La Ciudad

Cuatro jóvenes causaron daños en el busto de Eva Perón, en la plaza del barrio Belgrano

web_4loc

Cerca de las 3 de ayer, cuatro jóvenes que circulaban en bicicleta causaron daños en el busto de Eva Perón, ubicado en la plaza homónina del barrio General Belgrano. Los vándalos, que serían menores de edad, destruyeron las placas de mármol con barretas e intentaron llevarse el reloj que marca la hora de la muerte de la líder del peronismo. Por fortuna, los destrozos no fueron más graves debido a que un vecino escuchó ruidos, divisó a la banda, gritó y la puso en fuga.

Una vez que los jóvenes desaparecieron, el hombre -vive en esa cuadra y fue advertido por los perros que ladraban- tomó el reloj de mármol que había quedado tirado en la plaza y lo puso a resguardo para devolverlo a la comisión vecinal que custodia el busto de Evita.

Daniela Bruzzaniti, integrante de la comisión a cargo de mantener el monumento, relató que “a las 3 de la madrugada, cuatro chicos de entre 16 y 17 años, en bicicleta, con unas barretas, rompieron donde decía Eva Perón, la fecha del deceso y arrancaron el reloj, que lo tiraron cuando el vecino los corrió”.

Describió que el busto es de bronce y está muy bien amurado, por lo cual desconocen si la intención fue robar porque el mármol del reloj y de las placas no tiene valor de reventa. Además, el testigo de los daños observó que los jóvenes portaban aerosoles, aunque al momento de ser descubiertos no habían realizado pintadas.

Daniela Bruzzaniti explicó que el busto lo cuida una comisión de vecinos que no está institucionalizada. Además, se encargan de mantener, cortar el pasto y poner en condiciones la plaza para la conmemoración de la muerte de Evita.

Recordó que “el busto original, durante la dictadura, fue sacado y lo custodiaban los vecinos, lo tenían escondido. Ahora ese busto histórico está en el Partido Justicialista y en la plaza está el busto de bronce, que es muy complicado sacarlo”.

Desconocen
las causas

Por otra parte, la integrante de la comisión señaló que hacía muchos años que no sufrían daños en el monumento, ya que no quedaban placas de bronce que pudieran robar. Además, hace un tiempo colocaron rejas para resguardarlo.

“La última vez que robaron fue cuando estaban las placas de bronce, hace muchísimos años. No nos había pasado nada así”, dijo. Al mismo tiempo, evaluó que “hay mucha violencia. Nos preguntamos cuál fue el sentido, si fue solamente vandalismo para romper o llevarse el bronce o algo de valor, o algún otro sentido político que no podemos aseverar porque no hay pruebas de eso”.

Indicó que el busto es muy pesado y está amurado, es muy difícil sacarlo, aunque tenían barretas. Entonces les llamó la atención que atacaran las placas con el nombre y la fecha grabados, además de los aerosoles que detectó el vecino en poder de los vándalos.

Sobre las placas de mármol que estaban colocadas a los costados del busto, describió que “han hecho fuerza con las barretas porque estaban pegadas y las han destrozado. Es mármol que no tiene valor para utilizarlo para otra cosa, ni siquiera para venderlo. La verdad es que es incomprensible”.

Reclaman
mantenimiento

Por otra parte, Daniela Bruzzaniti explicó que han realizado reclamos al Municipio para que refuerce la iluminación de la plaza Eva Perón, que es muy oscura. Además, influyen las plantas grandes, que demandan una poda en forma urgente para brindar más seguridad al espacio verde y a los vecinos que habitan esa zona.

El tercer pedido está vinculado con la provisión de agua para la plaza, ya que los vecinos no pueden regar los canteros ni limpiar el sector del busto de Eva como corresponde.

Tras el ataque y los daños, señalaron que las mejoras en la iluminación y la poda podrían contribuir para prevenir hechos similares en un futuro cercano. Además, las intervenciones elevarían la calidad de vida de todas las familias de esa barriada.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil