Deportes

Rusconi y Zulberti ya viven otra edición del clásico

web_tapa3

Independiente y Unión y Progreso sostendrán mañana, desde las 21.30 en el polideportivo Duggan Martignoni, una nueva edición del clásico del básquetbol tandilense.

Será por la última fecha de la segunda fase del Provincial de Clubes. Los anfitriones, con un lugar asegurado en cuartos de final, irán por el “1” de la tabla general, mientras que los de Villa Italia buscarán una victoria que les permita seguir soñando con evitar el cruce de reclasificación.

Nicolás Rusconi, entrenador de Independiente, y Carlos Zulberti, orientador táctico de Unión, compartieron en la previa sus sensaciones con El Eco de Tandil:

-¿Cómo llega Independiente?
Rusconi: -Bien, venimos teniendo una buena semana de entrenamiento, y el clásico nos encuentra en un buen momento. Esperamos terminar la segunda fase lo más arriba posible. Nos toca llegar como líderes de la general, queremos ganar el clásico para mantenernos allí de cara a lo que viene, que es lo importante.
-¿Se toman como referencia los tres clásicos anteriores de esta temporada?
Zulberti: -No, todos los partidos son completamente distintos. Cuando les ganamos en cancha de Unión fue atípico, se dio un juego así por las condiciones en las que ellos llegaban. En el último, en nuestra cancha, no estuvimos acertados, como nos pasó en las dos últimas fechas. Estamos sufriendo la falta de goleo, algo que no nos venía pasando, en la segunda fase somos el equipo que más anota en todo el torneo. En el clásico más reciente, no aprovechamos cuando pasamos al frente a falta de tres minutos y medio para el final, erramos dos o tres bandejas seguidas, e Independiente sí aprovechó. El del viernes va a ser otro juego totalmente distinto, se dará de acuerdo a cómo estén los jugadores.
-Vencieron a Los Andes y Ateneo sin jugar bien. ¿La derrota del último clásico dejó un impacto negativo en lo anímico?
Zulberti: -No, a Los Andes le sacamos 20 en Monte Hermoso, a Ateneo otro tanto en Punta Alta, y después vienen y te complican acá. Son equipos que no tienen nada que perder y juegan con cierta soltura. Los Andes nos complicó armando una zona 2-3, no la metimos, errás dos o tres pelotas, te ponés mal y empezás a desconfiar de lo que podés hacer. Ateneo, lo mismo. El jugador subestima, entramos creyendo que los partidos estaban ganados, yo en la semana les había dicho que tengan cuidado, que no estaba ganado de antemano. Los entrenadores podemos decir mil cosas, pero en la cancha deciden los jugadores.
-Queda claro que a Independiente no lo subestimarán.
Zulberti: -Obviamente. Aparte, depende de las características de cada equipo. A veces es difícil jugar al básquet ante equipos que no lo hacen. Independiente juega al básquet y Unión, lo mismo. Hay otros equipos en los que cualquiera corre, cualquiera la tira, cualquiera hace cualquier cosa. Independiente es más esquematizado, tiene jugadores de jerarquía y sabe a qué juega. Nosotros también los tenemos, aunque a veces se salgan de lo que les pido.
-¿Tu equipo viene funcionando como querés?
Rusconi: -Estoy contento. Por algo tenemos esta cantidad de triunfos en el torneo, se dio por un funcionamiento, por un trabajo sobre todo. No te voy a negar que creo que podemos dar un saltito más en lo que queda de torneo. Nos hemos convertido en un equipo maduro y sólido, es difícil que no quiebren cuando tenemos el control del juego. Tuvimos triunfos importantes como visitantes, ojalá aún no hayamos llegado a nuestro techo. En lo que viene tenemos que dar todo, en la fase regular podés dar un “changüi”.
-¿Las complicaciones que tuvieron para quebrar a El Fortín fue por relajarse o se dio una reacción del rival que es lógica?
Rusconi: -Es algo que nos viene pasando en el torneo. Sacamos una diferencia y en vez de buscar el triunfo por 30, el equipo se amolda a cierto relax, algo que obviamente no nos gusta nada. En varios partidos nos ha hecho sufrir más de lo previsto. Nos pasó con El Fortín, se nos pusieron muy rápido en juego, pudimos cerrarlo bien pero fue duro.
-Si juega, Andrizzi no estará al tope de su condición y se supone que Mateo será la prioridad ofensiva de Independiente. ¿Tiene Unión cómo detenerlo o debe esperar que el necochense no tenga una buena noche?
Zulberti: -Leandro es un arma de doble filo. En el último clásico ya no sabíamos qué hacer para detenerlo. Es un jugador de una enorme jerarquía, creo que debe ser uno de los mejores internos del torneo, junto a Trapote y alguno más. Asimismo, es una bomba de tiempo, el día que está bien es muy difícil de defender, pero cuando está mal juega para el rival, porque quiere seguir tirando, rompiendo, pasa mal la pelota… El es así, es un camión, una topadora. Creo que en la mayoría de los partidos ha estado bien, aparte tiene un equipo que lo hace jugar.
-¿Cómo está Andrizzi?
Rusconi: -Tuvo un esguince bastante grande en el tobillo, con un derrame importante que le alcanzó los dedos. Se hizo estudios y no tiene nada grave, pero es un esguince severo. Esta semana no ha entrenado, sólo ha hecho unos lanzamientos. Ante El Fortín era un partido importante y quizá con un estribo podría haber jugado, pero decidimos cuidarlo. Lo más probable es que no lo utilice.
-Si hoy Unión terminara su campaña, ésta sería catalogada de positiva. ¿Eso es una tranquilidad que disfrutan o algo que los puede llevar a una relajación contraproducente?
Zulberti: -Relajarme, no. Quiero ganar el clásico, terminar esta fase lo más arriba posible y ganar el primer cruce, lo cual sería muy bueno para nosotros. Hay que tener en cuenta que el cruce no será sencillo, sé que en el Norte hay equipos muy fuertes, acostumbrados a jugar en niveles superiores. No voy a permitir, bajo ningún punto de vista, que haya una relajación en el equipo. Si nos toca ganar el clásico, podríamos terminar cuartos o quintos, sería muy bueno después de que la mayoría pensaba que nos quedaríamos en la primera fase.
-¿Tiene cierto predicamento la localía en estos partidos?
Rusconi: -Para mí es importante, nos sentimos muy confiados en nuestra cancha. Desde que me hice cargo de la primera división del club, perdimos sólo un partido en dos temporadas por Provincial. Nos da un plus jugar de local, entrenamos todos los días en el Martignoni, conocemos la cancha, los aros, todo. Después, ambos equipos tenemos jugadores de jerarquía y algunos a los que les gusta jugar con el clima que se vive en los clásicos.
Zulberti: -No creo que la localía sea determinante, sí tiene su relevancia conocer los aros y las dimensiones de la cancha. Pero a nosotros nos ganó Los Andes en nuestra cancha, donde también perdimos el clásico. Con Ateneo no perdimos porque apareció Novara y clavó un par de triples y ante Los Andes remontamos después de estar 18 abajo. Lo mismo le puede pasar a Independiente. Yo veo que Unión juega mejor de visitante que de local, los mejores partidos nuestros fueron fuera de nuestra cancha, aún perdiendo. Con Racing, en Olavarría, perdimos jugando muy bien al básquet. Y de locales hemos ganado partidos jugando mal.
-¿Qué les sugiere que vuelva a haber árbitros de afuera?
Zulberti: -Nada. Que vengan jueces de otras ciudades no te garantiza que vayan a hacer las cosas bien. En el último clásico, Merchan y Fierro dirigieron muy bien, estuvieron a la altura de las circunstancias. Ellos han estado en finales y han mostrado un muy buen nivel, lo mismo que Villacorta.
Rusconi: -Coincido con Carlos, el arbitraje del último clásico fue muy bueno. Cuando terminó el partido, me acerqué y los felicité y les dije que lo hubiera hecho igualmente si me tocaba perder.

Jueces bahienses

Por tercera vez en cuatro clásicos de esta temporada del Provincial, los árbitros no serán de la Asociación de esta ciudad.

Mañana desde las 21.30, en el Duggan Martignoni, los bahienses Emanuel Sánchez y Eduardo Ferreyra serán los encargados de impartir justicia.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

Fernando Izquierdo

Fernando Izquierdo