La Ciudad

Server SA abonó los haberes adeudados y los obreros retomaron la obra en Polivalente

web_Polivalente

Tras haberse paralizado la obra este martes, la empresa Server SA abonó el miércoles a última hora la quincena adeudada a los 25 obreros que llevan adelante los trabajos en la Escuela Polivalente de Arte, ubicada en la esquina de 4 de Abril y Sarmiento. De esta forma, la medida quedó sin efecto y los trabajadores retomaron ayer su actividad.

La decisión de los empleados de la constructora había despertado rápidamente preocupación, al tratarse de un proyecto muy esperado y por el cual se luchó mucho desde la institución educativa.

Previo a la confirmación del pago, los obreros se habían manifestado de manera pacífica en las puertas de la escuela, aunque solo por unas horas, ya que rápidamente la empresa se puso en contacto con ellos y les informó que pagaría lo adeudado.

El secretario general de la Uocra en Tandil, Daniel Sagrera, ya había resaltado -en el marco de la medida adoptada este martes- que la firma venía cumpliendo con el pago de haberes en tiempo y en forma, pero a partir de enero pasado empezó a atrasarse, aunque no demasiado.

Sin embargo, esta vez lo que despertó la incertidumbre del plantel y derivó en la paralización de las tareas fue que, desde Server SA, se le informó al dirigente gremial que no sabían cuándo depositarían el dinero correspondiente a la última quincena debido a que desde la Unidad Ejecutora Provincial (UEP) se le está debiendo cuatro certificados.

Pese a ello, finalmente este miércoles se efectivizó el pago y se logró destrabar el conflicto a partir del compromiso que la constructora recibió de parte de la Provincia, que aseguró que regularizará esta situación en los próximos quince días.

El compromiso
de la Provincia

Así lo detalló el secretario general de la Uocra en Tandil, Daniel Sagrera, a El Eco de Tandil. “La empresa consiguió la plata para pagar, dice que con un gran esfuerzo, porque hay un compromiso del nuevo director de la UEP que entre esta semana y la otra le pagará los certificados”, precisó el dirigente gremial, por lo que confirmó que ya ayer a la mañana los obreros habían retomado las tareas.

Puntualmente, explicó que “los certificados son el avance de obra que va presentando la empresa, los inspectores verifican eso y ya una vez firmados, la UEP tiene que pagar. Y hoy hay un atraso de cuatro, que es mucho”.

Por lo tanto, deseó Sagrera que la UEP cumpla el compromiso que tomó porque de lo contrario se presentará “el mismo problema la quincena próxima”, deslizó, ya que la constructora “viene pagando de su bolsillo”.

“Sería una lástima
que esto se pare”

Recalcó que “no es una empresa que está intentando irse porque los materiales para continuar con la obra están, viene con muy buen avance de obra y queda muy poquito. Sería una lástima que se termine parando una obra de estas indefinidamente porque no pagan los certificados”.

Por lo pronto, los trabajadores que prestan tareas para la constructora volvieron ayer a sus actividades, luego de que este miércoles -a la espera de las novedades- pusieran una carretilla con fuego justo en la entrada a la obra para visibilizar su reclamo, aunque sin cortar la calle.

“Estuvieron en la vereda solamente. Sí para hoy (por ayer jueves) teníamos pensado endurecer la medida si no cobraban, pero no íbamos a cortar la calle y mucho menos prender gomas”, aclaró Sagrera.

Destrabado el conflicto, entonces, deseó por último que la situación “se normalice y que a la empresa le paguen los certificados que le adeudan porque la verdad es que ya no está en condiciones de seguir afrontando todo esto”.

La obra

Cabe recordar que la firma Server SA se hizo cargo de la obra a mediados de 2015, luego de rescindirse el contrato con la empresa Cartelle SRL en junio de ese año.

A partir de entonces, los trabajos continuaron avanzando a buen ritmo y hoy, según precisó este martes la arquitecta a cargo, Sandra Banda Noriega, el proyecto tiene un nivel de ejecución cercano al 75 por ciento.

Los últimos espacios inaugurados el 21 de marzo pasado fueron el anfiteatro y el nuevo Salón de Usos Múltiples (SUM), cuyas llaves fueron entregadas por el arquitecto Roberto Porta, integrante de la UEP, a la directora de la institución educativa, Nancy Mazza.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil