Interés General

Productores porcinos vuelven a advertir sobre riesgos de importación desde Estados Unidos

produccion porcina

La entidad que nuclea a la actividad porcina bonaerense envió un documento al Ministro de Agroindustria Leonardo Sarquis, preocupados por el ingreso cada vez mayor de mercadería extranjera.

La apertura de importaciones en rubros sensibles para la producción agroindustrial argentina es una preocupación que gana cada vez más terreno en este sector. Una de las cadenas de valor que sufre el impacto de estas políticas es la porcina, que desde finales de 2015 atraviesa una situación con varios componentes delicados: incrementos en sus insumos estratégicos y las tarifas de servicios y el ingreso de carne porcina proveniente de Brasil, Dinamarca y Canadá.

A este listado se debe agregar Estados Unidos, luego de negociaciones con ese país para exportar limones. En este caso, y sumado al perjuicio económico que sufrirán los productores locales, debe agregarse un factor de riesgo que al parecer el Gobierno nacional no tuvo en cuenta, el síndrome respiratorio reproductivo porcino (PRRS).

Argentina es el único país libre de esta enfermedad en el continente americano, y las consecuencias de su ingreso al rodeo porcino serían demoledoras. Al daño severo que se causaría a nivel sanitario, se perderían además mercados externos que apuestan a la producción local.

Alarmados ante esta situación, la Asociación de Productores Porcinos de Buenos Aires envío una carta al ministro de Agroindustria bonaerense Leonardo Sarquis, en donde plantean su preocupación. En el documento, la entidad hace un repaso de la situación de esta cadena de valor durante 2016, período en donde “un 20% de los pequeños y medianos productores tuvieron que dejar la actividad, producto del fuerte aumento de costos, las subas del cereal y una pesada carga impositiva”.

A esta descarnada radiografía sectorial, la asociación añade el fuerte aumento de la importación, en donde destacan que el 11 por ciento de la carne porcina consumida por los argentinos corresponde a mercados externos, cifra que en el caso de la bondiola asciende el 40 por ciento. Esta situación se desarrolla en un contexto en donde la producción local creció en un 10% durante 2016, y los productores apelan a su ingenio para ser cada vez más eficientes.

En relación al apartado sanitario, advierten que de ingresar al país esta enfermedad “provocará un desastre económico en el sector, como le ha pasado a Chile en 2013 y a Uruguay recientemente”. Los productores piden contención por parte del gobierno provincial ante esta delicada situación, y reclaman un paquete de medidas que se articula en cuatro ejes: estado de las negociaciones por parte del gobierno nacional, previsiones para evitar el ingreso del PRRS en territorio bonaerense, mecanismos para mejorar el etiquetado de los cortes que se descongelan y el desarrollo de un plan sectorial a largo plazo.

Ante esta situación, las autoridades de las provincias de la región centro del país (Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos) mantuvieron hace dos semanas un encuentro en la sede rosarina de Federación Agraria Argentina, en donde analizaron la posibilidad de implementar una barrera sanitaria en esa región, para prohibir el ingreso de carne de cerdo norteamericana.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil