Deportes

El Rally Mar y Sierras puso quinta en Balcarce

web_rally

El piloto de Chivilcoy, Federico Devoto, mostró credenciales en Balcarce, continuando con su racha positiva, estampando su quinto triunfo en serie, este año, al adjudicarse, de punta a punta, la competencia de Rally Mar y Sierras, en una carrera que comenzó muy luchada con Agustín Mondani, hasta que un palier del Fiat Palio del marplatense se rompió en el último tramo del sábado. Igualmente, tras ganar la etapa del domingo, se afianza en el segundo lugar de la tabla anual de puntajes. El tercer puesto fue para Claudio Robustelli, que estrenó un flamante Peugeot 208, con un festejo en el podio.

Karina Dobal volvió al Rally Mar y Sierras y fue con festejo, porque la tandilense, a bordo de un Mitsubishi Evo VII del Quattrocchio Rally Team, ganó de principio a fin la N4 Light, donde el de Villa La Angostura, Eduardo Lonati, quedó en el segundo puesto.

En la R3T, el puntero del certamen, Ariel Scafati, hizo una carrera perfecta porque fue el único que se llevó una cosecha gruesa de puntos.

Eduardo Durante ganó una carrera por demás de luchada en la divisional A. Sobre el final, el piloto de Chivilcoy prevaleció sobre Juan Soria, con quien había disputado una entretenida carrera, hasta, que sobre el final, el entrerriano chocó una piedra, lo que le ocasionó la rotura de la suspensión delantera, la pérdida de tiempo y la posibilidad de seguir con la lucha por el triunfo hasta el final.

Juan Pablo Zarkovich fue contundente y logró un amplio triunfo en la divisional A Light. Su escolta fue Gonzalo Teruel, que hizo su primera presentación del año y fue firme protagonista.

Sergio Varas, el campeón de dos temporadas en la A Histórica, volvió al triunfo en la divisional con el Fiat Regatta, sumando su segundo podio consecutivo desde su regreso en Lezama. Jorge Ducasse fue su escolta y Enrique Tetaz se ubicó tercero.

En la N3, Alfredo Davila logró su segundo triunfo consecutivo, lo que le permite distanciarse en la cima del campeonato. El tandilense Pablo Cárcano, navegado por su hijo Enzo, fue segundo tras dos abandonos consecutivos y Carlos Cuevas, en su vuelta tras larga ausencia, fue tercero, esta vez a bordo de un Peugeot 206.

La clase N2 se destacó por la paridad, sobre todo en la primera etapa, donde cuatro protagonistas terminaron encerrados en cinco segundos. El vencedor final fue el castellense radicado en Tandil Pedro Ochoa; el local Santiago Lantella, en su segunda carrera sobre un auto de rally quedó segundo a solo cinco segundos y Fran Sanz completó el trío de la premiación.

Marina Goicoechea triunfó en la N1 y tuvo su rápida revancha del mal momento vivido en Lezama, donde protagonizó un fuerte vuelco y, estrenando un VW Gol, superó a Agustín Figliuolo, puntero durante gran parte de la carrera. Martín Nucciarone quedó tercero y festejó de local.

En la ZM, Ariel Magro logró su primera victoria del año, seguido por Diego Prina, que toma más distancia en el certamen.

Excelente marco que los caminos serranos y el autódromo Juan Manuel Fangio le brindaron al espectáculo, gracias a un gran trabajo de la Municipalidad, la Asociación Autódromo y los pilotos balcarceños. Todo estuvo en condiciones, a pesar de los inconvenientes que las lluvias han ocasionado este año.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil