La Ciudad

Ritondo entregó ocho nuevos móviles policiales en Tandil y renovó la lucha contra la corrupción

web_tapa

El ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, desembarcó ayer en Tandil para entregarle al intendente Miguel Lunghi ocho nuevas camionetas para la realización de tareas de prevención y patrullaje de las fuerzas de seguridad.

Se trata de seis Renault Oroch -dos de ellas para la comisaría Primera, dos para la Segunda, una para la Tercera y otra para la Cuarta- y dos Dodge Ram, que se destinarán al Grupo de Apoyo Distrital -GAD-.

El acto, que se realizó ayer a las 11 en la explanada de la Municipalidad, contó además con la presencia del ministro de Agroindustria bonaerense, Leonardo Sarquis, quien también viajó a la ciudad para encabezar el Seminario Agregado de Valor en la Producción Agroindustrial, que se desarrolló en el Salón Blanco municipal.

De la entrega, participaron también el jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad, Marcelo Rocchetti; y el subsecretario de Relaciones Institucionales y Comunicación provincial, Matías Ranzini.

En representación del Municipio, acompañaron al Intendente el jefe de Gabinete, Mario Civalleri; el secretario de Protección Ciudadana, Atilio Della Maggiora; y el subsecretario, David Tifner. Estuvieron presentes además autoridades de la cúpula policial, demás funcionarios comunales y vecinos.

web_ritondo-(37)

Tras entonarse las estrofas del Himno Nacional Argentino, el jefe comunal afirmó que “la seguridad es un tema central de la agenda provincial y también local”.

En ese sentido, destacó el trabajo que viene llevando adelante la gobernadora María Eugenia Vidal desde varios frentes: la lucha contra la corrupción, las mafias y el narcotráfico, como así también la reforma del sistema penitenciario y de la Policía.

Valoró así su compromiso y el del ministro Ritondo por hacer una policía transparente y democrática, lo que se manifiesta en hechos concretos, tales como los más de 5 mil efectivos que fueron separados de la fuerza y puestos a disposición de la Justicia, señaló.

“En síntesis, se trata de modernizar a la Policía en todos sus aspectos, de que recupere su rol fundamental en la sociedad y el lugar de jerarquía que le corresponde, para hacerla cada día más efectiva y útil a la comunidad”, afirmó.

Reforzar el
compromiso

Subrayó que muestra fiel de ello es el cumplimiento efectivo del compromiso asumido por el ministro de Seguridad bonaerense, quien se hizo presente en la ciudad para entregar ocho nuevos móviles policiales con equipamiento de última generación para brindar una mayor seguridad y también como reconocimiento a quienes día a día arriesgan su vida para defender y proteger a la comunidad.

Se encargó entonces de destacar el rol de la Policía y de las personas que se desempeñan en esta tarea, hombres y mujeres que forman parte de la sociedad y que, como tales, merecen el respeto y la consideración de todos.

El Intendente afirmó que una demostración de ello es brindarles el equipamiento necesario para cumplir con decoro tan delicada y difícil labor. “Es, en conclusión, jerarquizar la labor y función policial, pero por sobre todo dignificar a las mujeres y hombres que honran a la fuerza y a la profesión policial”, valoró.

El camino de la
transformación

Por último, compartió un anhelo personal, el de pensar a la seguridad también desde otra perspectiva y reemplazarla por las palabras: transformación, cultura, educación, convivencia, oportunidades y transparencia.

web_ritondo- (48)

Reconoció que la sociedad y la provincia de Buenos Aires necesitan una transformación y un cambio profundo, tanto en lo social, como en lo cultural, educativa y urbano, un camino que ya comenzó -dijo- y que implica superar la pobreza y también la intervención del Estado “en serio” en los barrios.

Planteó entonces que es necesario construir una cultura de la tolerancia, fortalecer la convivencia pacífica, aprender a vivir en sociedad y respetar al otro.

“Si nos proponemos transformar nuestra provincia y nuestro país, si nos proponemos producir cambios culturales y educativos profundos, si nos proponemos brindar más y mejores oportunidades desde lo público, y lo hacemos con transparencia, de cara a la sociedad, entonces habremos hecho lo que hay que hacer y, casi sin darnos cuenta, habremos construido una sociedad pacífica, más equitativa, más plena, en definitiva, una sociedad más segura”, finalizó.

Finalizado su discurso, Lunghi le obsequió a Ritondo un cuchillo como recuerdo de Tandil y, tras la invocación religiosa y la bendición de los móviles policiales a cargo del padre Marcos Picaroni, el funcionario bonaerense hizo lo propio, entregándole al Intendente de manera simbólica las llaves de las nuevas unidades.

Las luchas
emprendidas

Finalmente, el ministro de Seguridad provincial celebró que el camino emprendido junto a la Gobernadora en diciembre de 2015, de equipar, modernizar, transparentar y profesionalizar a la policía, esté cada vez más consolidado.

Resaltó las luchas que vienen enfrentando con la mandataria bonaerense, todas ellas apoyadas en el reclamo que tenía la sociedad, “donde veía que su dirigencia política, quienes tenían mayor responsabilidad ante el narcotráfico, decían que estaban de paso y miraban para el costado”, criticó.

Ritondo renovó entonces el compromiso de la Provincia en la batalla contra “las armas ilegales, la droga, el que no es buen policía, los que se aprovechan de los más humildes, las mafias y el juego ilegal” y garantizó que seguirán trabajando de la misma forma.

“Más allá de las amenazas y de las cosas que aparezcan, no nos van a amedrentar y sabemos qué es lo que tenemos que hacer y qué no, así que le agradezco al Intendente por esta forma de compartir con nosotros, de ser parte de este gran cambio en la provincia de Buenos Aires y que se profundiza en lugares como Tandil”, concluyó.

“Hay delitos que nos cuesta bajarlos
y otros que los hemos bajado”, afirmó

Finalizado el acto, el ministro Ritondo dialogó con la prensa local y manifestó en primer lugar que “siempre es una satisfacción cuando uno puede ayudar y equipar, sobre todo, cuando hay una Intendencia como la del doctor Lunghi que aporta y trabaja en seguridad en la misma línea que el Gobierno provincial. Sentir el apoyo de un distrito tan importante como Tandil para nosotros es muy significativo”.

Seguidamente, resaltó la labor desempeñada por los efectivos, quienes “en su gran mayoría son personas que arriesgan su vida en la calle, pero como en toda organización hay malos y buenos. Para tener una buena policía, hay que tener buenos agentes y para nosotros esto es una política. El delincuente que está disfrazado de policía, se tiene que ir y desde el primer día tomamos medidas”, aseguró el funcionario provincial.

Aclaró luego que el seguimiento a los policías exonerados “lo tiene que hacer la Justicia. Si la gente no confía en la policía, no nos sirve. Queremos que la institución vuelva a ser un orgullo para todos los que vivimos en la provincia”.

web_ritondo-(28)

“Hicimos una gran reforma, pero lleva un tiempo -admitió-. Cambiamos los requisitos en las inscripciones, de hecho, de 20 mil que se anotaron el año pasado, solo 3 mil ingresaron a la escuela. Este año, recapacitamos a 66 mil policías en el primer semestre y otros 66 mil están yendo en el segundo. Con lo cual todos los policías de la provincia que están en calle van a pasar por escuelas de formación y reentrenamiento dos veces este año”.

Por otro lado, dejó en claro que no se eliminará la Policía Local, sino que ratificó la fusión entre las fuerzas comunales y locales para localidades de menos de 75 mil habitantes.

El índice
delictivo

Respecto a la demanda de los vecinos por la inseguridad, Ritondo afirmó que “hay delitos que nos cuesta bajarlos, como también otros que los hemos bajado, y mucho, como la piratería del asfalto, el robo automotor y de ganado, el homicidio”.

Puntualmente, reconoció que “hay un aumento exponencial del secuestro de armas, detenidos, droga incautada y allanamientos en drogas. Y ahí sí va un acompañamiento por parte de la Justicia y lo que creemos es que era la política que miraba para el costado”.

Por último, el ministro de Seguridad bonaerense reconoció el mal estado de los patrulleros y aseguró que seguirá trabajando para ir recuperándolos. “Hoy es una muestra de esto y vamos a seguir impulsando y trabajando para tener mejores patrullas. Hoy estamos tratando de profesionalizar a los conductores para que puedan mantener los vehículos en mejor estado”, finalizó.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil