La Ciudad

No se queje si no se queja

web_miqueja

Bajo el asunto “semáforo y pavimento”, un vecino compartió su reclamo sobre el estado en que quedaron los espacios donde se colocaron los nuevos dispositivos, esperanzado de alcanzar una solución.

Juan José repasó que “hace unos meses colocaron seis semáforos en las intersecciones de avenida Falucho,  Franklin y Primera Junta, obras muy necesarias para la barriada, como así también dos cruces de calles entre Primera Junta y Franklin para evitar la famosa maniobra prohibida de doblar a la izquierda en una avenida que no esté permitida”.

Sin embargo, y viendo los resultados de las tareas, expresó que “hace más de dos meses colocaron los semáforos pero nunca arreglaron las veredas a las cuales fueron amuradas las estructuras, por consiguiente hay pozos, hierros, cables, baldosas flojas donde antes había veredas en buen estado”.

Y planteó qué sucedería “si una persona mayor se cae (cosa que ya sucedió sin consecuencias graves)”, en ese caso “¿el responsable será el propietario de la esquina o el Municipio que rompió y no arregló?”.

Así también “pasó en los cruces de calle que tienen cordón y cunetas pero no asfalto y se formó un escalón de 22 centímetros, que cuando llueve se llenan y no dejan ver la peligrosa profundidad”.

“Si rompo tren delantero, llantas, gomas, etc., ¿el Municipio se hace cargo?”, se preguntó y para finalizar expresó, a modo de reflexión, que “las obras son bienvenidas pero deben tener un inicio y un final, no dejarlas a medio hacer”.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil