La Ciudad

Enfermeros rechazaron un ofrecimiento del Ejecutivo y no descartan endurecer la protesta

web_Enfermeros (2)

David Marconi, secretario de Organización del Sindicato de Trabajadores Municipales, se refirió a las conclusiones arribadas por los enfermeros luego de finalizar su asamblea, celebrada durante la mañana del jueves.

Sigue el conflicto con los enfermeros del Sistema Integrado de Salud Pública, que reclaman una bonificación y mejores condiciones laborales en los hospitales Ramón Santamarina, Dr. Debilio Blanco Villegas y Enrique Larreta, de María Ignacia, y en las salas de los barrios.

En concreto, el sector reclama desde hace tres años un reconocimiento a la tarea que implica una bonificación del 35 por ciento y solicita apoyo del Ejecutivo para que el Ministerio de Trabajo declare la actividad como insalubre, lo que reducirá los turnos a seis horas como hoy se cumplen en los servicios de terapia intensiva, neonatología y salud mental.

Frente a ese pedido, el miércoles, tras una jornada que reunió en dos oportunidades -por la mañana y por la tarde- a dirigentes del Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil y a funcionarios del Ejecutivo, los integrantes del agrupamiento se reunieron ayer en asamblea para conocer los alcances de ambos encuentros y los detalles del ofrecimiento presentado.

Con una amplia participación, los enfermeros se convocaron en la biblioteca del Hospital y mantuvieron un extenso intercambio con el secretario general Roberto Martínez Lastra y su par de organización, David Marconi.

En conjunto rechazaron la propuesta transmitida por el Gobierno, que consistió en otorgar un diez por ciento de bonificación a partir de enero del año entrante. Disconformes con lo planteado, por el plazo y por la diferencia con lo pretendido, los enfermeros se pronunciaron a favor de mantener el estado de alerta y asamblea permanente, y no descartan endurecer las acciones para los primeros días de la semana entrante.

En ese sentido, podrían llevar adelante alguna medida “más profunda” en forma sorpresiva. De todos modos no descartan nuevos acercamientos, que podrían concretarse hoy o incluso el fin de semana en busca de un acuerdo.

“Lejos de la
pretensión”

El secretario de organización del sindicato, David Marconi, indicó que la propuesta fue descartada de plano por considerarla “muy lejos de la pretensión y en el tiempo”, aunque debían someterla a consideración de los trabajadores. En esa oportunidad no se lograron mayores avances pese a que la voluntad de diálogo se mantiene, siempre bajo la premisa de alcanzar un acuerdo integral.

En ese sentido resaltó que el reclamo es “para todos los enfermeros” del Sistema Integrado de Salud, rechazando una eventual diferenciación respecto al lugar donde desarrollan las tareas, a partir de una visión que expuso el Ejecutivo durante la negociación.

Tras la aclaración sostuvo que la oferta fue presentada y analizada por los trabajadores en el marco de la asamblea, donde el mensaje apuntó a tranquilizarlos, a mantener la “paciencia” y el “diálogo” ya que “no hay una negativa” a otorgar una bonificación. Sin embargo “un diez por ciento y en enero, está muy lejos de lo que pretendemos”, enfatizó.

Con miras a la continuidad del conflicto, Marconi planteó que sostendrán las asambleas y el estado de alerta durante los próximos días y el lunes o martes evaluarán “una medida de acción directa más firme” a la que llevaron adelante este miércoles por tres horas.

web_Enfermeros (3)

De todos modos, el secretario de organización del gremio insistió en que mantendrán el diálogo abierto en busca de un acuerdo que permita resolver el reclamo.

Garantizó las prestaciones del agrupamiento de enfermería en las guardias y en los distintos servicios y evaluó que “a veces lleva tiempo madurar una medida y tomar una decisión en el Sistema de Salud porque son los que conviven a diario con esa realidad, pero cuando se hace no hay vuelta atrás”

En Vialidad, en
estado de alerta

A la par de la situación con el sector de enfermería, el sindicato mantiene negociaciones con la administración comunal para resolver la situación en la Dirección de Vialidad, en continuidad con un reclamo que comenzó hace poco más de un mes y que no alcanzó una solución integral.

Adelantó que el área se declaró a partir de ayer en estado de alerta y movilización y asamblea permanente mientras se extienda la discusión de “algunas cuestiones que quedaron pendientes”.

En ese sentido precisó que las gestiones apuntan al nombramiento del capataz, de los reemplazantes, el paso a planta permanente de trabajadores destajistas, entre otros.

Durante el encuentro del miércoles por la tarde el Ejecutivo acercó una respuesta en cuanto al último aspecto “pero no coincidían los datos que teníamos con respecto a los servicios que prestaban los compañeros”, expresó.

“Los compañeros están esperando una respuesta seria, en firme, con un compromiso de parte del Ejecutivo”, concluyó Marconi.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil