La Ciudad

En el último año y medio, aumentaron a casi 500 las consultas mensuales que recibe el CPA

web_garcia

El director del Centro de Prevención de las Adicciones (CPA) de Tandil, José García, afirmó que en el último año y medio aumentaron de unas doscientas a casi quinientas las consultas mensuales que reciben. Adujo que el aumento exponencial se debe a “cuestiones sociológicas” vinculadas a una variabilidad que comúnmente se presenta de acuerdo a la época del año.

Precisó además que casi el 50 por ciento de esas inquietudes son espontáneas, lo cual, habla bien de los usuarios, quienes concurren al organismo por propia voluntad y, en el caso de los menores, junto a sus familiares.

En diálogo con El Eco de Tandil, García recordó en principio que ya hace un año y medio que vienen trabajando de manera integrada con el Sistema Integrado de Salud Pública, más precisamente con la Dirección de Salud Mental.

“Fue una integración muy fácil y rápida, los dos equipos nos aunamos en el trabajo, también nos estamos integrando con la gente de tabaquismo del antiguo Dispensario e incluso el 1 de diciembre realizaremos juntos las jornadas anuales, acompañados también por la gente de Ludopatía. Así que estamos trabajando muy bien, cómodos y con buenos resultados”, destacó.

El aumento
de consultas

Seguidamente, se refirió a la cantidad de consultas mensuales que reciben y confirmó que “pasaron de doscientas y pico el año pasado a casi quinientas este año”. Explicó que “esto tiene que ver con una variabilidad. En algunos meses aumenta; en otros disminuye, por distintas cuestiones sociológicas”.

Puntualizó que “en el verano, en algunos casos disminuye porque hay gente de vacaciones y profesionales que también se toman vacaciones. En marzo, abril y mayo aumenta un poco más. Eso tiene que ver con una dinámica social que se va dando, pero en general aumentó todo”.

García explicó que fue por ello también que decidieron abrir un Centro de Día, que funciona cuatro días a la semana, en horas de la tarde, con distintos talleres y un grupo terapéutico, al que son derivados pacientes que tienen criterio para ese tipo de dispositivo para que también sean atendidos allí.

Las estadísticas

En cuanto a las edades de quienes se acercan a consultar, el director del CPA de Tandil aclaró que “es un tema relativo”, aunque sí se puede establecer un rango etario respecto a la sustancia que se consume.

Puntualizó que “hasta los 20, principalmente se consume alcohol, debido a su fácil adquisición, aunque no se excluye que consuman cocaína y marihuana; hasta los 35 o 40, la cocaína y la marihuana tienen predominancia; y después de los 40, hay un policonsumo, pero en algunos casos aumenta el alcoholismo y se convierte en crónico”.

Sin embargo, advirtió que “esto no significa que los chicos no fumen marihuana ni que los cocainómanos no se alcoholicen. Estamos hablando de una tendencia por las edades”.

Sí afirmó que la edad de iniciación de los jóvenes en el consumo de sustancias ha disminuido. Incluso, señaló que “el Sedronar en la última estadística lo ha establecido. Hay ya reportados chiquitos de 10-12 años que han empezado a consumir con alcohol y algún tipo de tóxico”, aunque indicó que particularmente en Tandil “esto no se replica tanto”.

El abordaje

“Sí ha habido aumento de consultas –confirmó García-, de las cuales casi el 50 por ciento son espontáneas y eso habla bien de los pacientes. Entre ellos, tenemos a los pibes que vienen exclusivamente para ser atendidos y a los padres, que a veces vienen a pedir ayuda”.

Respecto a la metodología que se implementa en el CPA para tratar los consumos problemáticos, detalló que “se hace una admisión, donde se tiene una charla con la persona para tener un pantallazo general de su problemática y, a partir de allí, se la comienza a atender, derivándola al profesional que corresponda, dependiendo de quién trabaja más con alcoholismo, policonsumo o lo que sea, para atender no solo su problema de adicción, sino -sobre todo- las causas que lo llevan a ello”.

La prevención

Por último, en cuanto a la difusión y las charlas de prevención que habitualmente se realizan, el director del CPA de Tandil aclaró que ya no se enfocan tanto en los alumnos, sino que se trabaja más con los docentes y los no docentes, ya que consideran que tienen una mayor claridad frente a la problemática de los chicos.

En paralelo, además, contó que están trabajando con distintos grupos barriales en pos de generar capacitaciones para brindarles herramientas porque “ellos tienen un acercamiento mucho más amigable a los individuos”, resaltó. u

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil