Interés General

El juez rechazó prohibir la salida del país y el embargo de las cuentas de los hermanos Peuscovich

web_HERMANOS 1

Una semana se cumplió del multitudinario recital ofrecido por Carlos “Indio” Solari en la ciudad de Olavarría, quizás el último de su carrera, donde dos personas perdieron la vida, hubo cientos de heridos y una caótica organización que quedó en el centro de la tormenta ya que las deficiencias quedaron muy expuestas.

Los hermanos tandilenses Marcos y Matías Peuscovich, responsables de la organización, son los principales apuntados desde que culminó el show y se conoció la infausta noticia de dos fanáticos fallecidos. A partir de ese instante hubo miles de opiniones en redes sociales, un abogado famoso como Burlando defendiendo a los damnificados, una carta escrita por el músico antes de tocar en Olavarría y el silencio de los hermanos que no han aceptado hablar con los medios de prensa para dar su versión de los hechos.

En las últimas horas el juez Carlos Villamarín rechazó prohibir la salida del país de los productores y propietarios de la empresa En Vivo SA, y el embargo de las cuentas, medidas cautelares que había solicitado la fiscal Susana Alonso.

El magistrado consideró que no había verosimilitud del derecho, como tampoco riesgo para la marcha de la causa.
Pese a este revés, Alonso recibió gran cantidad de pruebas, testimonios y documentos del descontrol que se vivió en la vecina ciudad de Olavarría. De todas formas a siete días de ocurrido el hecho, la carátula se mantiene como “Averiguación de causales de muerte”.

A este panorama hay que sumarle que el mediático abogado Fernando Burlando se constituyó como abogado de las familias de las dos personas que murieron: Javier León (36) y Juan Francisco Bulacio (42), cuyas causas de deceso siguen sin ser confirmadas, pese a que desde el pasado martes están los resultados de las pericias toxicológicas, que dieron gran presencia de estupefacientes y alcohol en sus cuerpos.

Sospechosos

La ciudad de Olavarría volvió a recobrar su fisonomía habitual, luego del paso de más de 350 mil personas, de todo el país, que acudieron a ver la presentación de Solari.

Se estima que en la semana que comienza debería definirse cuál será la acusación que recaerá sobre los denominados “sospechosos” que son los hermanos Peuscovich.

En tanto que para el intendente de Olavarría, Ezequiel Galli, su situación procesal no varió. Declaró como testigo y se investiga la falta de medidas de control y asistencia a cargo de la Municipalidad. Lo mismo sucede con Carlos Solari, aunque la fiscal Alonso puso un perito contable ya que quiere conocer información sobre el diagrama societario de En Vivo SA, buscando si hay algún nexo con los Peuscovich quienes desde hace una década son los encargados de organizar los multitudinarios conciertos. A raíz de esto la Inspección General de Justicia puso a la sociedad bajo monitoreo permanente.

Drones y más

Los drones que surcaron el cielo olavarriense el pasado fin de semana filmando a la multitud que se movilizaba rumbo al predio La Colmena y luego en varios pasajes de distintos temas, también pasaron a ser noticias en esta investigación.

La fiscal pidió esas imágenes para intentar calcular la cantidad de personas que accedieron al campo donde se desarrolló el megarecital.

También Alonso junto al fiscal de Azul Christian Urlezaga, que fue incorporado a la investigación autorizado por el fiscal general Sobrino, trabajan en recabar información del personal de seguridad ya que habría existido una orden para liberar el ingreso y egreso al show.

Los días van pasando y la causa parece haberse estancado, con una fiscal que ahora cuenta con ayuda intentando recolectar la mayor cantidad de pruebas, y con un juez que rechazó el pedido de prohibición y embargo de cuentas realizado a los hermanos Peuscovich.

Olavarría no estaba preparado para un recital como el que se registró y que dejó el triste saldo de dos fallecidos. Habrá que aguardar si la Justicia encuentra pruebas categóricas para accionar contra quienes están como sospechados.

Echaron al jefe
de Gabinete

En el plano político, el jefe de Gabinete de la Municipalidad de Olavarría dejó su cargo como consecuencia directa de la conmoción generada por el recital del fin de semana pasado del Indio Solari. La salida de Jorge Larreche, quien acompañó al intendente

Ezequiel Galli durante toda la campaña presidencial por Cambiemos y también en su gobierno a partir del mes de diciembre de 2015, fue confirmada por el diario El Popular de Olavarría.

Larreche fue primero secretario general de Gobierno, hasta enero de este año, cuando se oficializó el cambio de organigrama municipal. Larreche siempre fue considerado por Galli como su “padre político” y pilar de su campaña para la llegada a la Intendencia.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil