuáles son todos los puestos del agrupamiento de enfermería que rondaría 12 o 15 puestos, trabajando sobre cada puesto en base a las once dimensiones esa metodología finalmente establece un puntaje que se asocia a un coeficiente de remuneración y dará la cantidad de pesos de sueldo básico. Eso comparado con la remuneración actual, si diera inferior al 15 por ciento de incremento se garantiza el 15 por ciento. Si da arriba del 15, es el porcentaje que dé”.

Mencionó que “en la agenda de la comisión paritaria ha tenido mucho más peso el convenio colectivo que el manual de funciones. Como Gobierno hemos cedido de alguna manera en la pretensión que ambos se aprobaran al mismo tiempo y aceptamos que haya un compromiso en el futuro convenio colectivo que se aprobará un manual de funciones en un determinado momento”.

El funcionario explicó que “lo que estamos planteando es aprovechar este conflicto para avanzar en esta metodología con un agrupamiento importante y de manera participativa. Si no hubiera acuerdo, en ese caso los trabajadores habrían conseguido el piso de aumento del 30 por ciento y veremos cómo se resuelve la situación”.

Con expectativa por la asamblea que se realizará mañana argumentó que “aspiramos a que haya acuerdo al 31 de diciembre trabajando todas las partes juntas y comenzar 2018 con un esquema remunerativo mucho más serio y racional que se podría poner en vigencia el primer día del venidero año un sector de empelados municipales, en este caso enfermería con esta metodología, y la idea es continuar con otros sectores”.

Paro

Al ser consultado si avizora nuevos paros tras la asamblea a realizarse sentenció que “lo determinará la asamblea del jueves, nosotros creemos que para todo el conjunto de enfermeros que forman parte del agrupamiento es una buena oportunidad ya que no pretendemos hacer una imposición unilateral. Queremos construir el manual del agrupamiento de manera colectiva y participativa a través de una mesa de diálogo”.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil