La Ciudad

El titular de la UTA advirtió que ante un nuevo ataque a colectivos, no habrá servicio

__res_4loc

Hace unos días atrás colectivos del transporte público pertenecientes a la Línea 503 fueron apedreados en su recorrido dentro del barrio La Movediza, lo que puso en riesgo a los ocasionales pasajeros y al propio chofer.

Debido a este ataque sufrido, desde la empresa optaron por suspender el ingreso al mencionado barrio desde las 19, hasta tanto contar con mayor seguridad por parte de la policía para poder cumplimentar el habitual recorrido sin que se produzca algún acto vandálico que ponga en riesgo la integridad física de quienes a diario viajan. La decisión buscó resguardar a los choferes y no exponer a los pasajeros, además de transformarse en una queja en busca de mayor protección policial.

El delegado regional de la Unión Tranviario Automotor (UTA), Gustavo Morales, habló del tema, e informó que debido al incremento de los patrullajes en la zona, el último ataque se produjo el lunes.

El sindicalista dijo que “estamos igual, hay un compromiso de la policía que está revisando el barrio y de la Municipalidad también. Gracias a Dios no se han vuelto a suceder los hechos porque de pasar, vamos a tomar la medida de suspender el servicio que perjudicaría a los usuarios”.

Sostuvo que “la policía da vueltas por el barrio, pero cuando pasa el patrullero desde un lado viene o sale un colectivo se suceden los hechos. Nos pasa lo mismo que en Las Tunitas”.

Repitió que “de seguir esta situación así, alguna medida se va a tomar, pero buscamos no perjudicar a la mayoría de las personas. Lo bueno es que desde el lunes no se han registrados nuevos ataques”.

Menores

En cuanto a la identidad de las personas que arrojan piedras a los colectivos, sostuvo que “la policía está investigando, dicen que son menores y no pueden hacer demasiado. Se tratará de identificarlos y también le solicitamos a los vecinos que se involucren y señalen a aquellos que producen los ataques. Pedimos que colaboren para que no sean ellos los perjudicados”.

Aseguró que “el trabajador necesita del transporte público, por eso debe comprometerse también, aunque no podemos esperar que lastimen a un pasajero o a un chofer. Por ahora está todo normal, con los patrullajes que se siguen haciendo, pero esto no quita que no pueda volver a pasar”.

Morales dijo que “no hay que exagerar la situación, porque esto también nos ha pasado en Las Tunitas, Villa Aguirre y Villa Gaucho. Esperamos que no se vuelva a repetir y si se repite, habrá que implementar otra forma para brindar seguridad”.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil