La Ciudad

Otra vez la incertidumbre en la obra de Polivalente

polivalente

Por segunda vez en el mes, los trabajadores de la firma constructora Cartelle SRL, a cargo de los empresarios Daniel y Javier Farías, decidieron parar la obra del nuevo edificio de la Escuela Media 11, en Sarmiento y 4 de Abril. La medida comenzó a la mañana temprano, en reclamo del pago de la última quincena y la liquidación final de nueve operarios que renunciaron para ir a trabajar al Desarrollo Urbanístico del Procrear.

Ante la falta de respuestas, los ochos obreros que todavía están prestando servicios para la empresa, decidieron efectuar la medida de fuerza, apoyados además por el secretario general de la Uocra en Tandil, Daniel Sagrera, quien los acompañó en su reclamo.

Semanas atrás habían decidido también parar la obra por atrasos en el cobro de sus haberes, situación que finalmente logró resolverse. Los trabajadores volvieron así a sus labores, aunque los problemas económicos de Cartelle SRL provocaron que un gran número de obreros decidiera renunciar y consiguiera trabajo en el Desarrollo Urbanístico del Procrear.

En 4 de Abril y Sarmiento, en tanto, quedó un grupo reducido de empleados que, a raíz de esta preocupante situación, no saben qué va a pasar. Su delegado, Fernando Frías, manifestó a El Eco de Tandil que están “muy preocupados” y ratificó que la constructora les está debiendo la última quincena y, además, la liquidación final de los nueve trabajadores que renunciaron.

Pero también advirtió que tampoco tienen material para trabajar y que la empresa “quiere vender una de las máquinas que tiene para pagar, es más, quiere vender la casa del patrón”.

Desde Cartelle SRL contó que les transmiten que “está todo mal, que no hay plata”, y aseguró que cuando inició la obra “había 27 trabajadores y a la fecha somos ocho, los otros renunciaron porque hace ya dos meses y medio que nos pagan tarde, que nos pagan a cualquier hora, así que se fueron todos a trabajar al Procrear”.

Señaló que además de no haber percibido el último pago, tampoco “hay materiales para trabajar, no hay nada para hacer porque lo único que se puede llegar a hacer es limpieza, pero trabajar no, porque no hay material”.

Frías aclaró que hasta ese entonces no se había contactado con Javier Farías, así que no tenía ninguna novedad respecto a cómo continuaría la situación. En lo personal reconoció que “esto me pone muy mal porque soy de Tandil y me hubiera gustado que se termine esta escuela. Pero trabajo hay, gracias a Dios hay, pero me hubiera gustado terminar esta obra”.

 

“Estamos todos mal”

 

Respecto al dinero que Cartelle SRL les adeuda, detalló que “debe más de cien mil pesos de liquidación y también nuestras quincenas, que serán unos 50 mil pesos”.

Admitió que realmente los obreros “están todos mal porque vino el Día del Padre y lo único que pudimos conseguir fueron mil pesos para cada trabajador y estamos esperando acá para ver qué vamos a hacer”.

Sobre la preocupante situación que atraviesa la firma, el delegado de la obra contó que “hace dos meses y medio que se viene retrasando, venían pagando, pero ahora no vemos que nos traigan materiales, nos traían dos bolsas de cemento para que hagamos cosas chiquitas, pero no vemos que haya plata en la empresa”.

La intención es seguir la obra, el panorama es complicado

 

Ya en horas de la tarde, Daniel Sagrera, desde la Uocra, sostuvo que “los obreros cobraron finalmente la quincena, falta abonar la liquidación final de quienes se fueron a trabajar al Procrear hace alrededor de 15 días”.

Luego mencionó que “quienes hoy cobraron (por ayer) decidieron irse a trabajar en otro lado así que queda pendiente también la liquidación de estas personas, las que según manifestaron abonarán en unos días. Tienen la buena voluntad de pagar, no como nos sucedió en la Escuela 501 donde la empresa que estaba se fue y no le abonó a nadie”.

Sagrera también dijo que “en la obra queda muy poca gente, pero la intención de Javier Farías es no parar la obra. Quiere primero normalizar el tema de lo que está debiendo y luego conseguir el dinero para poder comprar materiales y reactivar la obra. Hoy, para avanzar con la ejecución de lo proyectado a buen ritmo, no tienen materiales”.

La continuidad de lo proyectado realizar en Polivante generó nuevamente interrogantes, más al mencionar el secretario de Uocra que “la empresa está pasando por un problema económico bastante complicado. Vendieron unos ladrillos que tenían de más para pagarle al personal y tienen en venta una importante máquina para saldar las liquidaciones y con lo que sobre poder comprar materiales para seguir construyendo el edificio”.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil