La Ciudad

Los vecinos del Boliche de Noli exigen al Municipio obras para evitar las inundaciones de sus viviendas

web_3loc

Los vecinos de la zona del Boliche de Noli ingresaron una nota, por mesa de entradas y salidas de la Municipalidad, para reclamar soluciones a las inundaciones que sufren cada vez que llueve. Fue una de las zonas más afectadas con las precipitaciones del 19 de mayo pasado, cuando se comunicaron con esta Redacción para relatar que el agua había ingresado en varias viviendas.

La nota, que fue presentada el lunes pasado tanto al Departamento Ejecutivo como al Legislativo, está firmada por los vecinos de la manzana comprendida entre Holanda, Frondizi, Israel y Don Bosco, quienes expresaron su “preocupación por los reiterados episodios de inundaciones que han sufrido a raíz de las fuertes lluvias caídas en los últimos días”.

Los reclamantes consignaron que además de la exacerbación paulatina de los fenómenos meteorológicos, “no existe por parte del Municipio un plan de contingencia adecuado para dar respuesta a este tipo de episodios”.

 

Las causas

En la presentación advirtieron que “el desborde de los canales de la avenida Don Bosco ha generado pérdidas materiales en distintos hogares, como así también un constante estado de alerta cada vez que llueve, debido a la incertidumbre que causa desconocer cómo reaccionará la derivación hídrica”.

Sumado a eso, señalaron que las causas de estas catástrofes son múltiples y conllevan a que esa manzana, en particular, se vea afectada. Describieron que “por un lado hay una incorrecta evacuación de las aguas que bajan por calle Francia que hace que en la esquina del Boliche de Noli, las mismas no sigan su curso por la alcantarilla correspondiente y crucen la avenida Don Bosco, sobrecargando el canal que cursa sobre el lado contrario”.

Y agregaron que “este cruce de aguas, ingresa también por el predio de la chacra de la Facultad de Ciencias Veterinarias y desagota sobre las calles Israel y Frondizi, provocando las inundaciones, y los anegamientos en estas vías de circulación”.

En tercer lugar “las nuevas viviendas que están sobre la avenida Don Bosco y sus accesos para el ingreso de vehículos, que han reducido el caudal de la alcantarilla, hecho que favorece el desborde de las mismas. A esto se suma el elevado nivel de altura de las calles Israel y Frondizi, que están por encima de la línea de ingreso, lo cual no habiendo un adecuado alcantarillado, hace que el agua ingrese fácilmente a los hogares allí situados”.

Por último, los vecinos solicitaron al Concejo Deliberante y al Departamento Ejecutivo “una respuesta ante esta problemática, la cual repercute, tanto material como psicológicamente” y agregaron que se añade a la “precaria situación en materia sanitaria por no contar con red de agua potable, cloacas ni transporte público”.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil