Interés General

Nació con 500 gramos y cumplió un año: Malena y su increíble historia

Malena es una beba que nació con tan sólo 24 semanas de gestación y 500 gramos de peso por un problema en la placenta de su mamá. Contra el pronóstico de todos los médicos, un año después, se la encuentra en excelente estado. El caso fue difundido por las redes sociales por su abuela y miles de personas acompañaron a la pequeña con cadenas de oración.

La historia

El 14 de marzo pasado, la mamá de Malena, Ayelén, fue a realizarse un control normal de su embarazo cuando detectaron que tenía poco líquido amniótico, por lo cual el día siguiente le realizaron una ecografía y descubrieron que el bebé había dejado de crecer porque había un problema con la placenta, que no lo estaba alimentando.

Si bien se encontraba cursando su semana 26 de embarazo, la beba había dejado de crecer dos semanas atrás, por lo cual se considera que estaba en la semana 24 realmente. Los médicos estimaron que el problema podría haberse generado por tratarse de un caso de embarazo adolescente, ya que Ayelén tenía 15 años en ese momento y ahora cumplió 16.

“El médico nos dijo que había que sacar a la beba urgente y nos derivó al Hospital donde nos dijeron que Malena no tenía opción de vivir, que había dos opciones: o la dejaba a mi hija internada en el Hospital y la monitoreaban hasta que la beba dejara de latir y se la sacaban o que nos fuéramos a casa y cuando no se moviera más, volviéramos y se la sacaban. Estábamos con mi marido y mi hija y el bolso preparado para que se quedara internada para hacer cesárea de urgencia”, relató Karina Farías con tristeza.

Pero decidieron no resignarse a ese terrible final e inmediatamente fueron a buscar la opinión de otro profesional.

Otra médica que consultaron coincidió en el mal pronóstico pero les dio la posibilidad de hacerla nacer para ver qué sucedía, aunque les confió que no creía que viviera más de 10 o 15 minutos.

Así fue que el 16 de marzo le realizaron la cesárea en la Clínica Chacabuco.

“Con 24 semanas no hay pulmones desarrollados, hay muchas cosas que no están a término, los prematuros extremos suelen nacer con 28 semanas, pero ella estaba con 24 y con un peso muy bajo, de 500 gramos, ni siquiera el peso normal de un bebé de 24 semanas, que serían 800 gramos o más. Pero decidimos que saliera igual”, contó la abuela de la niña, sin poder contener las lágrimas.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil