La Ciudad

Inspectores de tránsito se manifestaron en reclamo de mejoras y seguirán con el quite de colaboración

En el marco del reclamo que vienen llevando adelante desde hace dos semanas con un quite de colaboración, ayer el plantel de trabajadores de la Dirección de Control Urbano Vehicular encabezó una ruidosa protesta, en las puertas de la dependencia comunal, en Belgrano 485. Acompañados por autoridades gremiales, exigieron una respuesta a su reclamo por mejoras laborales y los elementos necesarios para hacer su trabajo.

Lo cierto es que se había logrado “un principio de acuerdo” con las autoridades del Ejecutivo, días atrás, sobre dos puntos concretos del pedido: la indumentaria y más handies. Sin embargo, los funcionarios habrían dicho que posiblemente descuenten los días no trabajados y eso habría derivado consecuentemente en la manifestación de ayer, que incluyó un corte vehicular en la esquina de Belgrano y la avenida Santamarina.

Junto a los trabajadores participaron de la protesta la comisión directiva del gremio y los delegados. Dentro de la dependencia se encontraba el director del área Walter Villarruel, quien dijo comprender el reclamo, pero aclaró que no depende de él que se les descuenten los días no trabajados.

Por su parte, deseó que la situación se resuelva pronto porque confirmó que en los últimos días el servicio se vio resentido.

Las razones

En la manifestación, el delegado gremial Alejandro Saco explicó a El Eco de Tandil los motivos de la protesta y afirmó que continuarán con la medida hasta tanto sean convocados por las autoridades a una mesa de diálogo.

Precisó que la primera nota presentada con el reclamo fue en julio pasado y, luego, se presentó otra en septiembre, debido al problema que tienen con la movilidad, la indumentaria -que todavía no había llegado y ya llegó-, como así también handies para comunicarse, ya que solo cuentan con cinco para los 28 inspectores que son.

Confirmó entonces que, a raíz de todos estos inconvenientes, la gente “se cansó” y decidió hacer un quite de colaboración en la calle que -aclaró- “no es un paro” sino que establece el cumplimiento del horario laboral, pero sin realización de tareas.

Descuento
de los días

A raíz del conflicto, detalló que se reunieron con el director de Recursos Humanos, Mauricio Baldovino; el secretario de Protección Ciudadana, Atilio Della Maggiora; y el director del área, Walter Villarruel, la semana pasada.

Contó que, en ese marco, se estuvo a punto de lograr “un principio de acuerdo” en el que las autoridades del Ejecutivo les pidieron colaboración para que salieran a la calle a trabajar con cinco handies, mientras que los inspectores les pidieron que no se les descontaran los días que ya llevaban de quite de colaboración.

Sin embargo, los funcionarios se negaron a ello y por eso decidieron continuar con la medida. “Hasta hoy (por ayer lunes) no hemos tenido respuesta del Ejecutivo así que decidimos salir a hacer un poco de ruido para ver si nos llaman”, explicó.

El delegado gremial aseguró entonces que seguirán con la medida hasta tanto sean convocados a una mesa de diálogo.

“Esperemos que se solucione
pronto”, manifestó Villarruel

Por su parte, el director del área Walter Villarruel aseguró que el pedido en torno a los handies “ya se encuentra en curso”, por lo que estimó que arribarán en corto plazo, como así también el tema de la movilidad.

Por otro lado, aclaró que el descuento de haberes por los días sin tareas realizadas en la calle no es su decisión, sino que depende de otras áreas del Ejecutivo. Lo que sí le compete y debe dar respuestas -explicó- es sobre las medidas de seguridad de trabajo y “ya fueron dadas”.

En lo personal, deseó que el conflicto se resuelva pronto porque “los vecinos pagan con sus impuestos nuestro trabajo y nosotros tenemos que responder con el trabajo cotidiano”.

Actualmente confirmó que la Dirección de Control Urbano Vehicular cuenta con 28 inspectores y deslizó que muy posiblemente se incorporen más en el corto plazo.

Más allá de la cantidad, defendió la calidad del personal y transmitió tranquilidad a la población sobre el compromiso del plantel con su tarea.

Tras responder al pedido de indumentaria y los handies, que llegarán pronto, en lo personal Villarruel confió que se seguirán mejorando las condiciones de trabajo.

En ese sentido, anunció que el área adquirirá “una nueva camioneta Amarok y seis motos”, por lo que remarcó que no es que no están preocupados por la movilidad, sino que “todo lleva su tiempo y su espacio”.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil