La Ciudad

La Plaza de las Artes fue el blanco de destrozos provocados por vándalos

plaza

Ayer en horas de la mañana los vecinos del Pasaje Fournier, situado en 9 de Julio entre Pinto y San Martín, se encontraron con la desagradable sorpresa de que la Plaza de las Artes, situada en el pasaje fue el blanco de destrozos.

Los vecinos manifestaron preocupación por lo sucedido porque dos semanas atrás delincuentes ingresaron por la plaza a algunos locales comerciales donde robaron dinero. A su vez, aseguraron que el Municipio tiene muy descuidada la Plaza, que últimamente no tiene mantenimiento alguno.

Liliana Islas, una de las frentistas, explicó que ayer en horas de la mañana “los vecinos encontramos que habían roto toda la reja de la plaza que está hacia el costado. Han entrado, rompieron un banco, esto es muy habitual que intenten entrar, pero esta vez han provocado importantes roturas”.

En tanto, sostuvo que esto se suma al hecho de que la plaza no tiene mantenimiento hace tiempo.  “Hace mucho que hemos pedido que corten el pasto. Hace unos tres meses un poste que sostiene al portón de entrada por un temporal se cortó y sólo se puede abrir una de las puertas un poco, porque la otra parte está muy peligrosa y cualquier chico que pase se puede caer. Hemos hecho reclamos a la Municipalidad, y no han venido a arreglarlo. Cualquiera puede venir y verá que está muy peligroso”, sostuvo.

Si bien aseguró que hace tiempo que no había destrozos, hace unas dos semanas “entraron por ese mismo lugar, treparon y entraron a dos locales de la galería incluida una oficina de Pase que está arriba en el local 40. Ahí entraron y robaron dinero, por la parte de atrás de la plaza entraron”.

“Hace unos años cuando la reinauguraron, las chicas del Municipio la pintaron y quedó muy linda. Estaba muy bien mantenida y cuidada pero últimamente los chicos la han utilizado para hacer todo tipo de inscripciones, ahora está muy deteriorada. Es una lástima porque es un pulmón hermoso que hay en el centro con juegos para los más chiquitos”, concluyó.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil