Interés General

Cómo ahorrar energía en tiempos de crisis

LED lamps

Una guía de consejos para el ahorro de luz y gas para cuidar el bolsillo y preservar las energías.

Según la agencia de noticias Télam, encargada de elaborar un listado al respecto, la base de todo ahorro es usar sólo la energía necesaria, en la cantidad justa que se requiere. Asimismo, considerar cuáles son los artefactos que más electricidad consumen para medir su uso también es imprescindible, como el horno eléctrico, el caloventor, las lámparas dicroicas, el termotanque eléctrico, las planchas, pero también entre los que más gastan están los aires acondicionados y aquellos que mueven motores como bombas, licuadoras, lavarropas, secarropas y multiprocesadoras. Dicha información también se puede obtener en la etiqueta energética que exhiben los electrodomésticos, como los que ofrece la reciente sucursal de Garbarino y otros comercios del rubro en nuestra ciudad.

Otra recomendación sugiere utilizar luz natural al máximo y limitar el uso de luz artificial en las actividades cotidianas, al mismo tiempo que reemplazar las lámparas dicroicas y halógenas por las de bajo consumo o LED. Aunque estas últimas suelen costar más que los focos convencionales, sería provechoso comenzar por sustituir aquellos que se encuentren en los espacios que más se utilizan.

Al momento de cocinar, se debe intentar utilizar los hornos eléctricos de forma limitada, debido a que consumen muchísimo calor y electricidad, por lo que se recomienda también utilizar la cocina tradicional a gas para balancear. Desconectar muchos de los aparatos que se tienen conectados a la electricidad del hogar, como TV, computadora, radio, reproductor de DVD, ya que las pequeñas luces que mantienen mientras están apagados también consumen energía, contribuiría al ahorro.

En materia de gas, el uso constante de agua caliente para la higiene es posible economizarla durante el lavado de platos, por ejemplo, donde la canilla abierta consume entre 60 y 100 litros de agua, mientras que el uso responsable sólo implicaría entre 10 y 25 litros. Asimismo, la permanencia del calefón o termotanque en modo piloto involucra una cantidad significativa de gas diario. Sin embargo, apagar el artefacto durante la noche cuando se duerme o mientras la casa esté vacía contribuirá al ahorro buscado.

Una de las vías de mayor pérdida de temperatura de los ambientes está conformada por los vidrios, por lo que se aconseja verificar que no se produzcan pequeñas filtraciones de aire en las aberturas (puertas y ventanas) y colocar burletes de gomaespuma en el caso de que las haya. Asimismo, cubrir ventanas con cortinas pesadas por las noches también ayudaría. La temperatura ambiente ideal es de 17 y 20 grados, lo que procuraría tener un ambiente calefaccionado a una temperatura agradable y no calurosa.

Posiblemente, en los próximos años, la alternativa a los aumentos y la economía energética será la adopción e implementación de energías renovables cada vez más generalizada, como los termotanques solares que permiten obtener un ahorro de entre el 30 y el 70 por ciento.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil