La Ciudad

Proteccionistas le piden a Lunghi una reunión para buscar soluciones a los perros en la calle

web_7loc

Proteccionistas enviaron una nota dirigida al intendente Miguel Lunghi y al candidato a concejal Mario Civalleri para pedir una reunión con el fin de buscar soluciones para el tema de los perros que están en la calle.

El coordinador de Copecos, Santiago Romay, explicó que proteccionistas independientes presentaron una nota para pedir que se concrete esa reunión y que la idea de generar esa solicitud surgió porque desde el área de Bromatología les solicitaron a las agrupaciones proteccionistas que les “den una mano” con la cantidad de perros que hay en el centro.

Al respecto, Romay admitió que “la verdad que la mano que podemos darles es bastante exigua, porque lo que necesitamos para poder sacar los perros del centro es un predio de bromatología acorde. Hoy tenemos lugar en el predio de bromatología para 5 perros más. Y en el centro, a revoleo de ojos nomás, hay 12 ó 15 perros”.

Afirmó que esta situación genera conflictos y recordó que “hubo hace poco un problema con dos perros que se pelearon enfrente de la confitería La Vereda. La cantidad de perros que hay en el centro no es algo nuevo, corren los autos, es todo un problema, pero el tema es que no tenemos dónde meterlos”.

Un nuevo predio
de Bromatología

Indicó que, en abril, el intendente Miguel Lunghi lanzó, en la Casa de la Cultura, el proyecto para construir un nuevo espacio de Bromatología con capacidad para cuarenta perros en el marco del mes de Prevención y Lucha contra el Maltrato Animal.

“Lo presentó como una gran obra y todavía no empezamos ni siquiera a hacer nada en el mismo. Ese nuevo predio estaría ubicado a la vuelta del supermercado Diarco, donde fue el primer relleno sanitario, que fue clausurado hace ya 19 años”, señaló.

Y sostuvo que “ese predio hay que construirlo, y tiene un costo de 2 millones 600 mil pesos, que puede parecer alto, pero en realidad para los números de la Municipalidad no lo es y para la necesidad que se tiene de un predio de Bromatología acorde para poder tener los animales, tampoco es un número alto”.

Explicó que hoy en el predio de Bromatología hay capacidad para 20 perros, lo cual es “muy poco”.

Necesidad de
adoptantes

Por otro lado, Romay resaltó la necesidad de contar con adoptantes de animales. “Cualquiera que quiera tener un perro que lo piense dos veces, que no lo compre y que adopte uno. Si es de Bromatología, mejor”, pidió a los ciudadanos.

Y subrayó que “gracias a Dios existe una ley provincial que impide que podamos matarlos, entonces lo que necesitamos son adoptantes porque tampoco vamos a hacer un hermoso predio de bromatología con 40 caniles para tener 40 perros con el costo que eso implica”.

“Nosotros lo venimos planteando desde Copecos, pero la verdad que el Municipio mucho caso no nos hace. Ahora en época de elecciones y cuando las cosas apremian, parece que sí, pero es necesaria una campaña de difusión y de adopción de los animales”, enfatizó.

En tanto, cuestionó que “no puede ser que el predio de Bromatología esté cerrado los sábados y domingos, y que abra solo por la mañana. Es decir, una persona quiere ir a adoptar un perro a las 16, un día de semana, y lo encuentra cerrado, y el trámite es sumamente engorroso porque primero hay que ir a Bromatología que está en el Parque Industrial, después a Colón donde estaba la Dirección de Bromatología para que lo autoricen y volver a buscar el perro, un disparate”.

Política de
Estado

Por otra parte, cuestionó que hay “una falta de sentido común” por parte del Gobierno comunal como para crear un “programa de adopción de animales, como lo hemos visto en otras localidades, en Villa Gracia, Córdoba, por ejemplo, donde incluso han hecho descuentos de impuestos a las personas que adoptan animales de los predios de zoonosis. Acá no hay ningún tipo de política tendiente a que los ciudadanos de Tandil adopten esos animales, ni siquiera una difusión debida de los mismos”.

En cuanto a la nota presentada, detalló que “creemos que esta problemática de la que nosotros venimos hablando hace mucho, es necesario que la tratemos como política de Estado, esto no es algo que pueda arreglar solamente (el director de Bromatología) Omar Olivera. El tiene recursos limitados a su secretaría, pero es algo en que tienen que intervenir desde la Secretaría de Cultura a la de Salud para buscar una solución a esta problemática”.

Y resaltó que “la nota fue presentada la semana pasada, no hubo respuesta todavía. Es lo mismo que hemos planteado siempre, desde que yo estoy como coordinador de Copecos, hay que trabajar conjuntamente con el Estado municipal y buscar las soluciones, lo que necesitamos es diagramar una campaña para que realmente vaya a adoptar los animales de Bromatología”, resaltó.

Y recordó que “cuando nosotros hicimos el festival, que colgamos las fotos de los animales, automáticamente se adoptaron como 4 ó 5. Con difusión y un sistema ágil para que la persona pueda sacar al perro del predio, vamos a mejorar muchísimo”.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil