La Ciudad

Admiten que las personas con discapacidad no pueden circular libremente por el centro

photorampas-9-1-2017-5

Luego de las críticas realizadas en diálogo con El Eco de Tandil por el Consejo Asesor en Políticas de Discapacidad, el secretario de Obras Públicas Roberto Guadagna reconoció que es verdad lo que afirmaron desde esa organización acerca de que “el discapacitado hoy no puede andar por el centro”.

Cabe recordar que desde la asociación reclamaron mayor control en torno al uso de las veredas por parte de los comercios y una “decisión política” para mejorar la circulación en las calles de los discapacitados.

En cuanto al tema de ocupación de las veredas, Guadagna aseguró que “es un tema exclusivamente de inspección, no es resorte de aplicación nuestro de la Secretaría de Planeamiento y Obras Públicas”.

No obstante, aseguró que se encuentran “trabajando y monitoreando todo el tiempo actualizaciones aún no aprobadas por el Concejo Deliberante porque están en desarrollo del proyecto de ordenanza sobre métodos para resolver la accesibilidad universal en establecimientos públicos, comercios, y aproximándonos a los edificios privados”.

Las rampas

Por otra parte, aseguró que está pendiente seguir construyendo rampas de accesibilidad en las esquinas y explicó que con el Consejo Asesor de Discapacidad acordaron una tipología de rampas que sería la mejor en función de los distintos tipos de discapacidades.

“Nosotros tenemos el proyecto para hacerlas y nos queda la implementación, que es la construcción concreta que desde el invierno en adelante es muy poco, yo diría nada, lo que se ha construido por cuestiones presupuestarias”, admitió.

En cuanto a la afirmación de que “el discapacitado no puede circular libremente por el centro” reconoció que es así. “Coincido en ese diagnóstico, es así”, afirmó.

“Parte de la ciudad saludable es el diseño universal y sobre todo la accesibilidad universal y en ese tema hay pendiente, no tengo ninguna duda”, sostuvo.

En ese marco, consideró que “hacen falta sobre todo obras de rampas, normativas sobre el código de edificación para que la exigencia, más allá de confiterías y lugares comerciales sea también para edificio públicos y aproximándose en los privados, por lo menos en el nivel de accesibilidad en la planta baja”.

“Eso es todo un trabajo de normativa, pero el uso de vereda es esencialmente un trabajo de Inspección”, indicó.

Expuso también que la idea es accesibilidad universal en la planta baja, que habitualmente se le dice nivel 0, de los edificios públicos y también los edificios de vivienda colectiva, es “normativa en estudio”.

“Este año hay presupuesto al igual que el año pasado, pero el presupuesto municipal va de la mano de la percepción de tasa y hay algunas prioridades que ha establecido el gobierno en torno a salarios, temas de salud, el resto de la percepción será para estos temas”, indicó.

Y explicó que “el año pasado fue bastante complicado presupuestariamente y ha hecho que se haya avanzado en este tema de rampas muy poco”.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil