La Ciudad

La Escuela Polivalente de Arte recuperó su nombre

tapa

La alegría inundó el hall central y el gran corredor del flamante edificio de 4 de Abril y Sarmiento, cuando se volvió a imponer el nombre de Polivalente de Arte a la tradicional institución educativa. Los estudiantes, docentes, integrantes de la asociación cooperadora y autoridades sellaron con un cerrado aplauso lo que consideraron un verdadero acto de justicia en favor de su identidad.

Fue en el marco del acto en conmemoración del Día de la Diversidad Cultural, donde se descubrió una placa alusiva con el nombre Polivalente de Arte que fue donada por la asociación cooperadora.

La denominación de una de las escuelas con identidad más fuerte de la ciudad se produjo a partir de la Resolución 1118 de 2014, firmada por la directora general de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires Nora De Lucía.

Sumado a estos instantes de enorme alegría por haber recuperado el nombre con el que toda la comunidad reconoce a la escuela, hubo palabras alusivas al Día de la Diversidad Cultural y los alumnos cantaron y tocaron instrumentos, dirigidos por sus profesores.

Banderas de ceremonia de los niveles inicial, primaria y secundaria acompañaron el acto, junto a alumnos que llegaron desde el deteriorado edificio de Alem al 400. También se hicieron presentes la jefa Regional de Educación Mónica Poumé y su equipo de trabajo, y la presidenta del Consejo Escolar Susana González.

 

Todas las huellas

 

La directora Nancy Mazza pronunció palabras que calaron hondo en el corazón de su comunidad. Fue un grato momento, donde estudiantes y docentes demostraron su respeto y afecto por la máxima autoridad de la escuela y su equipo de trabajo. Desde la primera fila la acompañó Juana Vallarino, quien la antecedió durante varios años y tuvo un rol activo en la lucha por el edificio propio.

En principio, rescató un párrafo de la Resolución 1118: “El valor de la nominación de la instituciones educativas está directamente relacionado con la importancia de nuestra identidad, como parte indisoluble de la cultura institucional”.

La directora consideró que “la identidad se va nutriendo de todas las huellas que cada uno va dejando y de las vivencias personales que se llevarán por siempre en el recuerdo”.

Repasó que el primer nombre fue Centro Polivalente de Arte, que marcó en la institución el período de formación de jóvenes en el arte, que era única en ese entonces en la ciudad. “Tiene que ver desde siempre con esa identidad que puede fundamentar un sentido de pertenencia”, afirmó.

Por otro lado, repasó que Polivalente no fue ajena a las transformaciones educativas, donde le impusieron la articulación con escuelas primarias, con el tercer ciclo de EGB, la Escuela Media 11 y el polimodal en arte.

“Eso nunca importó porque para padres y alumnos nuestra escuela era Polivalente de Arte. No importaba cómo se llamara o dividiera, ni aún que se creara bajo un mismo techo una ESB 19 o que fuéramos una de las primeras secundarias conformadas del distrito y que nos llamáramos Secundaria 11, sabíamos que era sólo en lo administrativo porque el nombre Polivalente de Arte siempre se impuso sobre cualquier número”, resaltó.

Nancy Mazza contó que el equipo directivo más algunos avales elevaron el proyecto para nominar a la escuela que, junto al nuevo edificio, les permitió seguir creciendo “con la convicción de que el arte en la educación de nuestros jóvenes es un modelo a imitar, porque la inclusión y permanencia van caminando juntas, y el sentido de identidad y pertenencia lo hace posible”.

También repasó las estrofas del himno de la escuela que cantan los alumnos y les dijo “gracias por ser parte activa y protagonista de nuestra dignidad institucional”.

 

Respeto por la diversidad

 

 

Por su parte, la jefa Regional de Educación Mónica Poumé rescató que “es una fiesta a pesar de ser un día de conmemoración” y expresó que “cuando pasamos por las aulas de los alumnos de Polivalente, vemos lo que es el respeto a la diversidad cultural. Vemos lo que es el respeto al otro, a las potencialidades y debilidades”.

Además, citó que cuando junto a Juana Vallarino crearon la Secundaria 11, un grupo de chicos del centro de estudiantes reclamaba porqué no podía llamarse Polivalente de Arte. En ese momento empezó la cruzada por el nombre.

Valoró que “cuando se justifica desde lo más profundo, desde lo interno, desde aquello que deseamos profundamente porque debe ser así, porque está en nuestra identidad, desde arriba no queda otra cosa que escucharnos. Y desde esta política educativa, afortunadamente, siempre nos han escuchado y escucharon lo más importante que fue la voz de nuestros alumnos”.

Por último, se mostró orgullosa de poder llamar a esta escuela Secundaria de Arte “Polivalente de Arte” porque es “el nombre que quiere y se merece”.

 

Donación

 

Cerrado el acto protocolar, dos ex profesoras y egresadas donaron a Polivalente el Gabinete de Estampas, que incluye obras de grabado de pequeño formato de todas partes del mundo.

Ana Gelso y Laura Chicopar, de la segunda y primera promoción de egresadas de la escuela, explicaron que comenzaron con el concurso Ex Libris en 2005 y lo llevaron adelante hasta 2013. A través de estas propuestas, recolectaron unas 700 obras, muchas de países europeos, que ayer legaron a Polivalente para que cuente con un museo del grabado.

El Ex Libris significa “perteneciente a o de la biblioteca de” y es un sello personal que se utiliza para marcar los libros de una colección particular. En el Gabinete de Estampas se incluyeron las setecientas obras de arte que formaron parte de los concursos, donde las temáticas variaban para cada convocatoria.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil