La Ciudad

Se generó un protocolo de actuación para dar respuesta a las denuncias de maltrato animal

web_copecos

Representantes de Copecos, funcionarios judiciales y concejales definieron ayer un protocolo de actuación frente a las denuncias de maltrato animal y animales potencialmente peligrosos, aunque para su efectiva implementación aún se necesita la disposición de dos inspectores municipales que estén capacitados para responder a los casos denunciados.

Los avances, que demandaron varios encuentros durante los últimos meses, se materializaron en el marco de una reunión ampliada de la Comisión de Derechos Humanos y Seguridad del Concejo Deliberante, que se llevó adelante en horas de la mañana.

Participaron por Copecos, las proteccionistas Mabel Favasuli, Elsa Zalazar y Susana Giménez; el director de Bromatología, Omar Olivera; y el concejal de la UCR y presidente de la comisión anteriormente mencionada, Adolfo Loreal. Se hicieron presentes además el titular del Juzgado en lo Correccional 1, el doctor Carlos Pocorena; el responsable del Juzgado de Faltas 2, el doctor Vicente Pedro Oliveto; y los concejales de la UCR, Matilde Vide; y del PRO, Pablo Díaz Cisneros.

Al salir del encuentro, las proteccionistas Mabel Favasuli, Elsa Zalazar y Susana Giménez se acercaron a El Eco de Tandil para compartir los resultados obtenidos y celebrar la noticia, aunque reconocieron que aún falta un paso muy importante, que es capacitar a dos inspectores municipales para que puedan responder frente a los casos denunciados.

En primer lugar, Giménez detalló que se resolvió que “las denuncias por mordeduras o ataques de animales potencialmente peligrosos, como así también de los que tengan dueño y estén sueltos en la calle, se realizarán en la Dirección de Bromatología, ubicada en avenida Colón 1112, donde se hará el control antirrábico y luego se elevará el caso al Juzgado de Faltas para que se le cobre la multa establecida en la Ordenanza 7028”.

Denuncias
de maltrato

“Este tema –señaló- estaba más o menos controlado; no así el de maltrato animal porque en esos casos, las denuncias se hacían en fiscalía, donde la mayoría se han archivado y las que no, todavía no prosperan. Entonces, acordamos que seguiremos pidiendo dos inspectores, que ya nos los prometieron, quienes serán capacitados e irán a constatar el maltrato”, acompañados –de ser necesario- por los proteccionistas.

Una vez constatado el maltrato, Giménez indicó que se le dirá al responsable del animal que mejore las condiciones en las cuales lo tiene y se volverá al domicilio a los diez días. “Si la situación no cambió, se le cobrará la multa correspondiente y se le exigirá además que mejore las condiciones al animal”, señaló.

Al respecto, Zalazar aclaró que “la idea es no judicializar todos los casos, sino tratar de ver en qué se puede mejorar la situación del animal”.

Por lo pronto, Giménez reiteró que “aún no fueron designados esos dos inspectores”, a lo que Favasuli agregó que “también falta la intervención de la fiscalía, ya que hoy (por ayer lunes) faltaron”.

“Necesitamos a
los inspectores”

Por último, las tres destacaron la buena predisposición de los funcionarios judiciales que sí se hicieron presentes en la reunión de ayer, como así también del concejal de la UCR y también integrante de Copecos, Adolfo Loreal, quien siempre “apuntala todos estos temas”.

Si bien se dijeron conformes con los resultados, volvieron a hacer hincapié en que para la implementación efectiva del protocolo de actuación frente a las denuncias de maltrato animal es imprescindible poder contar con los dos inspectores municipales que están solicitando en pos de dar una efectiva respuesta frente a la problemática.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil