La Ciudad

Adjudicatarios del barrio Procrear en Villa Cordobita reclaman por el intransitable estado de las calles

web_tapa

Un grupo de adjudicatarios de los lotes del Procrear de Villa Cordobita alzó su voz para reclamar que el Municipio se ocupe de las calles de la flamante barriada ya que la mayor parte de los vecinos ya vive en las casas que construyeron y no pueden transitar por las arterias, que están intransitables.

Pía Rivas, una de las adjudicatarias, explicó que “últimamente pasan arreglando las arterias principales, que son Paraguay y O´ Higgings y se olvidan de que hay otras calles, como el pasaje René Favaloro, o Chaco al 500, que es cerrada”.

“No tengo idea de lo que tienen que hacer para arreglarla bien pero llueve un día y es imposible salir, se hacen unas cortadas infernales”, sostuvo.

“Es un trastorno
muy grande”

La vecina aseguró que hace meses que no pasa la máquina, además de que hay varias cuadras en las que aún no han terminado el cordón cuneta y calles como O´ Higgings que no terminaron de abrir.

“La mayoría de los adjudicatarios está viviendo en el barrio, por lo cual es un trastorno muy grande todo esto. Muchas veces no podemos sacar los autos de las casas, porque al lado de los cordones son impresionantes las cortadas que se forman”, manifestó.

web_Reclamo

Sin respuestas

Por su lado, José Roberto Camiña González, afirmó que en diversas oportunidades llamaron al Municipio para plantear esta problemática pero no han tenido respuesta.

Detalló que las arterias que se encuentran en peor estado son Chaco, el pasaje René Favaloro, y las peores bajadas están en Chaco y Paraguay, Chaco y O´ Higgings, y 12 de Octubre entre O´ Higgings y Paraguay.

“Lo peor es en el cruce de las calles, donde confluye el agua. Ahí se forman unas zanjas infernales y se hace imposible el tránsito. Es muy difícil pasar y si lo hacés para romper el auto y tener dificultades técnicas en los vehículos, ese es el problema”, argumentó.

En tanto, aseguró que cada vez que llama al Municipio, “se pasan la pelota de un lado al otro”.

“Nunca nos dan una respuesta certera, que el personal responsable no está, que llamemos en otro momento, entonces nadie te informa nada”, cuestionó.

Y aseguró que hace entre tres y cuatro meses que no arreglan ninguna de las calles y el problema es que “con cada lluvia que hay fuerte se intensifican los daños”.

En los lugares donde no hay cordón cuneta, el agua cruza por el medio de la calle y forma grandes zanjones y donde hay cordón “queda el diente del hormigón donde están los cordones como para cortar una cubierta, o directamente no se puede estacionar en algunos sectores, por la profundidad de las zanjas”.

web_Reclamo 1

“Por ejemplo, en 12 de Octubre no hay cordón cuneta entonces el agua corre y cruza la calle hacia la mano derecha, y hace unas zanjas infernales, te come todo y contra el cordón se hace un huellón que es imposible estacionar, ni circular por ahí”, graficó.

En tanto, indicaron que aún no se resolvió el problema con la piedra que está obstruyendo la calle en O´ Higgings y 12 de Octubre, por lo cual todavía no pueden abrir esa arteria.

Por su parte, Pía Rivas explicó que en diversas oportunidades se comunicó con el jefe de Gabinete Mario Civalleri que “siempre me atiende super bien pero como no está más en Obras Públicas, quedó en que me averiguaba, y la directora de Obras Públicas me dijo que hasta que no esté terminado lo de la piedra, no se va a seguir con lo que es de cordón cuneta y todo lo que falta. En base a eso, ni siquiera la máquina pasa, que es lo que más nos preocupa, porque por lo menos podría acomodar un poquito la calle”.

Eso también genera que la recolección de residuos se dé en forma esporádica, porque los días de lluvia los camiones no pueden ingresar y los días siguientes tampoco.

Juan Camiña sostuvo que “es una cadena, las complicaciones de la calle dificultan el tránsito de todo tipo de vehículos, sean de servicios públicos o privados, el estado de la calle no deja transitar correctamente”.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil