La Ciudad

Consultarán a especialistas para revisar el informe de impacto ambiental sobre el proyecto en Don Bosco

web_9loc

El proyecto que contempla un pedido de excepción y convenio urbanístico para el desarrollo de un paseo comercial en la zona de avenida Don Bosco, presentado por un privado, fue evaluado ayer hacia el interior de la Comisión de Obras Públicas del Concejo Deliberante.

El tratamiento no logró avances en función de una serie de reparos que marcó la oposición, por lo que estaría descartado que ingrese en la sesión prevista para este jueves.

En concreto, los bloques Justicialista y FPV – PJ buscarán la opinión de especialistas que aporten otra mirada en cuanto al informe de impacto ambiental que se incorporó al expediente a instancias de lo solicitado por los integrantes del espacio legislativo en un primer abordaje de la propuesta.

En cuanto a posturas, la presidenta de la comisión, Nora Polich, adelantó a este Diario que desde el punto de vista técnico no encuentran objeciones en el expediente, por lo que aguardarán los planteos de las otras bancadas. De todos modos, dijo en principio no habría elementos para rechazar la excepción y el convenio urbanístico.

A este escenario se sumó además el comunicado que difundió este lunes la Asamblea Ciudadana por la Preservación de las Sierras, que expresó su opinión desfavorable sobre el proyecto, le solicitó al Concejo Deliberante que lo rechace y que trabaje “por una ciudad integrada, sostenible y democrática”.

Como se informó en estas páginas el pedido de excepción apunta a asimilar los indicadores urbanísticos del sector aledaño (residencial extraurbano I) para la construcción de unos 30 locales comerciales, entre otros servicios, manteniendo el uso del suelo que le corresponde por su zona.

El cálculo en cuanto al beneficio por la superación del FOS (Factor de Ocupación del Suelo), del FOT (Factor de Ocupación Total) y de la densidad da como resultado una cifra que supera los 3,6 millones de pesos, correspondiente al convenio a pagar.

Objeciones

En diálogo con El Eco de Tandil el concejal del bloque Justicialista, Facundo Llano, evitó adelantar una postura en torno al proyecto hasta tanto realicen las consultas pertinentes.

En ese sentido dijo que contactarán al Cinea (Centro de Investigaciones y Estudios Ambientales) de la Unicén para que “nos dé una mirada sobre el informe de impacto ambiental” que fue presentado por el desarrollador.

En tanto, sostuvo que no se tratará en la próxima sesión ya que pretenden avanzar en esta línea para darle curso al proyecto.

A esa mirada sumó otra objeción en torno al convenio urbanístico que se pretende aprobar tras la experiencia del hotel Howard Johnson. En ese caso, cuestionó, se alcanzó un convenio que “el Ejecutivo no respetó, determinó las condiciones de pago distintas a como se había votado y además salió a justificar lo actuado”, enfatizó.

En ese marco, el concejal expresó que “es difícil confiar en votar un convenio urbanístico millonario si no sabemos si después se va a traducir en efectivos beneficios para Tandil”.

Es por eso que se abrirá un compás de espera para resolver las cuestiones técnicas que pueda presentar el expediente y adoptar en función de ello una postura, y luego determinarán de qué modo “establecemos un convenio de efectivo cumplimiento”, con el margen que aporta la ordenanza que rige esta herramienta.

“Tomaremos una decisión después de escuchar una postura técnica imparcial”, precisó el concejal, con vistas al eventual impacto en el medioambiente que podría provocar.

Otra opinión

En representación del bloque FPV – PJ, la concejal María Eugenia Poumé se pronunció en la misma línea al señalar que solicitó que el expediente permaneciera en comisión para consultar a un especialista que aborde los detalles técnicos incluidos en el informe de impacto ambiental.

“Hay datos muy específicos que nos exceden”, sostuvo, por eso consideró necesario contar con otra opinión “para que tengamos las herramientas necesarias para votar a conciencia y hacer la defensa del medioambiente”.

La propuesta generó
debate en la web

Mientras los concejales estudian la propuesta, los ciudadanos dejaron entrever su postura en torno al proyecto a través de ELECO.com.ar, al pie de la nota que se publicó en estas páginas en la edición del domingo. El tema abrió el debate y cosechó, con matices, miradas que acompañaron la iniciativa y otras que la rechazaron de plano.

Entre los que estuvieron a favor, los argumentos en torno a la generación de empleo y a la importancia para el fomento del turismo en la ciudad llevaron a los foristas a valorar la iniciativa impulsada por un privado.
En tanto, la preocupación sobre otra iniciativa arquitectónica en esa zona puso en alerta a algunos comentaristas, con expresiones que alertaban sobre otra intervención que “destruye” las sierras.

Algo similar ocurrió con la publicación del comunicado de la Asamblea Ciudadana en Defensa de las Sierras, que recolectó algunas objeciones en torno a la postura ya que atenta contra el crecimiento de la ciudad, pero con pedidos para que el Municipio controle una vez que el desarrollo esté aprobado, atendiendo las cuestiones ambientales para preservar el ambiente.

“Me parece correcto que el Municipio controle el proyecto, pero creo que sin duda debería ser aprobado; es una oportunidad invaluable de crecimiento para la ciudad y una importante fuente de trabajo para sus ciudadanos”, expuso Pablo Pérez.

Entre los comentarios favorables, Ani Pizarro deseó que “no se empiecen a poner palos en la rueda” en torno a la iniciativa, que “sería fuente de trabajo para muchas personas”, y resaltó que “ya es conocido el ‘no’ de Tandil. Cansan a los inversores y terminan radicándose en ciudades vecinas”.

Alberto Rodríguez calificó de “interesante” el proyecto para una zona que “sigue creciendo constantemente” y destacó que “lo desarrolla la iniciativa privada, que seguramente generará puestos de trabajo en la construcción y empleo en el comercio, tan necesario en estos tiempos”.

“¡Qué bueno! Una opción nueva y distinta para Tandil y fuente de muchos trabajos”, resaltó Adriana Novelli, mientras que Adela Guerrero calificó de “excelente” la propuesta a realizar en un predio donde “no hay ni un solo árbol” y además “ya era hora que hubiera un centro comercial en Tandil que de trabajos a gente”.

Desde su cuenta de Facebook, María Rodríguez celebró la iniciativa privada que “genere empleo y promueva el turismo y el comercio en la zona”, y en la misma línea se pronunció Celia Guerrero, que valoró el proyecto “en sintonía con el perfil turístico de la ciudad y con el desarrollo que está teniendo esa hermosa zona”.

“A mí me parece perfecto”, opinó Carmencita Cano, que en su comentario expuso que la avenida Don Bosco “cambió muchísimo” y coincidió con otros foristas que sugirieron mejorar las condiciones del pavimento “pero al progreso nunca hay que oponerse”.

Fernando Fossati subrayó que “proyectos como este enriquecen y agregan valor a las ciudades. Adelante Tandil, a seguir creciendo”, y Juan Miguel Vargas se mostró expectante de que lo aprueben y señaló que “me parece que Tandil ya está pidiendo a gritos un centro comercial”.

“Conozco el proyecto y me parece espectacular. Un salto de calidad para la zona”, expresó Marcelo Zubiaurre y Rosa Noemí Bustos exclamó: “Qué bueno es leer cosas buenas, positivas y que generen trabajo para nuestro Tandil soñado”.

Desde su perspectiva, Carlos Díaz manifestó que “veo con buenos ojos ese proyecto, más todavía si son capitales privados”, dijo que conoce ese lugar y que “no veo que se perjudique lo ambiental”. Por eso llamó a no perder “esta oportunidad y que no nos pase como otras veces que se van a otras ciudades”, poniendo el foco en la generación de fuentes de trabajo.

En esa línea, Jorge Omar pidió tener en consideración que este tipo de iniciativas “brindan trabajo, fortalecen el turismo y colaboran con el crecimiento de la ciudad” e instó a los concejales a que “voten pensando en la comunidad y los beneficios que trae aparejados”.

Gustavo Andrés Miranda, en tanto, declaró que el proyecto le resulta “interesante” y se mostró expectante de que se pueda llevar adelante “y dar trabajo a mucha gente”.

Mientras que el arquitecto Marcelo Pina realizó un extenso descargo en el que expuso que resulta “notorio cómo los funcionarios e Intendente permiten este pseudoprogreso otorgando a privados exenciones constructivas a cambio de jugosas multas que nadie sabe qué financian”.

Advirtió que “en muchos casos no se cumple con el PDT (Plan de Desarrollo Territorial) y no se realizan estudios de impacto ambiental exigidos por leyes nacionales”. Después “aparecen napas de agua contaminadas, deforestación y construcciones que generan conflictos naturales. Se construye en las sierras de manera indiscriminada, se siguen extrayendo piedras de canteras o haciendo parques en zonas que generan más inundaciones”.

“Las normativas vigentes además son exigidas a algunos ciudadanos y no a los amigos o favorecidos del poder. Si existe un FOT y un FOS es justamente para respetar, habiendo otras zonas en donde se pueda construir lo propuesto”, cerró.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil