Deportes

Independiente sacó adelante un exigente debut como local

web_ROJO2

Independiente terminó festejando más de lo que se acostumbra en un torneo Provincial de Clubes que apenas comienza. Pero la alegría de los jugadores en el centro de la cancha se justificó, porque debió hacer un esfuerzo muy grande para sacar adelante un partido complicado y vibrante ante Estrella de Bahía Blanca. El rojinegro apeló a la experiencia de alguno de sus hombres, con Emmanuel Hartstock como el más destacado, para lograr una diferencia que fue mínima en el desarrollo y que se consumó por 87-83.

El equipo de Nicolás Rusconi sabía que tenía un debut muy exigente en casa, y Estella se encargó de confirmarlo. Un clásico equipo bahiense, versátil, con velocidad y técnica, que con un juego a veces caótico puso en problemas al rojinegro en varios pasajes y sólo aflojó en los pasajes finales, en los que el local fue más lúcido.

La paridad se notó desde el comienzo mismo. Juegos similares, en cuanto a la búsqueda de recuperar la pelota y hacer rápido la transición de defensa a ataque, le dieron al juego una gran dinámica e intensidad, aún con los errores lógicos de movimientos tan vertiginosos.

Leandro Mateo comenzó siendo importante en los dos tableros. Aportó puntos con sus posteos y defendió con esmero. Santiago Dilascio condujo con acierto, y buscó la sociedad con Juan Ignacio Mateo para encontrar los caminos al aro bahiense.

Pero el visitante mostró sus cualidades, con una mediacancha que impuso su velocidad y habilidad, de la mano de Mariano Morando y Mariano Trellini. Independiente alternaba una zona con duelos individuales, pero no encontraba la forma de anular los permanentes ataques al aro de los bahienses, que también mostraban una muy buena circulación del balón. El primero cuarto se cerró 22-20, y ya comenzaba a vislumbrarse la paridad que reinaría en todo el juego.

Estrella cambió la base y con el ingreso de Alan Pan ganó intentó presionar a Dilascio para que no condujera con tanta facilidad. Pero el base olavarriense siguió pesando, abrió el segundo cuarto con un triple y enseguida encestó una bandeja para mantener a Independiente arriba.

Con 7’09 en el reloj, comenzó la rotación para el rojinegro, y la incógnita de saber de qué forma el banco podía sostener el ritmo del partido. Con Dilascio y “Juani” Mateo sentados, al equipo le costó encontrar los caminos al gol, y Estrella lo aprovechó. Morando acertó de 3 restando 4’33 para el descanso, y por primera vez puso a su equipo al frente (32-34). Los bahienses se mantuvieron arriba y cerraron mejor la primera parte, con un doble y falta de Pan, que dejó el marcador 34-39.

web_ROJO


El mejor momento rojinegro

Independiente salió muy bien al tercer cuarto. Volvió a aparecer Hartstock y sus puntos importantes, y recortó la desventaja con 5 puntos en poco más de un minuto de juego. En la visita, Pan explotaba su velocidad, pero se excedía en los intentos individuales, y la defensa rojinegra comenzó a afianzarse. Valerio Andrizzi, hasta ese momento sin protagonismo, apareció con dos triples seguidos e inauguró el mejor momento de Independiente en el partido. Con una muy buena defensa y efectividad en ataque, el rojinegro pareció quebrar el desarrollo. Leandro Mateo lucía implacable, cerca del aro y desde larga distancia. Y también aportaba el banco, con triples de Matías Gutkin y el juvenil Alvaro Yarza, poniendo una ventaja máxima de 11 puntos (65-54).

Los bahienses parecían haber perdido el rumbo, y sólo respondían con las corajeadas de Pan o los intentos desesperados de Morando. Pero el juego caótico de Estrella terminó contagiando a Independiente, que entró en la vorágine y dejó que su rival se mantuviera en juego.

Independiente, con los titulares sentados en el banco, no pudo aprovechar de la mejor manera su momento en el partido, y el tercer cuarto se cerró con una diferencia más fina que lo esperado (66-58).

Rusconi mantuvo un quinteto alternativo en cancha en el arranque de los 10 minutos finales. Y comenzaron a aparecer los errores y las pérdidas, al tiempo que Estrella retomaba la confianza. En el ataque por ataque, el que sacó mejores réditos fue el visitante, que con dos tiros libres y un triple de Trellini igualó el partido en 68.

Restando 4’32 se fue Leandro Mateo por 5 faltas, y todo pareció complicarse para el local, que sin embargo siguió peleando palmo a palmo el partido. Estrella estaba arriba por dos y se veía mejor plantado en la cancha, pero a 2’35 apareció Harstock con un robo clave y un posterior doble y falta que puso al rojinegro arriba por 80-79. Trellini respondió con un tiro de tres y le devolvió el triunfo parcial a su equipo con 1’35 en el reloj (80-82).
Parecía que los bahienses estaban mejor parados anímicamente para el cierre. Sin embargo, Independiente sacó a relucir su experiencia en momentos decisivos. “Juani” Mateo falló dos tiros libres a 47 segundos del final y perdió la chance de igualar, aunque enseguida Dilascio recuperó una pelota imposible, y en el siguiente ataque apareció un héroe inesperado, porque Jonathan Carabajal aprovechó un posteo y anotó cerca de la canasta para poner arriba al local por uno (83-82). El rojinegro defendió con todo esa pelota clave, la recuperó Mateo y Hasrtsock se ocupó definir todo desde la línea de libres, con su acostumbrada frialdad en momentos importantes.

INDEPENDIENTE 87-ESTRELLA 83

Santiago Dilascio 15
Emmanuel Hartstock 23
Valerio Andrizzi 11
Juan I. Mateo 10
Leandro Mateo 17

Juan Ignacio Ilero 0
Alvaro Yarza 3
Lautaro Lanusse 3
Matias Gutkin 3
Jonathan Carabajal 2

DT: Nicolás Rusconi

Amílcar Andreanelli 4
Matías Specogna 5
Mariano Trellini 16
Lahuel Silva 7
León Beresovsky 10

Alan Pan 17
Mariano Morando 18
Santiago Quiroga 0
Nahuel Camara 6

Claudio Queti

Cancha: Independiente.
Arbitros: Mauro Pereyra y Noel Leguizamón (Mar del Plata)
Parciales: 22-20, 34-39 y 66-58.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil