La Ciudad

El Ejecutivo les ofreció un 15 por ciento a los enfermeros, pero volverían a parar el lunes

web_TERUGGI-PROYECTO-12-8-2016 (8)

El mes de septiembre culmina sin que el conflicto que se desató con los enfermeros de hospitales y salas de salud de los barrios encuentre un atisbo de resolución. Después de varios días de silencio, apareció una voz oficial que se refirió a la crítica situación, que irá empeorando con el correr de los días si no surge alguna alternativa que conforme a ambas partes.

El diálogo entre el Ejecutivo y el Sindicato de Trabajadores Municipales sigue siendo permanente, aunque aún no se logre el acuerdo. El Gobierno acercó una nueva propuesta mejorada y fue el secretario de Gobierno, Oscar Teruggi, quien habló sobre el tema.

En principio, aseveró que “hemos trabajado toda la semana, manteniendo más de una reunión por día, tratando de poner lo mejor cada una de las partes para alcanzar un acuerdo. Hay un reclamo de todo el sector de enfermería de un 30 por ciento, aunque hay que aclarar que ya hay sectores de enfermería que cuentan con una bonificación. Por ejemplo, los enfermeros de terapia intensiva tienen una bonificación del 25 por ciento y la Guardia una del 20 por ciento”.

Especificó que “estamos hablando sobre el total de 226 enfermeros los que componen el Sistema de Salud y serían 170 los que no cobran ningún tipo de bonificación por el hecho de pertenecer al sistema”.

Remarcó que “el pedido es para todos y lo que nosotros estamos de acuerdo en reconocer, así como hay otros agrupamientos en el sistema que cobran alguna bonificación por criticidad en la tarea, estamos dispuestos a dar una bonificación. Lo reconocemos como válido, no hemos dicho que no. Inclusive, la última propuesta alcanzada era un 10 por ciento de una categoría 12, que es alrededor de 1.200 pesos por empleado”.

Agregó que “esto a partir del 1 de noviembre y luego agregar un 5 por ciento en el mes de diciembre, con lo que estaríamos reconociendo un piso del 15 por ciento para la totalidad de los enfermeros del sistema. Posteriormente nos sentaríamos a discutir todo el agrupamiento de enfermería en lo que llamamos manual de funciones, que es una herramienta que determina las funciones de enfermería ya que no todas son iguales. Determinando las distintas funciones, se podrá acordar cuáles son las bonificaciones y las características del trabajo en cada caso”.

 

Rechazo

La oferta acercada por el Ejecutivo fue rechazada de plano por los enfermeros, por lo que de no haber alguna reunión durante el fin de semana, el venidero lunes la medida de fuerza se profundizaría.

Al respecto, el secretario indicó que “estamos muy cerca de las elecciones y no queremos decir que esto se convierta en una cuestión electoral porque es un reclamo que viene desde hace mucho tiempo. Pero entendemos que si hay buena disposición de la otra parte, así como nosotros mostramos que estamos dispuestos a conversar y decimos que la bonificación es válida, con un piso de un 15 por ciento para sentarnos a hablar, podría destrabarse”.

La propuesta está muy lejos de las pretensiones de los trabajadores que reclaman un 35 por ciento. “Creemos que el tope será el 30 por ciento por lo que ofreciendo el 15 por ciento estamos reconociendo un piso del 50 por ciento de la pretensión. Nos parece que es bueno y es una demostración de que queremos llegar a un acuerdo, haciendo un reconocimiento al sector, además de invitarlos a una mesa de trabajo donde podamos discutir de igual a igual las condiciones y cuáles son las consideraciones que tenemos que hacer en cada caso”, analizó.

 

“Afecta a la gente”

Con relación al recrudecimiento de las medidas de protesta, donde este lunes se llevaría a cabo un paro de cuatro horas, señaló que “afecta a la gente porque hay un bloqueo de camas, que no se dice, ya que no se aceptan nuevas internaciones. Los enfermeros se amparan en que no van a atender más de lo que hoy está en el Hospital, se suspenden cirugías y en consecuencia, repercute en todo el sistema. Con un quite de colaboración de cuatro horas, de 8 a 12, directamente el Hospital Santamarina deja de funcionar, ya que hay consultorio externo y cirugías programadas”.

Señaló que “nosotros apelamos a que el sector reconsidere la propuesta, la que me parece que es muy interesante. Al menos lo que pretendíamos es que antes de ser rechazada, nos pudiéramos ver las caras en una mesa de trabajo y explicitar las pretensiones de cada uno de los sectores, sin someterse a estas pretensiones donde no hay forma de abrirlo ni considerar otras que no sean las que ellos pretenden”.

 

Conciliación obligatoria

Al ser consultado por la posibilidad de pedir la conciliación obligatoria, expresó que “lo estamos evaluando, nos enteramos del rechazo de la última propuesta y seguramente trabajaremos la idea si es conveniente o no una conciliación obligatoria, que la función de la misma es obligar a las partes a sentarse para buscar una solución”.

Detalló que “nosotros hemos puesto el máximo de nuestras posibilidades, por lo que la salida de la conciliación obligatoria sigue siendo el conflicto, si no hay voluntad de diálogo”.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil