La Ciudad

La Dirección de Políticas de Género atendió cerca de 150 casos en 2017

web_2loc1

Tras el femicidio de Ailín Torres, que conmocionó a toda la comunidad tandilense y al país, la directora de Políticas de Género y Diversidad Sexual del Municipio Andrea Rossetti se refirió a la temática de violencia de género y remarcó la importancia de no desestimar “los alertas” que usualmente surgen alrededor de este tipo de casos.

En cuanto a las estadísticas, precisó que en lo que va del año en el área que conduce se registraron alrededor de 150 admisiones, es decir, consultas de mujeres que se acercaron a pedir algún tipo de asesoramiento o ayuda.

En diálogo con El Eco de Tandil, la funcionaria resaltó, desde una mirada más abarcativa del tema, que “no hay que desestimar esas pequeñas actitudes que se presentan como un síntoma de que algo anda mal y que muchas veces están naturalizadas. Cuestiones que aparecen, en este caso como en otros, como el control, el hostigamiento, los mensajes, el acercamiento al domicilio, y que a veces no se vinculan con la violencia, porque estoy escuchando mucho decir en estos días ‘eso no es violencia´, por lo que pareciera ser que todavía tenemos mucho que trabajar en darnos cuenta de que la violencia excede lo físico”.

Por lo tanto, la directora comunal insistió en que “es importante no desestimar estos alertas, no naturalizar la cuestión de la posesión. Cuando escucho ese alerta, si no puedo denunciar porque tengo temor o lo naturalizo porque creo que se va a modificar esa conducta, al menos me acerco a la Dirección de Políticas de Género, o a la comisaría que tiene un equipo técnico; o a la ONG que en el barrio trabaja con estas cuestiones, para pedir ayuda y asesorarme, y ver si se puede hacer la denuncia, si hay medidas protectorias o un botón antipánico”.

“Al menos -enfatizó Rossetti- ultimar todos los caminos que nos llevan a las herramientas que hoy tenemos en el sistema. Esa es la recomendación para prevenir y desnaturalizar esto que está tan naturalizado, que es muy recurrente: pensar que el violento va a cambiar. Y los datos a nosotras nos indican que en general la persona violenta no modifica su conducta”.

Los números

Yendo a las estadísticas, precisó luego que en lo que va del año, en la Dirección de Políticas de Género se registraron “alrededor de 150 admisiones, es decir, casos que aparecieron nuevos, que se suman a los que ya se venían abordando con anterioridad a la creación del área”.

Aclaró que “estos son datos solo de la dirección, pero puede ser que haya alguna denuncia que no llega a nuestra atención porque la mujer decide no pedir asesoramiento con nosotras”.

En cuanto al acompañamiento que se les brinda a las víctimas, contó que está a cargo de “equipos interdisciplinarios, conformados por una trabajadora social, una abogada y una psicóloga que van teniendo una serie de entrevistas, en las que cada una va aportando soluciones desde su disciplina”.

Remarcó que en todos los casos “hay una continuidad de entrevistas, es decir, una atención periódica con esa mujer porque esto es un proceso; no es un abordaje que tiene soluciones instantáneas”.

La intervención
en el caso de Ailín

Puntualmente sobre el asesinato de Ailín Torres, Rossetti confirmó que desde la Dirección de Políticas de Género y Diversidad Sexual se pusieron a disposición del equipo técnico de la Comisaría de la Mujer, que fue el primero en establecer contacto con su familia.

“Lo que hacemos es estar a disposición de los equipos que están abordando la situación porque también nos parece invasivo en un momento de duelo acercarnos tres equipos a la familia. Somos respetuosos de este momento de dolor”, aclaró.

Las vías de
comunicación

Para cerrar, recordó que “ante una situación de urgencia, podemos llamar al Servicio 101, las 24 horas, y para venir a recibir asesoramiento en la dirección, se pueden acercar de lunes a viernes, de 8 a 14, a Arana 1129. Siempre hay alguna profesional que puede ya empezar a dar alguna solución. Y el teléfono de contacto es 154-343677”.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil