Deportes

Del Potro debió esforzarse para superar a Dzumhur

web_delpo

Juan Martín Del Potro, la mejor raqueta argentina, accedió anoche a los cuartos de final del ATP 250 de tenis de Delray Beach (cemento, 534.625 dólares en premios), al doblegar en tres sets al bosnio Damir Dzumhur, en un encuentro más reñido de lo esperado.

El jugador tandilense, uno de los artífices del título que el equipo de Argentina consiguió en noviembre pasado para quedarse por primera vez en la historia con la Copa Davis, se impuso con parciales de 7-6 (7-5 en el tie break), 4-6 y 6-3.

Del Potro, ubicado en la colocación 42 del ranking mundial ATP, se sacó de encima un rival complicado como Dzumhur (79) y ahora se topará hoy con el campeón defensor, el local Sam Querrey (alrededor de las 22), quien eliminó a su compatriota Jared Donaldson (100), por 6-2 y 6-3.

Durante la última edición, Querrey venció a la denominada ‘Torre de Tandil’ en semifinales, por un doble 7-5. El tandilense quebró en el arranque y, con una derecha firme y sin fisuras, tomó distancia 4-2 en el primer set.
Sin embargo, el campeón del Abierto de los Estados Unidos 2009 empezó a perder consistencia con su servicio y permitió que el bosnio igualara la pizarra 4-4, tras romper en el octavo game.

Dzumhur se adelantó 5-4 en el tanteador y tuvo un set point en 5-4 que el argentino pudo salvar con gran determinación (5-5) para estirar la definición.

El tenista europeo logró evitar un quiebre al siguiente juego, tomó ventaja 6-5 y luego Del Potro llevó el primer set al tie break.

En la definición rápida hubo paridad extrema, nuevamente, y el tandilense terminó quedándose con el parcial con un ajustado 7-5.

En el segundo parcial, Del Potro parecía encaminar la situación cuando quedó 3-1 arriba, tras quebrar saque en el cuarto game. Pero el bosnio no se relajó, pudo establecer la igualdad 3-3 y luego mantuvo su saque en cero para quedar 4-4.

El servicio de Del Potro continuó con dificultades, hubo una doble falta y Dzumhur se situó adelante 5-4, para luego reforzar el quiebre y nivelar en sets con su saque (6-4).

El tercer y último capítulo continuó parejo hasta que el bosnio se equivocó con el saque en el sexto juego y Del Potro, campeón en este certamen en la edición 2011, tomó diferencias por 4-2.

A partir de allí, el bonaerense sacó a relucir la eficacia de su primer servicio y terminó imponiéndose en un partido que le demandó mayor esfuerzo del imaginado.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil