La Ciudad

Desde la Cooperativa Vial aseguraron que “no nos podemos seguir manteniendo de esta forma”

Photonazar

Luego de que la Cooperativa Vial planteara a través de una solicitada en El Eco de Tandil la compleja situación que vive por la falta de pago del Municipio, el presidente de la entidad Marcos Nazar explicó las dificultades que enfrentan y contó que fueron convocados por el intendente Miguel Lunghi a una reunión que se llevará adelante mañana.

Nazar planteó que en junio del año pasado comenzaron a tener problemas financieros ya que se empezaron a “alargar los plazos de cobro”.

Explicó que de acuerdo al contrato de comodato de la cooperativa, después de facturarse la Tasa Red Vial, a los siete días deberían recibir el dinero del Municipio. Eso durante muchos años se cumplió, pero desde junio del año pasado las demoras fueron cada vez mayores y “ahora ese plazo se ha ido alargando y estamos en 45 o 60 días y algo más también”.

“La verdad es que se nos complica porque la cooperativa el único recurso que tiene es lo que ingresa por la Municipalidad. Los socios somos responsables económicamente de la cooperativa, respondemos con nuestro patrimonio, entonces no podemos salir a trabajar sin tener certezas del plazo de cobro porque no podemos poner en juego nuestro patrimonio”, argumentó.

Y recalcó que “estamos trabajando ad honórem para tener mejores caminos en Tandil”.

Mantener al
personal

La cooperativa está integrada por el consejo consultivo, que está formada por productores que están allí ad honórem. Luego, hay una ingeniera, una persona que se ocupa del mantenimiento de las máquinas, un maestro mayor de obras y tres personas en la administración. Y el plantel de empleados de campo ronda las 24 personas.

“Como no tenemos dinero descubierto, tenemos que trabajar siempre con cierto stock de plata en cuenta corriente porque debemos estar preparados para cualquier cimbronazo que haya”, indicó.

En ese sentido, sostuvo que “tratamos de tener por lo menos un mes en caja para poder afrontar los sueldos de la gente, la prioridad para nosotros además de los caminos es mantener el personal”.

“Todos estos atrasos además desencadenan que al no poder contar con los fondos que realmente tendrían que ingresar a la cooperativa, nos genera capacidad ociosa. No podemos trabajar el ciento por ciento sino al 50 o al 30 por ciento, pero los costos fijos los tenemos que afrontar igual, que son los sueldos del personal, las cargas sociales y todo eso es un perjuicio que en verdad se traslada al productor”, manifestó.

Los fondos
provinciales

Además de los ingresos que llegan por el pago de la Tasa de Red Vial al Municipio, los productores también abonaban la tasa retributiva de servicios, que es el plan entoscado, que equivalía a dos litros de gas oil por hectárea.

Pero “cuando empezó todo este tema de los atrasos resolvimos suspenderlo momentáneamente porque además la realidad es que esos fondos son para entoscados nuevos y el problema es que empezamos a tener los entoscados que hicimos al principio deteriorados, que hay que mantenerlos y no tenemos capacidad financiera para poder hacer todo”.
“Entonces, decidimos cortar con eso hasta poder acomodar un poco las cosas”, señaló.

Por otra parte, están los fondos provinciales que vienen del fondo solidario, que es un porcentaje de las retenciones a la soja, que se reparte un porcentaje para cada partido. En el caso de Tandil en su momento acordaron con el Ejecutivo que alrededor del 36 por ciento es para la cooperativa para volcarlo a los caminos.
También está el Impuesto Inmobiliario Rural, la Ley 13.010, que una parte transfiere la Provincia al Municipio para que termine los caminos.

El problema que se presentó en este caso es que “como obradores para el Municipio cobramos contra certificado de trabajo, entonces como no tenemos crédito no podemos trabajar si no tenemos certeza de cobro, porque no puedo hacer una obra y no saber si la voy a cobrar en 60 o 90 días”.

“Si uno va a preguntar al Municipio pueden decir que no nos deben esa plata porque nosotros no hicimos el trabajo porque va contracertificado pero sabemos que la plata entra al Municipio con ese destino y queda ahí”, cuestionó.
Aclaró que si bien tienen buena relación con el Municipio, en los últimos meses la situación “se ha trabado más, y las quejas del vecino y del productor las recibimos nosotros, también de las escuelas de concentración”.

Dar la cara

“Hace un mes que estamos pidiendo una reunión con el Municipio porque nos parece que al menos deberíamos tener el apoyo del Municipio de dar la cara juntos ante la gente y decir cuál es el problema”, afirmó.

La cooperativa cubre 1500 kilómetros de caminos rurales, abarca todo lo que es urbano, inclusive los accesos a Fulton y De la Canal que son provinciales, así como la Ruta 30 de Scarminacci para el lado de La Numancia.

“La explicación que nos dan es que la cosa está complicada, tendrán pocos recursos y los manejarán como pueden. El problema es que llegamos a esto pero hay varios productores que quieren tomar medidas más drásticas”, aseguró.

Así las cosas, hubo productores que se acercaron a la cooperativa y preguntan si pueden pagarles la Tasa Red Vial directamente a ellos porque dicen “para qué va a pasar por el Municipio y tardar 60 días en llegar si se la puedo pagar a ustedes”. “Entiendo que no se puede hacer legalmente. Pero el planteo es razonable si uno se pone a pensar”, sostuvo.

Certezas

Nazar aseguró que el deterioro de los caminos es muy notorio y que necesitan “planificar con más certezas porque de otro modo es muy difícil manejar una empresa, nosotros tenemos un solo cliente entonces no podemos salir a buscar otra opción de ingreso”.

El intendente Miguel Lunghi los convocó de reunirse el jueves, luego de que fuera publicada la solicitada.
“Hace tiempo que venimos acomodando las cosas para seguir funcionando pero la realidad es que trabajar con capacidad ociosa te genera mayores costos fijos”, indicó.

Por otra parte, planteó que “cuando entran los fondos de golpe, el tiempo perdido operativamente no lo podemos recuperar, porque si perdimos dos meses de buen tiempo para trabajar porque no teníamos los recursos y después llueve, no hay forma de cambiarlo. Y si el Municipio ahora nos da un paquete de dinero tampoco podemos salir a hacer el trabajo que no hicimos por ocho meses”.

“La Cooperativa Vial de Tandil a nivel provincial está bien vista, hay partidos que nos han venido a visitar para ver cómo es nuestro modelo, para replicarlo en otros lugares. Es una pena que algo que funciona bien deje de hacerlo”, resaltó.

En tanto, llamó la atención de “muchos productores que cuando llueve salen con tractores y rompen los caminos, generan roturas que las pagamos nosotros mismos”.

Recursos
escasos

El presidente de la entidad contó que el año pasado, al ser electoral, “los recursos fueron bastante escasos y nosotros tuvimos múltiples reuniones con el Municipio y siempre le buscamos la vuelta para salir adelante como se la vamos a buscar ahora”.

No obstante, advirtió que “nos adaptamos a esa nueva realidad, pero si va a ser permanente tenemos que tomar una decisión porque no nos podemos seguir manteniendo de esta forma”.

Con evasivas acerca de dónde está el dinero,
Civalleri reconoció el atraso en los pagos

Acerca de la compleja situación denunciada, el jefe de Gabinete Mario Civalleri aclaró en primer lugar que tienen una “alta consideración” por la gestión de la Cooperativa Vial y que han tenido una “relación más que fructífera donde lo que se ha hecho siempre es progresar”.

Recalcó que el atraso en los pagos es algo “transitorio” y que hay que tener en cuenta que “las condiciones actuales han comprometido las finanzas del Municipio y eso ha provocado demoras con muchos proveedores”.

“Es un año complicado, de acomodamiento, donde todas las variables se han trastocado y el Municipio está haciendo enormes esfuerzos como para mantener lo más armoniosamente posible todas las actividades”, argumentó.

Y anticipó que “trataremos de superar esta situación porque valoramos altamente la tarea que lleva adelante al cooperativa, esperamos poder revertirla a corto plazo”.

Evasivas

En cuanto a la Tasa Red Vial que se le cobra a los productores, reconoció que tiene “una alta cobrabilidad. Es un sector muy cumplidor”.

“Hay un acuerdo de larga data donde el 70 por ciento que se percibe de la tasa se traslada a la Cooperativa Vial para que lleve adelante el mantenimiento de los caminos. Circunstancialmente los problemas que aquejan al Municipio han hecho que haya habido demoras lógicas en la remisión de esos fondos”, reconoció.

Consultado acerca de los reclamos de los productores acerca de qué sucede con el dinero que ellos pagan en tiempo y forma, pero no llegan a la cooperativa, respondió con evasivas, y argumentó que “es verdad que hay un atraso” pero no pudo precisar dónde está ese dinero.

Acerca de si esa plata, que son fondos afectados, se utiliza para otro fin, volvió a responder con evasivas y sostuvo que “la Municipalidad percibe dinero de las tasas y de la coparticipación y tiene que sostener el funcionamiento no solo de una parte, como son los caminos rurales, sino que tiene que sostener el conjunto, la salud, los compromisos con obra pública e incluso ha habido problemas en el pago de los sueldos y todo eso ha dificultado la rueda financiera”.

“No es un
pecado”

Por otro lado, recordó que “es cierto que en otras épocas, en muchos casos hemos adelantado dinero a la Cooperativa para que pudiera cambiar máquinas por ejemplo. En este caso, el Municipio ha tenido dificultades. No es un pecado”.

Pero se comprometió a “resolverlo de la mejor manera y en el menor tiempo posible”.

En cuanto a los fondos provinciales sostuvo que “no todos los municipios lo hacen, son recursos de libre disponibilidad”.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil