La Ciudad

La Asamblea Ciudadana consideró que es “un crimen ambiental” urbanizar el valle de Don Bosco

web_9loc

A través de un comunicado, la Asamblea Ciudadana por la Preservación de las Sierras expresó su opinión desfavorable sobre el proyecto de un paseo comercial en la zona de avenida Don Bosco. Le solicitó al Concejo Deliberante que lo rechace y le pidió que trabaje “por una ciudad integrada, sostenible y democrática”.

Con el título “Urbanizar el valle interserrano Don Bosco: un crimen ambiental y urbanístico”, la ONG ambientalista se metió en el debate que llevan adelante los bloques que integran el Legislativo, a través de la Comisión de Obras Públicas.

“Asistimos con estupor al intento de convalidar un proyecto que pretende instalar en el valle interserrano, sobre la avenida Don Bosco, infraestructura y construcciones que corresponden a zonas urbanas”, indicaron.

Y evaluaron que en primer lugar, “naturaliza una práctica éticamente repudiable: pedir que el Estado otorgue privilegios por plata. ¿Alguien puede ponerle precio a la naturaleza? ¿Qué gobierno tiene derecho a poner en riesgo a cambio de plata la calidad ambiental del conjunto de la ciudad y de las generaciones futuras?”.

Ponen en duda
la transparencia

Al mismo tiempo, cuestionaron “¿quiénes son los integrantes de la Comisión de Gestión Territorial que invocan como autoridad técnica?” y se preguntaron “¿por qué este tipo de convenios dejaron de ser publicados en la página del Municipio desde el 2016?”.

En cuanto a la difusión de los convenios urbanísticos que -por ordenanza- deben darse a publicidad en la página oficial de la Municipalidad una vez firmados, agregaron que “el derecho a la información también está siendo sistemáticamente vulnerado. Cuarenta y ocho horas antes, la ciudadanía se entera por los diarios que está a punto de ser tratado este proyecto en el Concejo Deliberante, adonde llega con un largo camino allanado por los funcionarios públicos. A la luz de estos hechos, es razonable temer que los rumores de ampliación del barrio cerrado (aprobado en tiempos de Zanatelli y apoyado con obra pública por la actual gestión), se concretarán”.

“Van subiendo por las
laderas de las sierras”

En otro tramo, desde la Asamblea señalaron que “desde el punto de vista urbanístico, si el argumento fuera brindar más servicios a los turistas cabe preguntar porqué amontonarlos en una misma y reducida zona, donde el principal valor es la cercanía a las sierras, el contacto con la naturaleza, la tranquilidad, el paisaje”.

Y señalaron que “ya invadieron el valle interserrano y van subiendo por las laderas de las sierras, la superposición de infraestructura, negocios y nuevas urbanizaciones destruirán su valor. No solo es inaceptable desde el punto de vista ambiental, se volverá un búmeran”.

En un tono más político, manifestaron que “la codicia de algunos, la falta de visión y los criterios privatizadores de la gestión comunal, lejos de mejorar Tandil, satisfacen los intereses de los ‘desarrolladores inmobiliarios’, degradando las sierras y las cuencas hídricas, sumando riesgos de contaminación de las fuentes de agua y fragmentando la ciudad”.

Area protegida

“¿Qué sentido tiene permitir en el corazón de las sierras, en el área comprendida por la Ley de Paisaje Protegido, en el área que constituye un circuito de disfrute natural de tandilenses y turistas, un gran centro comercial con más de 30 locales y un mayor índice de construcción?”, preguntaron.

Y consideraron que “el proyecto será más funcional a dotar a la zona de características urbanas al servicio de los barrios cerrados, consolidando la urbanización elitista del sur, que a preservar los valores de un área que debe preservar sus características naturales y detener las construcciones”.

En ese sentido, afirmaron que “la construcción de viviendas y centros comerciales debe hacerse en aquellos lugares donde corresponde, respetando criterios ambientales y urbanísticos. Esta es una función indelegable de autoridades que tienen el deber de defender el interés público”.

Tras todo lo expuesto, consultaron “¿quién gobierna y para quién en Tandil?” y solicitaron “a los miembros del Concejo Deliberante que rechacen este proyecto y trabajen por una ciudad integrada, sostenible y democrática”.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil