La Ciudad

Olivera adujo falta de recursos y no de voluntad ante las denuncias recibidas por maltrato animal

olivera-5-5-2016 (7)

El director de Bromatología, Omar Olivera, se refirió a la reunión que mantuvo este lunes con integrantes de la Comisión de Desarrollo Social y Salud del Concejo Deliberante y demás autoridades municipales, a partir del reclamo alzado desde Copecos por la falta de respuestas en relación al maltrato animal y los animales potencialmente peligrosos.

En diálogo con El Eco de Tandil, el funcionario defendió el trabajo que realizan en la dependencia comunal que conduce y aseguró que “no es por falta de voluntad” que no se atienden estos temas, sino por la escases del recurso humano.

En relación a los cuestionamientos que renovó el abogado y proteccionista Santiago Romay desde el organismo que él también integra, Olivera aseguró que él respeta “todas las opiniones” y afirmó que este último encuentro con ediles de las distintas fuerzas sirvió para aclarar la situación.

“Creo que el Ejecutivo, en este caso la Dirección de Bromatología que me toca dirigir, no es que tenga mala voluntad. Lo que ocurre es que hay situaciones que a veces no nos permiten hacer todos los trabajos que se deberían hacer. Las horas hombres que uno tiene para trabajar, a veces las dedicamos a situaciones que exigen estar ya sobre el asunto, como son las castraciones”, argumentó.

Explicó que “es por ello que a veces se relega un poquito ir a una denuncia o se tarda más horas de lo que la gente pretende. Pero -insistió- no es que haya mala voluntad, que no se quiera hacer o no haya intención política. Lo que hacemos nosotros es salud pública y al hacerlo le damos tranquilidad a la población y calidad de vida”.

Si bien dijo entender los reclamos, reconoció que “no es fácil llegar a todos los puntos a la vez y, a veces, como quieren algunas personas”.

Tenencia
responsable

Por otro lado, confesó que observa “más perros en la calle”, de los cuales calculó que la gran mayoría tiene dueño, con lo cual consideró que “habría que controlar más” y seguir trabajando en la concientización de la tenencia responsable.

“Todos sabemos que cuando uno tiene un animal no tiene un banco que lo pone en un rincón y lo deja. Es una vida, que sufre, tiene sus necesidades y puede transmitirnos enfermedades que a veces son muy riesgosas para las personas. Por lo tanto, aquel que tiene un perro debe tener la conciencia de mantenerlo bien y darle todo lo que necesita”, subrayó Olivera.

El maltrato
animal

Respecto a la problemática del maltrato animal, aclaró que es un tema en torno al cual a veces coincide con los proteccionistas y otras no; aunque “ya hay pautas marcadas”, entre ellas, volvió a hacer hincapié en la tenencia responsable que, en el caso de no cumplirse, “también es maltrato”, sostuvo.

Sobre los casos que se denuncian, el director de Bromatología contó que algunas veces no son por maltrato, sino que se resuelven inmediatamente hablando con la persona que está a cargo del animal.

“No es solo ir a infraccionar, sino que hay que hablar con la gente para que entienda que cambiándole una soga o poniéndole una cucha lo llega a mejorar mucho en su estado”, aseguró el funcionario.

En cuanto a las cifras, señaló que si bien “las proteccionistas hablaban de cuatro o cinco denuncias por semana”, en la dependencia que él conduce, dijo que no reciben tantas. “Generalmente, cuando recibimos por maltrato, es porque ha habido envenenamiento de animales o porque a un animal lo tienen muerto de hambre, pero no son muchas. O como el otro día que la policía llamó porque habían degollado un caballo que andaba deambulando por un barrio. Fuimos y eso sí era un maltrato”, lamentó.

Los avances

Lo cierto es que el encuentro que mantuvo este lunes con la Comisión de Desarrollo Social y Salud del Concejo Deliberante, acompañado por el presidente del Sistema Integrado de Salud Pública, Gastón Morando; y sus pares de Inspección General, Alejandro Ruffa; y de Habilitaciones, Javier Camgros, sirvió para comenzar a avanzar en soluciones concretas sobre estas cuestiones.

Concretamente, se determinó que a partir de ahora la Dirección de Bromatología será el lugar para canalizar las denuncias por maltrato animal de manera presencial, como así también se avanzará en el chipeo de los animales potencialmente peligrosos y en nuevos encuentros con funcionarios judiciales para agilizar la resolución de los casos.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil