La Ciudad

Desde Buquebus afirman que el Caribe es el favorito de los tandilenses en estas vacaciones de invierno

web_vallarino-24-6-2017 (15)

Desde la empresa de turismo Buquebus aseguraron para estas vacaciones de invierno el destino favorito de los tandilenses es el Caribe, a diferencia de otros años donde Brasil estaba a la cabeza. Respecto al año pasado, el precio de los paquetes subió pero debido a la incidencia de los pasajes aéreos, que son los que verdaderamente se incrementaron.

El titular de la firma en la ciudad, Pablo Vallarino, aseguró que el principal destino para vacaciones de invierno son las playas del Caribe y entre ellas, las favoritas son Playa del Carmen, Punta Cana, Bayahibe y La Romana.
En segundo lugar, los viajeros optan por Estados Unidos, luego Europa y el noreste de Brasil.

En ese sentido, la tendencia cambió respecto al año pasado, cuando el destino más elegido era Brasil.

En tanto, aseguró que saliendo de la temporada alta, para el segundo semestre del año hay un repunte en la compra de paquetes a destinos de Brasil como Joao Pessoa, Porto do Galhinas, y todos los vinculados a Salvador de Bahía como Imbassaí, Praia do Forte y Costa do Sauípe.

“A partir de agosto, septiembre se nota un incremento importante en la compra de paquetes a Brasil”, sostuvo.

Por otra parte, los preferidos dentro del país, que comenzaron a ser solicitados la semana pasada, son los clásicos. En primer lugar Cataratas del Iguazú con programas de 3 noches y Bariloche que incorpora programas con estadías más largas de entre 5 y 7 noches.

Fuera de
temporada

Vallarino notó que hace tiempo ya que viene “rompiéndose la estacionalidad. La venta de vacaciones de julio no es tan fuerte, de hecho tenemos la misma cantidad de lugares precomprados casi todos los meses, salieron en junio, julio, fechas distintas a las de las vacaciones”.

Aseguró que la diferencia de valores en temporada baja y alta es muy importante por eso mucha gente prefiere salir de vacaciones fuera de temporada.

“Eso se sigue dando y sigue siendo una tendencia, que salvo aquellos que no puedan viajar en fechas que no sean de receso, el resto se acomoda”, sostuvo.

Los aéreos

Por otra parte, planteó que “lo que se encarece mucho en temporada alta son los aéreos, y en algunos casos hay un incremento de entre un 30 y un 50 por ciento, entonces la gente prefiere salir en otra época”.

Además, “vacaciones de invierno no es la mejor época para ir a determinados destinos. En enero en Estados Unidos o Europa hace mucho frío, entonces prefieren viajar en mayo, junio, o septiembre octubre que hay menos demanda, y el clima es mucho mejor. De hecho en julio en Europa hace mucho calor”.

“Pero este año tenemos unas cuantas familias que están yendo a Disney en vacaciones de invierno porque no pueden ir en otra época”, admitió.

Aseguró que “venimos manteniendo hace varios años una demanda importante, y si bien a principio de año había habido un crecimiento más notorio, ahora se están manteniendo los números en relación al año pasado, con un pequeño incremento en cantidad de pasajeros”.

En cuanto al valor de los paquetes indicó que la compra de paquetes ha tenido un incremento de entre el 3 y el 4 por ciento respecto al año pasado, y señaló que se mantiene bastante estable respecto a otros años en los que había cambios abruptos, lo cual “nos permite planificar el crecimiento de otra manera”.

Low cost

En cuanto al precio de los paquetes en general, sostuvo que hay un incremento en los valores de los aéreos, y vaticinó que esta situación se va a revertir el año próximo por el ingreso de las líneas aéreas low cost.

“Este año arrancamos vendiendo aéreos a Europa entre 900 y 1200 dólares y hoy posterior a la temporada no conseguís nada menor a 1500 dólares”, graficó.

En ese contexto, sostuvo que “obviamente eso te incrementa el resto de la programación de las vacaciones, no así los terrestres que se vienen manteniendo, es decir, la hotelería en Europa, Estados Unidos y Brasil ya llevan unos cuantos años donde se mantiene y por ahí tienen incrementos del 1 o 2 por ciento. Hoy el euro y el dólar están bastante parejos, ya lleva un año que están exactamente igual, con variaciones muy chicas, que hacen que haya más previsibilidad”.

En cuanto a las líneas aéreas low cost, manifestó que “hay una que picó en punta que es Norwegian que empezó a vender ayer (por el viernes) los pasajes y empieza a volar a partir del 14 de febrero un vuelo directo dos veces por semana de Ezeiza a Londres. Están hablando de tarifas ida y vuelta de unos 800 dólares”.

“El año que viene estimamos que también va a entrar al mercado Level, que es de Iberia, y que los pasajes a Europa van a tender a bajar porque ellos están presentando una tarifa regular que incluye equipaje en mil dólares y una más económica que arranca en los 800 dólares, el resto de las compañías para competir van a tener que reducir las tarifas”, afirmó.

Y agregó que “de todas formas por ahora son solo dos vuelos por semana y solo a Londres. Se supone que en 3 o 4 años va a haber mayor cantidad de rutas. Es todo un proceso, que va a ir lentamente abaratando el transporte y sin ninguna duda podría incrementar las ventas, el flujo de pasajeros”.

Y explicó que “es probable que los aéreos en algunos casos la gente los compre por internet, que es algo que ya viene pasando, y el resto de los servicios nos los piden a nosotros”.

“Aprovechan ofertas que salen de distintas líneas aéreas y después nos piden que nosotros les organicemos todo el resto del viaje. A veces incluso nos consultan para comprar los aéreos en internet, muchos creen que nos juega en contra y yo creo que es más gente viajando, más gente moviéndose y desde hace años el comercializar boletos aéreos dejó de ser rentable, pero es parte del servicio que nosotros damos”, sostuvo.

Con anticipación

Vallarino aseguró que la mayor parte de los clientes compran con bastante anticipación.

“Nosotros desde abril teníamos la programación para vacaciones de julio, y de hecho hoy ya tenemos la programación para enero de algunos de los programas, y hay gente que los está adquiriendo y los empieza a pagar, dejando congelado el tipo de cambio, eso hace que se compre con más anticipación”, indicó.

En cuanto a los precios, para tener una referencia señaló que un paquete a Bayahibe está entre 2300 y 2500 dólares en vacaciones de invierno y en temporada baja se puede conseguir por 1700 o 1800 dólares.

“Lo que marca la variación del precio es lo que se pague en el transporte, por eso la incorporación de las low cost va a hacer que más gente viaje porque el costo del pasaje podrían reducirse hasta la mitad, mejorando la calidad de la hotelería”, afirmó.

Y notó que año a año la gente busca estar en hoteles cada vez más confortables, que den más servicios, y eso es un “desafió a futuro de las cadenas hoteleras”.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil