La Ciudad

“Se cortó la diagonal Illia, pero la gente tiró todas las vallas”, aseguró Villarruel

villarruel

El director de Control Urbano Vehicular, Walter Villarruel, habló de los operativos realizados durante el fin de semana y confirmó que durante la noche del sábado ya se colocó el vallado en la diagonal Illia, tras la decisión tomada por las autoridades de la Secretaría de Protección Ciudadana a raíz de las quejas vecinales por el fuerte ruido que ocasionan  las contraexplosiones de las motos.

Lo dijo en diálogo con “Tandil Despierta” (programa de Eco TV y Tandil FM 104.1 de El Eco Multimedios). En principio, el funcionario indicó que el viernes en horas de la noche realizaron controles conjuntamente con personal de la Policía Local y la seccional Primera, operativos que arrojaron como resultado “siete secuestros”.

Aclaró que recién el sábado se llegó a colocar el vallado en la diagonal Illia, aunque reconoció que “es difícil llevarlo a cabo” por la longitud de esa arteria y porque los vecinos necesitan transitar por allí. “Cuando fuimos a controlar la gente ya lo había corrido y sacado”, aseguró.

“Hay vecinos que se quejan, fue medio complicado”, reconoció, y manifestó que es una medida que “justamente la habían pedido los vecinos, hubo una queja puntual también de los concesionarios del Castillo Morisco, cualquiera que va ahí entra por la diagonal y por la arcada del parque”.

Planteó que es una zona que, por su geografía, “da para muchas cosas”. De hecho, dijo que el viernes cuando estaban realizando los operativos “los chicos que hacen ruido de forma desafiante cruzaban por el espacio verde, se paraban en una cuadra y hacían sonar sus motos”, lo que causó nuevamente el descontento vecinal.

Frente a esta problemática que persiste, el funcionario se dijo de acuerdo en “hacer un esfuerzo y más controles, de hecho el viernes se hicieron”, pero ratificó que una vez que los agentes de Control Urbano Vehicular se hacen presentes en el lugar, los chicos que corren las picadas “desaparecen y seguramente se van a otro lugar”.

 

Ajustar las

estrategias

 

En consecuencia, apuntó a ser “más creativos” y profundizar los operativos que se realizan en conjunto con la policía, fuerza que resaltó “tiene muchos móviles y más personal, y que anda recorriendo mucho más las calles”.

Por lo tanto, admitió que “tendremos que ajustar algunas cuestiones”, entre todos, ya que insistió en que es peligroso interceptar las motos en movimiento.

Sin embargo planteó que “en algún momento esos chicos están parados, habrá que buscar la manera de poder detenerlos y controlarlos, y proceder al secuestro de los vehículos”.

 

Presencia policial

 

Respecto al apoyo de los efectivos policiales, indicó que desde Control Vehicular se hace la convocatoria, pero aclaró que son las autoridades policiales las que deciden luego cuántos policías destinar a los operativos.

“Nosotros somos un cuerpo muy corto de inspectores y a los operativos van menos porque son extras y hay muchos que tienen otras cosas que hacer o tienen turno al otro día. Y que vaya un patrullero con dos policías no es muy alentador”, lanzó.

En ese sentido, Villarruel remarcó que “cuanto mayor es la presencia policial, uno puede abarcar más territorio. Entonces, en un momento, si la moto paró para hacer ruido o se detuvo, es más probable que alguien pueda interceptarlo y pararlo para poderlo controlar. Eso es real y por eso creo que hay que agudizar esto y tratar de hacer -lo venimos haciendo desde hace mucho- casi mega operativos para poder detener a los chicos”.

Admitió que “es una vergüenza que tengamos que estar atrás de estas cosas, pero a veces no queda otro remedio y hay que hacerlo. Por suerte -subrayó- ahora con la Policía Local creo que vamos a poder tener mucha más presencia”.

 

El factor climático

 

Por último, señaló que también es cierto que la cuestión climática y las jornadas de intenso frío “reducen muchísimo” la presencia de las motos en la calle. El viernes a la noche, al llegar al lugar, contó que había movimiento, pero “al rato ya no hubo” y aseguró que este último tiempo “viene así”.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil