La Ciudad

Los madereros atraviesan una situación crítica con despidos, suspensiones y peligro de cierre

web_LOPEZ

El secretario general del Sindicato de Madereros en Tandil, Daniel López, afirmó que el sector está atravesando una situación crítica con una caída en las ventas cercana al 50 por ciento respecto al año pasado. Como consecuencia, detalló que ya hubo despidos y reducción horaria en distintas empresas. Las más pequeñas temen no poder seguir.

En diálogo con El Eco de Tandil, el dirigente gremial habló del impacto negativo que tuvo la apertura de las importaciones, lo que agravó directamente la realidad económica de los empresarios madereros de nuestra ciudad.

“Siempre arrancamos el año con expectativas de crecimiento, pero en estos primeros meses las empresas no tuvieron pedidos por el gran problema de la importación de muebles y aberturas del exterior, lo que nos está afectando muchísimo”, planteó, y reconoció que frente a ello “no se puede competir”.

Como consecuencia, precisó que “hubo reducción de horas porque están vendiendo la mitad de lo que vendían el año pasado y en algunos lugares se tomó la decisión de despedir, pagar las indemnizaciones y han sacado, en cuatro o cinco empresas, hasta dos empleados por cada una. Hay una reducción que es inevitable porque no les dan los números”.

Ya transitando abril, López contó que hizo un relevamiento en cada una de las empresas, marco en el que los madereros coincidieron en que la situación se está agravando, ya que se acrecienta la incertidumbre de no saber cómo van a terminar este primer semestre.

“Las ventas han caído un 50 por ciento respecto al año pasado y esto agravado por el tema de las importaciones”, insistió, y sostuvo que “no se protege a la industria argentina y de Tandil tampoco. Y así vamos teniendo serios problemas, hasta en los corralones, que se ven afectados porque no es la misma venta que había hace dos años atrás, que se construía mucho y ahora se está construyendo menos del 50 por ciento”.

Las gestiones

Frente a esta compleja situación, el secretario general del Sindicato de Madereros en Tandil anunció que, en primera instancia, asistirá la semana próxima al congreso nacional de madereros, donde se tratará fundamentalmente la crítica situación de las empresas en todo el país, sobre todo, de la madera; como así también la demora en el pago de las obras sociales, ya que “al caerse las ventas, se caen los aportes porque las empresas no los pagan al privilegiar el pago del sueldo a los trabajadores, entonces, la obra social queda para lo último”, explicó.

Anticipó que, transcurrido el encuentro, el primer paso será dialogar en cada ciudad con las autoridades comunales correspondientes para ir analizando qué tipo de acciones se pueden coordinar en conjunto.

“Después del congreso, en la medida en que pueda, solicitaré una reunión con las distintas autoridades municipales para transmitirles la incertidumbre y el problema de los trabajadores y de las empresas”, contó el dirigente gremial.

“Y después –deslizó- aquellas empresas que necesiten los Repro, seguramente tendremos un contacto con el Ministerio de Trabajo para agilizar algún tipo de vía de solución”, aunque reconoció que “ojalá no tuviéramos que llegar a ese extremo porque es cuando ya prácticamente estamos pegando manotazos para salir a flote”.

Posibles
medidas

En definitiva, López admitió que el sector atraviesa “una situación agónica porque se agotan los recursos en las empresas. Ahora les empieza a llegar el doble de facturación en los servicios, aumentaron los alquileres, en resumen, una situación complicada, que hay que ver cómo resolvemos”.

Mientras tanto, advirtió que “hay una empresa grande de Tandil que está muy complicada, se le ha bajado más del 50 por ciento las ventas y ya para junio o antes, si no mejora la situación, va a empezar con las suspensiones. Estamos hablando de 40 trabajadores”.

Sumado a ello, no descartó cierres en los próximos meses, sobre todo, en el caso de las pequeñas empresas. “Hay un aserradero que tiene problemas y ya nos avisó que si en los próximos dos meses no logra revertir la situación podría cerrar”, lamentó.

Una situación
“complicada”

Por último, López expresó que lo que quiere siempre es que “la situación mejore lo más rápido posible, pero vemos que las pequeñas y medianas empresas están en una situación muy complicada”.

Pidió así que “la situación económica cambie, que se cierren las importaciones y que se proteja a las industrias de la Argentina y, por supuesto, a las de nuestra ciudad para que estas empresas puedan revivir y tener trabajo a lo largo del año”.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil