Deportes

Diego Simon y otra exitosa experiencia por Europa

web_diego

Diego Simon sigue forjando una notable carrera deportiva que alcanza meritorios resultados en el ámbito internacional.

El atleta tandilense emprendió días atrás un nuevo viaje a Europa para participar en dos competencias en la montaña, en el marco del evento Transvulcania, desarrollada en las Islas Canarias españolas.

El jueves 11 brilló con un quinto puesto en el Kilómetro Vertical y el último sábado, con menos de dos días de descanso, llegó séptimo en la prueba de 24 kilómetros.

Sendas performances superaron ampliamente las expectativas del “keniata rubio”, quien a su regreso a la ciudad dialogó con El Eco de Tandil:

En el comienzo de su repaso, Simon contó que “el quinto puesto me sorprendió, sabía que iban a estar los mejores del mundo, a la mayoría de ellos los conocía, son atletas de mucho renombre. Mi objetivo era estar entre los veinte primeros. El Kilómetro Vertical es una prueba contrarreloj, detrás de mí quedaban por largar 22 atletas de elite y hasta antes que larguen yo iba primero. Me sentía bien pero no para pensar que iba primero, igual restaban llegar esos 22 atletas, sospechaba que con mi marca podía quedar entre los quince, lograrlo era cumplir el objetivo y me pondría muy feliz. Y terminé siendo quinto, muy por encima de mis expectativas.

-¿Cómo te enteraste del resultado final?
-Cuando venía bajando me crucé con unos argentinos que se acercaron a felicitarme, ellos sabían de mi quinto puesto porque venían siguiendo los resultados por las aplicaciones en el celular. Cuando me dijeron que había sido quinto no lo podía creer. Sabía que mi tiempo había sido bueno porque había estado chequeando los de años anteriores, pero no creí que quedaría tan adelante. También podía ser que hubiesen acortado el circuito.

-¿Al ser una prueba en la que se larga individualmente perdés el parámetro respecto al ritmo que debés sostener?
-Sí, perdés mucha referencia. Más en mi caso, que corría el Kilómetro Vertical por primera vez. Yo suelo manejar bien la administración de mis energías, conozco mis sensaciones y en base a ello tengo claro cuando dar más cuando menos. Me daba la impresión de que mi ritmo era bueno porque pasé muchos corredores, unos cuarenta, y nadie me pasó a mí. Es increíble cómo te empuja la gente con su aliento, se hace un cordón humano que te alienta muchísimo y no hay manera de que aflojes, nunca viví tanto aliento. En todo el recorrido tenés gente que grita de una manera increíble, algunos al ver mi remera me gritaban “vamos, Argentina”. Es algo que te motiva mucho.

-¿Cómo preparaste la carrera teniendo en cuenta que en Tandil no tenés esas condiciones de terreno?
-Es complicadísimo prepararlo en la ciudad. Cuando terminó la carrera, me hicieron notas de medios españoles y de otros países, y no podían creer que en Tandil entrenara en sierras de 300 metros, para ellos no es nada esa altura. También les resultó llamativo que fuera mi primera vez en el Kilómetro Vertical. Yo entrené mucho en Sierras de las Animas, lo más alto que tenemos. Repetí subidas y bajadas, pero no es lo mismo porque no hacés un ascenso continuo como me tocó allá. Acá subo en seis minutos y ya tengo que descender, cuando en España me llevó cincuenta y dos. También hice mucho trabajo en el gimnasio, lo cual me mejoró mucho. En el llano hice trabajo de velocidad, de esa forma trabajás el mismo gasto de energía que yendo más lento en una subida. Es algo que te permite trabajar con el lactato alto y a realizar su remoción.

-¿Tuviste claro el ritmo que debías sostener o en algún momento notaste que te estabas apresurando o demorando?
-En el kilómetro 3 sentí que le había errado en la salida porque largué muy fuerte y sentí un cansancio tremendo. Pero pude aguantar incluso manteniendo el ritmo. Eso sí, sufriendo y mucha garra, tuve náuseas unos 400 metros antes de llegar por el lactato alto que llevaba. Le metí garra y pude superar ese momento que creo que todos los atletas de punta tuvieron en esta carrera, es una prueba en la que vas sufriendo desde el kilómetro 0 hasta la llegada. Se corre con una alta frecuencia cardíaca, al igual que el lactato. Estás en el límite entre abandonar y meter una gran carrera.

-¿Cuán lejos tuyo llegaron los primeros cuatro?
-El primero (el noruego Stian Angermund-Vik) hizo casi 47’22”, quedé a cuatro minutos y medio. Es el mejor del mundo de la especialidad, ha ganado todo. El segundo, el español Luis Hernando, me sacó dos minutos y fracción, y el tercero, el colombiano Saúl Padua me aventajó por 1’20”. Y el cuarto, un checo que ha sido campeón mundial, me sacó un minuto. Pensé que me iban a sacar una diferencia mucho mayor. Estoy muy satisfecho, teniendo en cuenta que fue mi primer Kilómetro Vertical, para el que no entrené en las mejores condiciones.

web_simon

-¿A priori tu objetivo estaba vinculado a determinada marca o a una posición específica?
-El puesto era lo importante, quería estar entre los 20 ó 25, era importante al tratarse de una Copa del Mundo. No esperaba este resultado. A la competencia llegué con una mochilita con una remera para cambiarme la de la carrera. Y me terminé quedando hasta muy tarde porque entré en la premiación y me hicieron muchas notas porque di la sorpresa, no esperaban ver quinto a alguien desconocido.

-¿Lograr un resultado tan auspicioso e inesperado en una especialidad en la que no sos habitué te hace pensar en reformular tu entrenamiento y hasta tu calendario?
-Obviamente, esto me motiva un montón para seguir adelante. Está el circuito mundial de Kilómetro Vertical y tengo ganas de entrenar un poco más sobre esta distancia específica. Me gustaría participar el año próximo de ese circuito, son unas diez carreras por todo Europa. Hace poco tiempo estoy entrenando con Marco De Gasperi, un italiano que ha sido seis veces campeón del mundo. El manejará mi calendario.

Los 24 kilómetros

Un día y medio después de su intervención en el Kilómetro Vertical, Diego Simon quiso aprovechar su estadía en España para competir también en los 24 kilómetros de Transvulcania. Logró en este caso el séptimo puesto, con un registro de 2h.28’27”.

-¿Cómo fue esta media maratón?
-Los primeros 18 kilómetros fueron durísimos, con un ascenso de 2.100 metros y un descenso de 600, no parás de subir. Sentí el cansancio del Kilómetro Vertical. Mi idea era estar pleno para la primera carrera y la segunda correrla para aprovechar que estaba allí. Sabía que no iba a estar en las mejores condiciones y lo sentí desde el comienzo, mis piernas no tenían la mejor reacción. Igualmente, llegué séptimo, muy cerca del sexto, superando ampliamente mis expectativas porque tenía la idea de llegar entre los quince primeros.

-¿Podías pensar en un triunfo en caso de llegar en plenitud?
-Ganar no, pero quizá podría haber quedado entre los tres o cuatro primeros. Los dos primeros se cortaron un poquito pero después los demás llegamos cerca entre nosotros.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

Fernando Izquierdo

Fernando Izquierdo