Espectáculos

La artista Diana Dowek donó una obra al Mumbat

photodiana-dowek-1

Que artistas de excelencia decidan dejar su legado en el Mumbat da cuenta de la valoración que posee el museo a nivel nacional. Y, por otro lado, deja ver el sentimiento de pertenencia y agradecimiento al profesionalismo con que se lleva cada propuesta. Donaciones como la de Diana Dowek son un ejemplo más de lo que el Mumbat crea con cada muestra: vínculos, anécdotas, recuerdos para atesorar, momentos de trabajo y pasión, que dejan como resultado un enorme patrimonio que sigue posicionando al mismo entre uno de los más notorios del país.

A través de la figuración, la artista Diana Dowek deja una obra en el Mumbat que reflexiona sobre su experiencia particular y que hará repasar visiones a quienes se comunican con la misma. Una tela que expone no sólo técnicas precisas y pinceladas en colores grises y negros, sino un proceso interno desde donde surge la obra.

El acrílico sobre tela de 140 cm x 150 cm del año 1997 que formará parte del patrimonio artístico-cultural del Mumbat denota el perfil de una mujer capaz de poner en escena diversas conductas, acciones, sensaciones, donde además da a conocer los recursos y estrategias utilizadas e investigados en su extensa trayectoria.

De su búsqueda y contenido

La pintora, como artista militante por los derechos humanos, ha contribuido a organizar diversas exposiciones en torno a esta temática, y actualmente trabaja y reside en Argentina. Dowek integra el grupo de Artistas Plásticos Solidarios junto a otros colegas que en diferentes momentos fueron parte como León Ferrari, Ricardo Longhini, Ana Maldonado, Adolfo Nigro, Luís Felipe Noé y Juan Carlos Romero. Interesada en la transformación de la realidad a través de la figuración, la cual la capta a través de la cámara para luego hacer una transferencia a la tela -en el límite conflictivo entre pintura y fotografía-.

Su obra oscila entre mostrar al ser humano y su ausencia. El hombre y su condición como tal es la premisa que ha constituido y constituye la base de toda su obra.

Su trayectoria

Es complejo lograr resumir la trayectoria de una artista que en su vida utilizo la pintura como “campo de batalla”. Entre 1979 y 1983 fue parte del grupo Postfiguración con Jorge Alvaro, Mildred Burton, Norberto Gómez, Elsa Soibelman y Alberto Heredia, y en el año 1989, Amnistía Internacional, imprime dos de sus serigrafías para ilustrar su campaña por los derechos humanos.

Nacida en Buenos Aires en 1942, estudia en la Escuela Nacional de Bellas Artes Manuel Belgrano y Prilidiano Pueyrredón. Actualmente es miembro fundadora de AAVRA, Asociación de Artistas Visuales de la República Argentina donde actualmente se desempeña como Vicepresidenta.

Poseen obras suyas colecciones y museos oficiales y privados del país y del exterior. Y ha expuesto en diversos espacios de arte: “La pintura es un campo de batalla” Museo Nacional de Bellas Artes, sede Neuquén (2013), “Contra las Vallas” Centro Cultural Borges Buenos Aires (2011), “Astilleros Rio Santiago”. Galería Bustillo, Banco de la Nación, Buenos Aires (2010), “Un Día en la Vida de Maria Rosario “Ministerio de Trabajo Buenos Aires (2009), “Astilleros Rio Santiago”. Galería Holz. Ciudad de Buenos Aires, entre muchas.

La generosidad de numerosas personas que a lo largo del tiempo han contribuido con sus aportes a ennoblecer a la Institución dejó como resultado una notable presencia de pinturas, dibujos, estampas, esculturas, libros y objetos de arte, que en complemento con las obras adquiridas, contribuyeron a un número importante de piezas de distintas épocas y estilos, lo que conllevó a situarla en un lugar de preferencia para los tandilenses y turistas.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil