La Ciudad

Los enfermeros inician hoy un paro, por tres horas, en los hospitales y las salas de salud

web_3loc

Los enfermeros del Sistema Integrado de Salud Pública comenzarán hoy un paro de actividades, en reclamo de una bonificación y de mejores condiciones laborales. En principio, la medida de fuerza se concretará de 8 a 11, en los hospitales Santamarina, Debilio Blanco Villegas y Enrique Larreta de María Ignacia y en las salas de los barrios, y no afectará las guardias. En tanto, mañana, desde las 10, se volverán a reunir para definir cómo continúan con el plan de lucha.

Los enfermeros reclaman, hace tres años, un reconocimiento a la tarea que implica una bonificación del 35 por ciento. Sumado a esto, piden el apoyo del Ejecutivo para que el Ministerio de Trabajo declare la actividad como insalubre, lo que reducirá los turnos a seis horas como hoy se cumplen en los sectores de terapia intensiva, neonatología y salud mental. En cambio, los enfermeros de las salas trabajan ocho horas y con horarios rotativos.

La medida fue decidida ayer, en una asamblea que se desarrolló en la biblioteca del Hospital. Los trabajadores, apoyados por los dirigentes del Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil optaron por la medida de fuerza debido a que no recibieron propuestas de parte de las autoridades de Salud.

La semana pasada habían celebrado dos reuniones formales con integrantes del Gobierno municipal por este tema y el miércoles pasado, por la tarde -en el marco del debate por el Convenio Colectivo de Trabajo- mantuvieron otra charla en la cual el Ejecutivo insistió en avanzar con el manual de funciones y la carrera de enfermería.

“No hubo
propuesta”

“Se seguirá sesionando en asamblea y determinándose en los días a seguir qué hacemos”, anunció el secretario general Roberto Martínez Lastra, en diálogo con “Dulce o amargo” (104.1 Tandil FM de El Eco Multimedios), una vez que finalizó la asamblea en el Santamarina.

Lastra advirtió que resolverán cada día cómo continúa el reclamo, “hasta que se ponga los pantalones largos el Ejecutivo y dé alguna respuesta, que ha sido negativa hasta ahora” y aclaró que “no hubo propuesta. Para los medios y para la foto hablaron que querían reuniones”.

El secretario general cuestionó que desde el Ejecutivo encararon diálogos con distintos jefes de servicio y personal, pero no se sentaron formalmente con los representantes del gremio, situación que recién se concretará hoy, desde las 9.30.

“No tenemos problema con que vayan a hablar a la asamblea”, dijo e insistió con que “llaman al jefe de enfermería para tener una reunión, pero no llaman a los delegados de los enfermeros. Entonces, hay que respetar los canales gremiales. Cuando nos sentamos en paritarias, nosotros determinamos quién va a la reunión y ellos determinarán quién va por ellos. Nosotros no le decimos al Ejecutivo ‘queremos reunirnos con tal’”.

Además, indicó que en este caso las autoridades están ante un pedido que conocen y tienen que responder. Sin embargo, cuestionó que la propuesta fue “dilatar” la solución hasta enero de 2018 y ofertó, para aceptarla, que “firmamos un convenio hoy que a partir del 1 de enero los compañeros van a ser reconocidos por las tareas con el plus que están pidiendo y listo. Firmamos el acuerdo hoy y lo cobramos en enero, pero tampoco quieren eso”.

Sobre el canal formal de negociación, ratificó que es la mesa de paritarias y explicó que las autoridades de Salud “tienen muy buena relación con algunos jefes de enfermería que hoy están plegados a esta medida porque se cansaron de las promesas”. Añadió que a esos interlocutores no les daban las mismas respuestas que obtenía el gremio por escrito, ya que les decían que se iba a cumplir con el reconocimiento, entonces seguían esperando.

En resumen, afirmó que “se juntó el pedido del sindicato con lo que realmente estaban pidiendo los compañeros, con esas promesas incumplidas, y dijeron basta”.

“Explotaron”

Martínez Lastra atribuyó la demora de tres años del Ejecutivo para dar respuesta al reclamo a que los enfermeros no hicieron medidas de fuerza y marcó que “hay otros sectores que le dicen que no, y van a una medida”. En tanto, analizó que los relegaban ante otros pedidos, “hasta que explotaron”.

Por otro lado, observó que “el Sistema de Salud se va ampliando. Hoy (por ayer) me dijeron que entraron dos funcionarios nuevos más, que los están viendo, que no los conocen. Hay plata para todos menos para los enfermeros y hay cada vez menos enfermeros. Me parece bárbaro que crezca la emergencia para que cualquier ciudadano que tenga algún inconveniente sea atendido rápidamente, cualquiera puede tener algo que lo lleve a los hospitales o los centros de salud, pero con recursos adentro y pagos, como se debe”.

Vialidad, en alerta y movilización

Sumando al paro de los enfermeros, los trabajadores de la Dirección de Vialidad se manifestarán desde mañana en estado de alerta y movilización, para exigir reivindicaciones laborales que no fueron atendidas por el Municipio.
El secretario de Organización del Sindicato de Trabajadores Municipales, David Marconi, informó que los empleados de Vialidad solicitan el nombramiento de dos capataces, dos cargos de funciones en la planta de hormigón y en al área de granitullo, y la incorporación a planta permanente de dos destajistas, como establece la Ley 14.656 de Convenios Colectivos de Trabajo para los municipales de la provincia de Buenos Aires.

Sumado a esto, también mañana, el gremio se reunirá con profesionales de la Secretaría de Desarrollo Social, de donde surgirá otro petitorio por distintas problemáticas que evidencia el sector.

“Es la misma historia. Más allá del pedido concreto, lo que vemos es una falta de respuesta a planteos que el Ejecutivo debe responder. En el caso de los capataces, intervienen las direcciones, están esperando los expedientes y lo que hace a la formalidad, lo que pasa es que tienen que acelerar los tiempos. En el caso de los destajistas, el ingreso está prometido hace más de un año, porque la vigencia de la ley plena fue hace más de un año y no había más excusas para tener precarizados a esos trabajadores”, explicó el secretario gremial.

Secretarios que
no atienden

En igual sentido, Roberto Martínez Lastra cuestionó que “hay un montón de funcionarios y parece que nadie en concreto toma los pedidos. Nosotros presentamos a través del gremio ciento y pico de pedidos de hace 6 meses, un año o dos, y no han cumplimentado lo que dice la ley. Hay un secretario, Atilio Della Maggiora, que no atiende a nadie y le pedís un teléfono a un funcionario colega de él para poder hablar y él no atiende a nadie tampoco”.

Y agregó que “yo, secretario de un gremio, necesito hablar por un compañero que tiene hoy un problema en Tránsito, y el señor Della Maggiora no atiende a nadie. Entonces, ¿tenemos que ir con los bombos a tocarle a la entrada de Atilio Della Maggiora? A eso es a lo que voy, hay un desprecio total por los compañeros y van a empezar a saltar por sectores. No es político o porque van a una elección dentro de un mes, porque esto puede pasar el mes y después surgir otra vez, son reclamos largos”.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil