Deportes

Camio, el más rojinegro de los rojinegros

web_tapa3

Si Gerard Piqué fue definido alguna vez como “el más catalán de los catalanes”, en Tandil, la plena identificación de Martín Camio con Independiente podría ligarlo al apelativo de “más rojinegro de los rojinegros”.

El zaguero es un símbolo del club de la avenida Avellaneda, que lo albergó desde bien chico. “A los tres años ya andaba por acá, porque mi abuela limpiaba y cuidaba los vestuarios de la pileta. Al fútbol empecé a jugar en baby, un año antes del infantil. Y desde ahí siempre en Independiente, salvo en 2015 cuando fuimos a Huracán Ciclista de Gonzales Chaves, junto con Jona Muriel, el Rusito Veloz y Cacheta Paz”, cuenta instalado en la tribuna del Berroeta, mientras pibes y grandes están dedicados a sus actividades de fútbol, hockey y tenis llegando a la noche del martes.

“Beto” prepara la tarea para la séptima y sexta división, las que tiene a cargo en Independiente. Y se hace un espacio para charlar sobre la agónica clasificación lograda el lunes frente a Embajadores de Olavarría. Sellada con su ejecución en el decimocuarto penal de la serie en el San Martín, cuando ubicó la pelota contra poste derecho de Maximiliano Barragán y desató el festejo contenido.

-¿Fue una serie más complicada de lo que se esperaba?
-Era un rival difícil, lo sabíamos de conocerlos en la zona. Las dos veces nos plantearon partidos duros, trabados, tratando de presionar para impedir que jugáramos. Supieron aprovechar nuestros errores en los dos partidos del cruce, aunque terminamos clasificando.
-¿Qué responsabilidad tuvo Independiente para no haber alcanzado su nivel?
-La responsabilidad nuestra fue que estuvimos mal en ambos partidos. El primer juego se complicó porque había llovido mucho, los dos equipos tirábamos pelotazos y dos errores nuestros nos costaron la derrota.
Para la revancha quisimos hacer nuestro juego de siempre, con posesión de pelota e incorporando gente al ataque. Pero nos volvió a tocar una mala noche y estuvimos imprecisos.
-¿En qué medida condicionó recibir un gol tempranero?
-Bastante, porque en los siguientes minutos no respondimos. Nos costó inquietar, por suerte llegó el empate y quedamos a tiro de los penales.
-¿En algún momento pensaste que quedaban afuera? Embajadores tuvo un par de contras para liquidarlo.
-Sí, porque el segundo tiempo fue similar. Aunque tuvimos un poco más de empuje, que fue lo que nos llevó a ganar el partido y forzar los penales. Ellos no supieron aprovechar sus momentos y nosotros sí. Pero tenemos claro que no estamos acostumbrados a jugar mal y esta vez jugamos mal.
-En los penales también les tocó quedar abajo…
-Sí, contamos con ese toque de suerte que se necesita a veces. El año pasado nos tocó ir ganando una definición por penales (con All Boys de Santa Rosa) y terminamos derrotados.
-¿Estos mano a mano son muy diferentes al resto del torneo?
-Es un torneo aparte. Si te equivocás, tenés menos posibilidades de revertirlo. Dentro de eso, nosotros no jugamos bien estos partidos y sin embargo logramos la clasificación.

“Ascender sería
cumplir un sueño”

-Están a dos pasos de ascender. ¿Cómo lo vivís estando tan identificado con Independiente?
-Me tocó sufrir el descenso (2012) y desde entonces el objetivo siempre fue llegar lo más lejos posible. Es una ilusión devolver al club al lugar en que merece estar.
Las eliminaciones han sido decepciones grandes, porque las sufro como jugador y como hincha.
-¿Qué reprentaría ascender con esta camiseta?
-Ascender sería cumplir un sueño. Es así, uno lo vive desde adentro y sería lo máximo
-¿En el ascenso de 2009 dónde estabas?
-Estaba en el plantel, pero no llegué a jugar. Hubo un partido de la zona que jugaron muchos chicos y justo nos habíamos ido de vacaciones una semana con Gonzalo Casas, así que no estuvimos convocados.
-¿Lo disfrutaste como hincha?
-Como jugador, viniendo a entrenar y aprendiendo de los más grandes. Y como hincha también, yendo a la mayor cantidad posible de partidos. De chico fui muy seguidor, de haber visto jugar a grandes como Alvarez Castillo, Cisilino, Chopi Izquierdo, Cacheta Roldán que actualmente es un amigo.

“Racing tiene jerarquía”

-Se viene Racing. ¿Será un rival muy distinto a Embajadores?
-Lo vi jugar contra Unicén. Me parece que es un equipo de mayor jerarquía, con gente grande, que puede jugar y pelear. Racing intenta ser protagonista y eso nos puede beneficiar a nosotros.
-¿Jugar en el San Martín los beneficia, más allá de que el lunes jugaron mal en esa cancha?
-Creo que en general es beneficioso jugar en el estadio. En el club, la cancha es más chica y el rival que se mete atrás te puede complicar, porque te llega más rápido a tu área.
-¿Firmarías una ventaja mínima al cabo del primer partido?
-Sí, ganar sería un buen resultado, por la diferencia que sea.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

Fernando Uranga

Fernando Uranga