Espectáculos

Finales y Vidas de papel, las últimas muestras inauguradas

Obras que se destacan por los colores, transmitiendo mensajes cargados de contenidos emocionales y profundos relacionados tanto al campo social como a reconocidas obras literarias forman parte de las dos excelentes propuestas que el Mumbat inauguró y que estarán vigentes hasta el domingo 2 de octubre.

Pablo Bernasconi trabajando con mecanismos conceptuales y discursivos del collage va desdibujando conscientemente los límites entre la ilustración y la escritura. Para el autor, lo primordial pasa a ser, entonces, la transformación de una idea en algo material, algo comunicable, utilizando para esto los medios y las herramientas que sean necesarias.

Comenta Bernasconi: “No podría decir que la imagen tiene más posibilidades creativas que la escritura, porque según mi experiencia o mis métodos están cada vez más soldadas. Son como piezas que dependen una de otra para funcionar correctamente”.

Por su formación profesional le es más sencillo relacionarse con la imagen que con la palabra. Empieza ilustrando, bocetando, proyectando con lápiz, lo que después muta constantemente hasta convertirse en una historia. Pero es sólo una cuestión de comodidad, de hábito; lo le importa finalmente no van a ser los recursos, sino el resultado.

Finales

Exhibida en el Mumbat condensa básicamente tres libros conceptuales, desde los que se pueden desprender muchos caminos posibles. Los recorridos de la muestra intentan interpelar al espectador a cambio de pistas y disparadores visuales que lo acompañarán durante cada una de las obras. La exposición se divide en dos partes: la que responde al libro Finales, con una clara orientación hacia temáticas literarias, y Retratos, en donde los personajes hablan desde sus contextos y desde la opinión propia del artista. Además hay obras de Bifocal y bocetos del artista.

Diálogo interior

Sin embargo Guada Gárriz superpone texturas y formas, exhibiendo obras que dan cuenta de más de dos años de producción. Da rienda suelta para compartir su diálogo interior hacia el afuera. Genera así espacios de simultaneidad narrativa, que nos permiten llegar a ella. Su punto de partida es la confianza en su intuición, que le otorga el lugar a su manera de abordar la realidad. Un abordaje al cual no le bastan la imagen, la palabra, los agujeros reales o simbólicos, ni los mandatos sociales. Su obra resume la pregunta por el Ser.

Sus cuadros se presentan no como objetos de veneración o de culto sino como instancias de revelación producto del trabajo de indagación sobre la condición humana. Pero la indagación es personal, y revela entonces el momento sutil que resulta del acto de ofrecer nuestro corazón al mundo.

Las obras de Guada mantienen una relación incondicional con su calle, con sus Otros, con sus circunstancias. Su poética interpela un marcado posicionamiento que asevera que no sólo el arte, sino todo acto de ternura, es político. La batalla a dar es nada menos que la batalla de la vida, por los huesos de los padres, por generar las condiciones de posibilidad de un futuro para los hijos nuestros, todos los hijos: para todo aquello que consideremos vulnerable.

Para agendar

Por sus características y atractivo, ambas muestras pueden ser visitadas tanto por adultos como por niños, como asimismo grupos escolares, ya que la experiencia resulta muy placentera para docentes que quieren involucrar a sus alumnos con personajes de la cultura, o con clásicos de la literatura a veces demasiado lejanos al imaginario cotidiano. Los días y horarios son de martes a viernes de 8.30 a 12.30 y de martes a domingo de 16 a 20 con entrada libre y gratuita.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil