La Ciudad

La constructora Serber SA frenó la obra en Polivalente por la falta de pago de la Provincia

web_5loc1

La empresa Serber SA resolvió ayer frenar la obra del nuevo edificio de la escuela Polivalente de Arte, ubicado en 4 de Abril y Sarmiento, porque la Unidad Ejecutora Provincial (UEP) le debe más de 6 millones de pesos, correspondientes a tres certificados. Los casi treinta obreros que se encontraban trabajando allí ya se retiraron del lugar y desconocen cuál será su futuro laboral.

Preocupado, el secretario general de la Uocra Seccional Tandil, Daniel Sagrera, anticipó a El Eco de Tandil que reclamará el pago de los haberes que aún restan cobrar y, de seguir paralizado el proyecto, tratará de reubicar al plantel en otros emprendimientos para que los trabajadores no pierdan su fuente de empleo.

Lo cierto es que la determinación de la constructora, que llegó prácticamente en la recta final de la obra, reavivó la preocupación, al tratarse de un proyecto muy esperado y por el cual se luchó mucho desde la institución educativa.

Un incierto escenario que se reitera y que tuvo su primera señal a principios de mes, cuando los obreros decidieron parar sus actividades porque no habían cobrado la última quincena y hacía ya unos meses que la empresa venía pagando con algunos retrasos.

A los pocos días, el conflicto logró destrabarse, a partir del compromiso asumido por el Gobierno provincial de regularizar su deuda. Sin embargo no se cumplió y Serber SA decidió finalmente paralizar los trabajos por el riesgo de no cobrar.

La preocupación
del gremio

En diálogo con El Eco de Tandil, el dirigente de la Uocra confirmó que “la situación lamentablemente empeoró a raíz de que, por dichos de la empresa, la UEP no cumplió con el compromiso de pagarle los certificados, entonces, hoy decidió no continuar con la obra momentáneamente hasta que no se regularice la situación porque no puede seguir afrontando los pagos”.

Si bien afirmó que “la semana próxima estaría pagando la quincena”, insistió en que la firma “no puede afrontar más los pagos debido a todos estos problemas que se han suscitado, lamentablemente ajenos a los trabajadores”.

Por su parte, aclaró que desde la Uocra lo que están reclamando es la fuente laboral, porque advirtió que “acá hay casi treinta trabajadores que van a quedar en la calle con la incertidumbre de si van a cobrar la quincena, o en el caso de que esto se pare, si van a cobrar la liquidación final”.

web_5loc

En ese sentido, Sagrera planteó que “si la empresa dice que no puede afrontar la quincena, tampoco podría afrontar las liquidaciones finales. Entonces, volvemos a los tiempos de cuando estuvieron las otras constructoras, por ejemplo Vitruvius SA, que se mandó a mudar y no le pagó a nadie”.

El secretario general valoró que “Serber SA hace más de dos años que está y ha venido cumpliendo siempre, incluso pagando antes de los plazos establecidos”, pero lamentó que “la situación se ha empeorado por este sistema”.

“Sería lamentable
que no continuara”

A raíz de la decisión adoptada por la empresa, los trabajadores debieron dejar ayer de la institución educativa a la espera de novedades. “Se van a retirar porque la empresa no los quiere adentro de la obra. Por el momento, decidió pararla, porque quiere ver si la UEP le va a pagar o no. Sería lamentable que no continuara porque si uno ve la obra, ha avanzado muchísimo. Hay mucho material como para seguirla, es decir, no hay problemas de que se quiera ir del lugar para no pagar”.

Más allá de ello, anticipó que desde el sindicato también reclamarán “los días de los trabajadores, porque esto es totalmente ajeno a ellos. Acá la empresa decide parar por una cuestión que también entendemos. Cuando nosotros reclamamos que el trabajador cobre, es justo que así sea; pero la empresa también tiene que cobrar, sino nos está generando un problema hacia los trabajadores y, lamentablemente, siempre el hilo se corta por lo más delgado”.

La voluntad
de la empresa

Por su parte, la arquitecta Sandra Banda Noriega, quien se encuentra a cargo de las tareas, también lamentó la situación, sobre todo, porque en las últimas semanas habían logrado terminar de techar toda la obra.

Por último, aseguró que “de parte de la empresa, la voluntad y el deseo de terminarla es veraz, pero también es cierto que con más de 6 millones de pesos que debe la UEP, es imposible seguir afrontando los gastos que eso depara”.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil