La Ciudad

Armó su caña en broma y terminó pescando en calle Montiel

pejerrey

Dentro de la desesperación de muchos vecinos de la zona de avenida Marconi y Montiel porque el agua ingresaba en casas y negocios, se produjo una situación risueña ya que Julio Carabajal decidió tomar su caña de pescar, buscándole poner humor a la situación, y terminó sacando un pejerrey.

En comunicación con el programa “Revillo de vuelta” (104.1 Tandil FM) señaló que “llegué al mediodía del trabajo y la policía estaba cortando la calle una cuadra antes de mi casa. Al ver eso me desesperé porque era todo agua y pensaba que mi casa también estaba en las mismas condiciones. Como pude, caminando con el agua fría a la altura de la rodilla, llegué y pude comprobar que si bien había entrado agua no me había estropeado mucho las cosas”.

Siguió narrando que “a partir de ahí me junté con los vecinos, ayudamos a evacuar a una señora mayor que tenía 70 centímetros de agua en la casa, así que le levantamos los muebles y le sacamos los colchones y se lo llevamos a otro vecino que no tenía agua para que no se mojara nada y a la mujer la trasladamos hasta la casa del hermano para que estuviera tranquila”.

Tras esa ayuda humanitaria el buen hombre buscó desdramatizar la acuciante situación que se vivía. “Busqué ponerle un poco de onda, me acordé que en el lavadero de mi casa tenía la caña y se me ocurrió armarla. La tapa de la boca de tormenta se había levantado entonces tiré hacia el traga tormenta encarnando con una lombriz que había en la pared”.

Carabajal expresó que “me puse a charlar con los vecinos y en eso se me da por levantar y venía el pejerrey. Entre la gente nos mirábamos y nos reíamos porque si lo querés armar no te sale”.

Entre risas, siguió contando que “puedo entregar el pejerrey para que sea analizado y se den cuenta que venía del Dique”.

Por último al ser consultado que había hecho con la pesca obtenida aseveró que “al pejerrey lo tengo en el freezer como un trofeo histórico.

WhatsApp Image 2017-05-19 at 15.17.05

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil