Espectáculos

Sergio Moscona expondrá junto a Isabel Espinoza

La muestra que estará arribando al Mumbat en las próximas semanas consta de una serie de pinturas y dibujos realizados por el artista en el último tiempo.

El leitmotiv que liga a cada obra en particular descansa sobre las figuras del barco, el océano y la marea, elementos compositivos que aparecen como metáforas, no así la figura del hombre. Las diversas escenas ofrecen individuos a la deriva, apretados, superpuestos o apilados en una barca. Este elemento, uno de los medios necesarios de traslado, otorga simbólicamente una mirada esperanzadora, un nuevo destino. Las series de barcas que se observan en Marea Baja, pueden remitirnos a las más recientes crisis migratorias, donde el equilibrio frágil que se desprende de estos cuerpos superpuestos nos sitúa entre la existencia y la muerte, en un debate constante entre la supervivencia y la superación del ser.

Moscona describe a sus personajes y al referirse a la humanidad de los mismos relata: “…pueden ser hombres perdidos en alta mar, lanzados en una embarcación precaria sin más riquezas que sus propios sueños y aspiraciones”. El recurso elegido para dar forma a esta serie remite a marionetas, que vagan perdidas a la deriva, con el único objetivo de mantenerse a flote, huérfanos de tierra e identidad.

Desde un punto de vista plástico, las figuras y elementos resurgen en el plano a través de la línea y los acentos de color. Es por medio del mismo que se enfatiza lo imperioso del mensaje. La vibración de los tonos cálidos refuerza el sentido trágico de cada escena, de esta manera, el artista logra introducirnos en la problemática del exilio y el destierro. Nos invita a reflexionar y preguntarnos sobre el sentido de pertenencia, posicionándonos en la piel de estos personajes como individuos huérfanos de tierra firme.

La decisión de anclar

Moscona describe su proceder como un “trabajar sin rumbo”, donde la decisión de anclar surge al divisar la tierra que le permita explorar hasta la ultima piedra. En cada trabajo se propone bucear hasta donde mental y materialmente no se hace pie, trabajando con el cuerpo, pero principalmente sobre la base de estructuras.

Las propuestas de Moscona habitualmente resultan en series, sus producciones no son trabajos aislados que se deban leer individualmente. Al presentar cada obra sugiere que se observe de forma despareja, sin lineamientos ya que trabaja el dibujo, la poesía visual, el arte conceptual, la pintura tradicional y el grabado experimental, todo por momentos de intensa necesidad. Es por esto que él mismo afirma: “las cosas son individualmente lo que son pero son también en la unidad de la serie en donde juegan un rol mayor”.

Marea Baja compartirá espacio en el Mumbat con la propuesta de Isabel Espinoza, Metáfora de los escudos. La artista ecuatoriana presentará una serie compuesta por escudos ovales, donde cada uno de estos funcionará como una célula, un código capaz de atesorar identidades colectivas e individuales. La forma como elemento del lenguaje sugiere movimiento, un recorrido por la psiquis humana, donde conviven el pasado-presente, lo material y espiritual de los sentimientos en constante contacto con el ambiente.

Biografía

Sergio Moscona es un artista visual argentino -dibujante, pintor, grabador y escultor- con importante presencia internacional.

Nació en Buenos en 1979. Su formación comienza desde niño en los talleres particulares de Silvia Kanonich, Beatriz Negrotto, Jorge Ludueña y Guillermo Roux. Años más tarde realiza las licenciaturas con orientación en dibujo, pintura y grabado en la Escuela Nacional de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón.

A lo largo de su carrera, Moscona realiza una gran cantidad de proyectos de gestión cultural, entre ellos: la cofundación y dirección del Departamento de Experimentación visual del Centro Cultural de la Cooperación, Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos y la creación del taller Elkiebre en Buenos Aires junto a la artista ecuatoriana Isabel Espinoza, en el año 2007.

Desde 2001 hasta la actualidad ha realizado múltiples exposiciones individuales tanto en galerías del país cómo en diversos espacios artísticos de Francia, Ecuador y Paraguay, además de participar en muestras colectivas.

Su obra es ampliamente reconocida y forma parte del patrimonio de muchos museos nacionales y extranjeros, además de integrar variadas colecciones privadas, siendo además representado por galerías en Francia, Alemania y Ecuador.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil