Deportes

Un futbolista brasileño abandonó la cancha llorando por un episodio racista en Serbia

Una situación vergonzosa se vivió el último fin de semana en el fútbol de Serbia, en el clásico de Belgrado entre el Partizán y el Rad. Cada vez que el brasileño Everton Luiz, jugador del Partizán, tocaba la pelota, desde la tribuna rival imitaban el sonido de un mono.

Los reiterados actos de discriminación, sumados a una pancarta con insultos para este jugador, hicieron que el volante surgido en Ponte Preta debiera abandonar la cancha llorando. “No pude retener las lágrimas porque recibí insultos racistas durante los 90 minutos de juego”, expresó el futbolista y agregó: “Me quedé impactado por la actitud de los jugadores rivales, que en lugar de calmar la situación, apoyaban ese comportamiento”.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil